Accidente de avión en Francia: Estas son las víctimas españolas de la tragedia
  1. España
GEOGRAFÍA DE UN LUTO NACIONAL

Accidente de avión en Francia: Estas son las víctimas españolas de la tragedia

España está de luto. Muchos pasajeros eran empresarios de Gerona y Barcelona. Otros viajaban por motivos personales. Era el caso de una joven de Jaca y su bebé o una soriana casada con un alemán

placeholder Foto:

España está de luto. Fue decretado de forma oficial por el Gobierno este miércoles durante tres días pero, incluso antes de eso, el país ya se había teñido de dolor y lágrimas. De los 150 fallecidos en el trágico accidente de avión, al menos 50 víctimas son españolas, según ha expresado en la mañana de este jueves el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez. La cifra sigue siendo provisional hasta que se consigan identificar todos los pasajeros que iban a bordo del Airbus-A320 que se estrelló contra el macizo de los Trois-Évêchés.

Detrás de cada víctima hay una historia que contar. El vuelo 4U9525 cubría el trayecto de Barcelona a Düsseldorf y según la fiscalía de Marsella, el copiloto pudo estrellarlo de manera intencionada. Muchos de los viajeros eran empresarios que acudían a feria alemana Anuga FoodTec 2015 en la ciudad de Colonia, a 50 kilómetros del aeropuerto de destino. Otros se desplazaban hasta allí por motivos estrictamente personales, visitas a algún familiar o, porque, como otros muchos españoles, actualmente residían en Alemania. Ahora, el objetivo prioritario, como explicó ayer Mariano Rajoy, es “identificar a cada víctima y repatriarla en las mejores condiciones”.

Cataluña, tierra de emprendedores

Muchos de los fallecidos se encontraban en un viaje de empresa. Fue el caso de Manuel Rives, de 52 años, casado y con tres hijos, que era el delegado sindical de la UGT en la planta que la multinacional Delphi tenía en Sant Cugat del Vallès (Barcelona). El otro empleado de Delphi era el navarro Rogelio Oficialdegui, director de Recursos Humanos. Ambos se dirigían a una reunión con el comité europeo en el país germano.

La misma y fatídica suerte corrieron dos directivos de la Fira de Barcelona, un empleado de Bayer y la mujer de otro de los trabajadores de la farmacéutica alemana en Cataluña. También dos jóvenes empleados de la firma de moda Desigual tomaron el vuelo para buscar ubicaciones en Alemania de cara a la apertura de nuevas tiendas. Mireia Serrat y Maria Lluïsa Romans, responsable comercial de exportación de Inoxpa y la mujer del director general de la firma respectivamente, se encontraban en el avión siniestrado. Josep Sabaté Casellas, exempleado de Inditex y actual directivo de Esprit, mantenía su residencia en A Coruña, donde viven su mujer y sus tres hijos, y además esperaba a un cuarto. A estos se unen otros cuatro empleados de NutriSport, ubicada en la localidad barcelonesa de Argentona y dedicada a alimentos y bebidas para deportistas.

Dos trabajadores de la empresa Itram Higiene de Vic iban en el avión. Uno es de origen mexicano licenciado en Química-Farmabiología, se doctoró en la Universidad Autónoma de Barcelona en Ingeniería de los Alimentos y hacía doce años que vivía en Barcelona. La otra es una consultora externa en exportación, vecina de Mollet (Barcelona) y madre de dos hijas. También ha perdido la vida el director general de la empresa Mimasa de Cornellà del Terri (Gerona), Carles Milla.

Enric Guiot Chacón, natural de Reus, casado y con dos hijos, era el director comercial de la empresa GC&WEPA, con sede en Ejea de los Caballeros (Zaragoza). También era uno de los socios de un establecimiento muy conocido en la localidad de Tarragona, la lechería Granja Armengol. Viajaba por motivos profesionales a la sede de WEPA, a unos 120 kilómetros al noreste de Düsseldorf.

Oliot: una militante de ERC y dos vecinos

Al menos tres vecinos de esta localidad de Gerona volaban con Germanwings. Una de las víctimas más sonadas, Ariadna Falguera, era la esposa de Lluís Jorda, jefe de gabinete del líder de ERC, Oriol Junqueras, y militante del partido. Viajaba por motivos estrictamente profesionales. Además de otra vecina, un ingeniero de 35 años de Oliot iba también en ese vuelo.

Abuela, madre y nieta de Sant Cugat del Vallès

En el avión siniestrado viajaban una estudiante de sexto de primaria de la escuela concertada Santa Isabel de la localidad de Sant Cugat del Vallès, junto a su madre y su abuela.

También Javier y otros dos vecinos de Badalona, concretamente de los barrios de Nova Lloreda, Montigalà y Llefià, tal y como confirmó el propio alcalde Xavier García Albiol, en su cuenta de Twitter. Badalona se ha unido a los tres días de luto. Los recién casados, Mohamed Tehrioui, de 24 años, y Asmae Ouahoud el Allaoui, de 23, acababan de celebrar su boda en la Ciudad Condal, en la que residían.

Lamentablemente he de confirmaros que ya son tres los vecinos de #badalona víctimas del accidente aéreo de ayer. Una ciudad de luto.

Los dos camioneros murcianos

Fernando Martínez Rubio y Javier Moreno Navarro viajaban juntos. El primero de Águilas y el segundo de Lorca, se dirigían a Alemania a buscar unos camiones que después traerían a España por carretera Las pastelerías Katy, dos populares confiterías ubicadas en el casco urbano de la localidad de Águilas y regentadas por la familia del desaparecido, están cerradas desde el martes.

La valenciana que visitaba a sus hijos de Erasmus

Pilar Vicente, de 55 años, viajaba a Düsseldorf para visitar a sus hijos, que están de Erasmus en la ciudad alemana. Además, una vecina de la localidad valenciana de Torrent, cuya identidad no ha sido facilitada, también iba en el avión.

Una joven de Jaca y su bebé de 7 meses

Marina Bandrés López-Belío, de 37 años, y su bebé de apenas siete meses tomaron este avión para hacer escala y llegar a Manchester. Allí esperaba el marido y padre de ambas, según ha explicado la familia de la fallecida, muy conocida en la localidad de Huesca. Tomaron este vuelo porque no había uno directo hasta su verdadera ciudad de destino, y pensó que lo más rápido era viajar a Düsseldorf y allí coger otro avión. El motivo de su viaje era acudir al funeral de su tío en Zaragoza.

En total perdieron la vida cinco aragoneses. Eduardo Ruiz Calatayud, director general de la planta que la alemana Gerresheimer tiene en Épila (Zaragoza), era parte del pasaje. Igual que Eusebio y Vicente Segundo, dos hermanos del municipio de Urrea de Gaén, en la provincia de Teruel. Ambos eran los dueños de una empresa maderera en María de Huerva. Su familia ha confirmado que tenían previsto coger el vuelo y que no pudieron contactar con ellos tras el accidente.

La soriana casada con un alemán

María de Pablo Nuño tenía 38 años y vivía en Düsseldorf con su marido, de nacionalidad alemana. Era una vecina natural de San Esteban de Gormaz, aunque guarda mucha relación con la localidad de El Burgo de Osma, lugar donde viven sus padres. María impartía clases de idiomas.

Tragedia del avión de Germanwings Germanwings Oriol Junqueras Cataluña Airbus A320
El redactor recomienda