CONGRESO EXTRAORDINARIO EN MAYO

Rosa Díez deja fuera de juego a los 'críticos' y aplaza cualquier cambio en UPyD

Superó la crisis de liderazgo y calló las voces del sector crítico que durante la última semana pidieron su dimisión. Díez seguirá al frente de UPyD por lo menos hasta las elecciones autonómicas

Foto: Rosa Díez, dirigente de UPyD, durante la reunión del Consejo Político (Efe)
Rosa Díez, dirigente de UPyD, durante la reunión del Consejo Político (Efe)

La victoria que ayer consiguió Rosa Díez en el Consejo Político Extraordinario celebrado en Madrid dio un balón de oxígeno a la jefa de UPyD. Gracias al gran respaldo que los militantes le concedieron -82 votos de los 130-, Díez seguirá al frente del liderazgo en el partido por lo menos hasta finales de mayo. El sector crítico, representado por Toni Cantó, ya que Irene Lozano y Álvaro Anchuelo no estuvieron presentes en el cónclave por haber dimitido del Consejo de Dirección días antes, resultó el gran derrotado de la jornada.

Díez pidió “todo el apoyo” a su partido para seguir dirigiendo un proyecto que es, según ella, “más necesario que nunca para los españoles y para la regeneración de España”. Y lo consiguió. Lo que ayer se votaba era en realidad una sencilla resolución que comprendía los principales puntos de la estrategia con la que UPyD afrontará la próxima cita electoral de mayo. Sin embargo, después del estrepitoso fracaso que la formación magenta obtuvo en las elecciones andaluzas del 20 de marzo, algunos miembros del partido, ahora denominados ‘los críticos’, pidieron un cambio de rumbo, empezando por la líder, para garantizar la continuidad y supervivencia del proyecto. Por eso, la cita de ayer en la calle Pez Volador se convirtió en toda una moción de confianza. El propio Andrés Herzog, ahora hombre fiel de Díez y recién nombrado portavoz adjunto, lo reconocía ante los medios: “Nos jugamos mucho. Podemos salir reforzados o todo lo contrario”, aseguró.

El sector crítico sonaba con fuerza y creía tener más peso que el de los 38 votos que obtuvo en el Consejo. Pero fuentes internas del partido aseguran que la verdadera clave del respaldo a Rosa Díez en la votación está en el compromiso de convocar un Congreso Extraordinario en sustitución de la conferencia política que estaba prevista de cara a las elecciones generales. Este Congreso será la verdadera hoja de ruta para el futuro del partido y de él saldrá elegida la nueva cúpula directiva, el programa electoral final y, sobre todo, el candidato de UPyD a la presidencia de España. La propia Rosa Díez confesó que muchos militantes solicitaron esta convocatoria –en total hubo 62 intervenciones– y esa insistencia fue la que los “convenció” de que era lo mejor.

El diputado Toni Cantó. (Efe)
El diputado Toni Cantó. (Efe)

En el aire queda sin embargo el futuro a medio plazo de la propia líder magenta. Porque en los próximos dos meses quedó claro que será ella quién dirigirá el partido y que su liderazgo se centrará en los candidatos para las autonómicas: “No voy a perder ni medio minuto en otra cosa”, afirmó. De hecho, quiso insistir en que el debate sobre el futuro del partido queda completamente aplazado hasta que se celebren los comicios del 24 de mayo. Sólo entonces se reabrirán las conversaciones internas sobre el cambio de rumbo de UPyD y hasta ese momento tampoco aclarará su porvenir, ya que en ningún caso se refirió a si optará de nuevo al liderazgo del partido o, si llegado ese momento, se hará a un lado.

Rechazo frontal a los pactos con Ciudadanos

Además del relevo de la líder, la posibilidad de pactar con el grupo de Albert Rivera era el otro plan en el que el sector crítico ha estado trabajando estos últimos días. El propio Cantó planteó en su intervención ayer la posibilidad de llevar a cabo “pactos puntuales” con Ciudadanos para constituir una opción política más fuerte. Y matizó: “No hablo de una fusión”. Pero Rosa Díez reiteró la “necesaria autonomía” que en su opinión UPyD debe mantener y rechazó por completo cualquier tipo de pacto preelectoral: no habrá acuerdos ni candidaturas conjuntas en los próximos comicios. En palabras de la portavoz, “estamos dispuestos a todos los cambios necesarios salvo a dejar de ser un partido que decide libremente qué hace y cómo lo hace". 

Esos cambios, sin embargo, no llegarán por el momento. Aunque algunos miembros aseguraron que Díez hizo autocrítica en su intervención, el partido no registrará a priori grandes novedades. Ahora está por ver el camino por el que optarán los miembros del sector crítico. La líder se mostró partidaria de que todos ellos “sigan trabajando por el bien del partido” y defendió los debates “críticos y democráticos” en alusión al discurso de Cantó, Lozano y Anchuelo de la última semana. Sin embargo, después de que el diputado valenciano afirmara en el Consejo que ya no se siente representado por Rosa Díez, parece evidente la posibilidad de que en los próximos días, tanto él como sus compañeros, formalicen su baja en el partido.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios