SUBE LIGERAMENTE LA PRESENCIA FEMENINA EN LOS CONSEJOS

¿Igualdad en el Ibex 35? Sólo hay tres mujeres al mando de grandes empresas

La presencia de mujeres en los consejos de administración de las grandes empresas españolas sigue siendo baja e insuficiente. Pero la verdadera asignatura pendiente son los altos cargos ejecutivos

Foto: Ana Patricia Botín (presidenta del Santander), María Dolores Dancausa (consejera delegada de Bankinter) y Vanisha Mittal (consejera ejecutiva de ArcelorMittal)
Ana Patricia Botín (presidenta del Santander), María Dolores Dancausa (consejera delegada de Bankinter) y Vanisha Mittal (consejera ejecutiva de ArcelorMittal)

La presencia de mujeres en los consejos de administración de las grandes empresas españolas ha crecido ligeramente en 2015 al situarse en un 17,32%. Y aunque sigue siendo baja e insuficiente, la verdadera asignatura pendiente en términos de igualdad es la alta dirección. En la actualidad sólo hay tres primeras ejecutivas al frente de compañías del Ibex 35. Ana Patricia Botín (presidenta ejecutiva del Banco Santander), María Dolores Dancausa (consejera delegada de Bankinter) y Vanisha Mittal (consejera ejecutiva ArcelorMittal, cuyo Estado de origen es Luxemburgo).

La dificultad para conciliar, los patrones masculinos presentes en algunas compañías, los sistemas de promoción cuando no son objetivos y la menor visibilidad de las mujeres son las principales barreras que encuentran para asumir un mayor liderazgo, según explica Sara Bieger, presidenta de ISOTES (plataforma que persigue conseguir el 30% de mujeres directivas en el 2020). A pesar de que el 60% de los titulados universitarios en nuestro país son mujeres, los puestos directivos de las grandes compañías ocupados por ellas suponen sólo un 10% del total.

El problema, según la headhunter, es que “muchas empresas no saben ver el talento de las mujeres. Hay que proporcionar más herramientas y no retrasar su desarrollo profesional”. Y el primer paso, continúa Bierger, pasa por “acabar con la cultura del presencialismo” y la idea de que ‘poner facilidades’ a las mujeres, con familia por ejemplo, es quitarles responsabilidad. “Eso con las nuevas tecnologías no tiene cabida. Hay que dejar de pensar en cómo y desde dónde se trabaja y elegir a los responsables de las empresas en función de los resultados”. En la misma línea se expresa a este respecto Ana  Bujaldón, presidenta de Fedepe (Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias): “Deben ser las propias compañías las que interioricen los beneficios estratégicos para su actividad y entidad de contar con más mujeres en cargos de máxima responsabilidad”.

Mónica de Oriol, consejera de OHL e Indra (Efe)
Mónica de Oriol, consejera de OHL e Indra (Efe)

En los Consejos de Administración el panorama no es mucho más optimista. En 2015 el número de consejeras en compañías del Ibex ha ascendido a 80 (73 en realidad porque seis se sientan en distintos consejos), tan sólo dos más que el año pasado, según el informe elaborado por la consultora de Comunicación Atrevia (Inforpress), y la escuela de negocios IESE que presentó esta semana la presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez. Las cifras muestran que el peso relativo del género femenino en los consejos españoles ha crecido este año al situarse en un 17,32% desde el 16,6% de 2014, pero continúa por debajo de la media europea, establecida en el 20,2% por Bruselas.

Promesas no cumplidas

En 2007 se aprobó la Ley Orgánica para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres. Sugería a las grandes empresas incrementar la presencia femenina en los Consejos hasta un 40% en un plazo de ocho años en un ejercicio de responsabilidad social. El plazo acaba este mes de marzo y la situación es la arriba descrita.

Tampoco hay que olvidar el denominado ‘Código Rodríguez’, por el que la presidenta de la CNMV acordó establecer una cuota fija del 30% de mujeres para ocupar puestos en los consejos de administración en cada una de las grandes empresas en un horizonte de seis años, con la firme intención de acercarse al 40% marcado por el Parlamento Europeo para 2020.

Las cotizadas están muy lejos de cumplir esos plazos. Aun así, el ránking según la cuota femenina en los consejos lo encabezan Banco Santander, con cuatro consejeras y Ana Patricia Botín en la presidencia; Red Eléctrica Española, con cinco consejeras de los once que hay, y situándose por tanto como empresa más paritaria de todo el Ibex; e Iberdrola, que también cuenta con cinco mujeres en su órgano. Abertis y Caixabank contemplan cuatro consejeras en su organigrama. En un nivel inferior está el 25% de las compañías, aquellas que sólo cuentan con una sola mujer en su consejo de administración: Amadeus, Bankia, BME, Endesa, Ferrovial, Gamesa, Mediaset, Repsol y Telefónica. Y en lo más bajo de la lista, Técnicas Reunidas, Sacyr y Gas Natural, que suspenden porque son nuevamente las tres únicas empresas que no tienen a ninguna consejera entre sus filas.

Alemania no quiere quedarse atrás. Este viernes el Bundestag aprobó con una amplia mayoría el proyecto de ley de la gran coalición que introducirá la cuota mínima del 30% de mujeres en sus grandes compañías

A la vista de estos datos, Bujaldón (Fedepe) insiste en que el incremento en los propios consejos es “muy lento” y afirma que en ningún caso la situación actual puede considerarse equilibrada o natural respecto a la preparación, experiencia y voluntad por asumir el liderazgo de las mujeres” y cree “necesario analizar por qué dentro de los 43 nuevos nombramientos que se han hecho, sólo 12 son precisamente mujeres”.

Berlín introduce ya la cuota femenina del 30%

Que España se queda atrás con respecto a la media europea tampoco es una novedad. El peso de las mujeres en los consejos de las grandes cotizadas europeas supera el 20% este año. Desde 2010, el porcentaje ha aumentado en un 8%. Francia está a la cabeza del Viejo Continente con un 32,4% de mujeres sentadas en sus consejos de administración.

Y Alemania no quiere quedarse atrás. Este viernes el Bundestag aprobó con una amplia mayoría el proyecto de ley de la gran coalición que introducirá la cuota mínima del 30% de mujeres en sus grandes compañías. La norma fue avalada por votos de conservadores y socialdemócratas tras haberse superado sus discrepancias y afectará a las cúpulas de centenar de empresas que cotizan en bolsa a partir de 2016. "Damos en Alemania un paso histórico", aseguró la ministra de la Familia y la Mujer germana, Manuela Schwesig, quien tras la votación celebró exultante lo que consideró una victoria para el género femenino precisamente en la semana del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, una buena ocasión para recordar e insistir en la importancia de la lucha por la igualdad también en el mundo empresarial.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios