Tragedia de avión en Francia: "Pocas profesiones están tan controladas", sobre todo antes de lograr la licencia
  1. España
más relajación en los controles periódicos

Tragedia de avión en Francia: "Pocas profesiones están tan controladas", sobre todo antes de lograr la licencia

Los controles más férreos se realizan antes de que el futuro piloto comience sus estudios, a pesar de que la licencia se renueva cada año. ¿Son lo suficientemente duros los controles médicos?

placeholder Foto: Interior de la Terminal T4 de Barajas (EFE)
Interior de la Terminal T4 de Barajas (EFE)

Nadie se explica qué le pudo pasar a Andreas Lubitz, el copiloto del vuelo 4U9525 de Germanwings, para que decidiera estrellar el avión contra las montañas, según las primeras informaciones que ha facilitado el fiscal que investiga el accidente aéreo. Si las hipótesis se cumplen, la siguiente pregunta es: ¿nadie detectó las intenciones de Lubitz? ¿Ni siquiera los test psicológicos?

Toda persona que quiera ser piloto debe pasar unas pruebas psicofísicas para conseguir un certificado que garanticeque es apto para desarrollar su profesión. Ese primer examen se realiza antes de comenzar los estudios y sólo en los centros autorizados por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), apenas 15 en toda España. Después, deberá renovar su reconocimiento médico con examinadores aéreos autorizados.

La doctora María Dolores Pérez-Chao es una ellas.“Las pruebas son más exhaustivas la primera vez que se hacen, es decir, antes de conseguir la licencia”, explica. Además de las físicas –análisis de sangre, orina, detección de drogas, etc.–, los futuros pilotos deben pasar por un psicólogo. Pérez-Chaos certifica, sin embargo, que “cualquier persona normal puede superarlas, si es estable y tiene una capacidad cognitiva normal”.

Una vez pasado este examen, el piloto deberá hacerse revisiones periódicas. “Pueden ser cada año o en menos tiempo, depende de la persona y de la edad”. A partir de los 40 ese examen es cada seis meses. En la renovación del certificado, es el examinador médico autorizado por la AESA quien debe encargarse de enviar al piloto al psicólogo u otro especialista si encuentra alguna anomalía.

placeholder Simulador de vuelo del avión de combate Boeing F/A-18E/F Super Hornet . (Efe)

Renovaciones menos duras

Adrián Ambrosio publicó en su blog el día 24 de marzo que acababa de licenciarse como piloto comercial, el mismo día del accidente del avión en Francia. “Vaya casualidad”, lamenta. Adrián comenzó a estudiar para ser piloto comercial en 2008 y fue entonces cuando tuvo que pasar el reconocimiento médicomás exhaustivo, incluido un psicotécnico. “En él te preguntaban si habías pensado en suicidarte o en autolesionarte, además de otras tantas cuestiones”, explica el recién licenciado.

Adrián recuerda que las pruebas fueron más exhaustivas entonces, antes de comenzar el curso de piloto. Cuando renovó su reconocimiento llamado de clase 1, el de los pilotos comerciales,volvieron a repetirse pruebas de agudeza visual o análisis de orina, pero no el test psicotécnico. “El médico te hace ciertas preguntas, pero no recuerdo que fueran tan duras como las primeras”, apunta.

'Pocas profesiones están tan controladas como la de los pilotos. No podemos pedir más, porque sería imposible y no tendría sentido'

Mario Fandiño, médico examinador aéreo, discrepa, sin embargo, con la posibilidad de renovar la forma de verificar si un piloto es apto o no tras el accidente de Francia. “Pocas profesiones están tan controladas como la de los pilotos”, señala.Recuerda que se les controla cada año, cada seis meses cuando se cumple cierta edad, “y luego tienen que pasar los filtros de las compañías aéreas”.

“En el primer examen hay un psiquiatra, un cardiólogo, un oftalmólogo, un otorrino y un médico examinador que firma el documento de apto. Cuando renuevan sus pruebas médicas sólo está el examinador, pero en ese análisis hay 179 ítems”, aclara Fandiño.

No podemos pedir más controles, porque sería imposible y no tendría sentido”. El examinador explica que, aunque al copiloto del avión siniestrado se le hubiera hecho un examen el día anterior al siniestro, “si tenía la intención de hacer lo que ha hecho, no habría salido reflejado”. Y lo explica asegurando que “aunque tú te hicieras una prueba cardiológica hoy, mañana te podría dar un infarto”.

También cabe mencionar el control que sufren los médicos examinadores. “Realizamos un examen de la AESA, tenemos que hacer cursos de reciclaje, renovar nuestra licencia cada tres años y demostrar que seguimos siendo capaces de examinar a los pilotos”, aclara. La AESA revisa, además, los centros autorizados, las pruebas realizadas y los historiales médicos.

Pilotos Tragedia del avión de Germanwings Germanwings Psicología Airbus A320 Andreas Lubitz
El redactor recomienda