las declaraciones de los responsables del caso

Los comisarios ante el juez: así se fraguó la investigación sobre el ático de González

El Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid investiga, a raíz de una denuncia del dirigente del Partido Popular, a los comisarios que iniciaron las indagaciones sobre su ático de lujo en Marbella

Foto:  Vista de la urbanización Alhambra del Golf 3 en Guadalmina Baja en Marbella (Málaga), donde se encuentra el ático de Ignacio González. (EFE)
Vista de la urbanización Alhambra del Golf 3 en Guadalmina Baja en Marbella (Málaga), donde se encuentra el ático de Ignacio González. (EFE)

El Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 5 de Estepona investiga desde hace dos años y medio la relación del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, con un ático de lujo ubicado en una exclusiva urbanización de Marbella que en 2008 comenzó a disfrutar en régimen de alquiler y, desde 2012, posee en propiedad. Pero en paralelo a ese procedimiento, el Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid investiga a raíz de una denuncia del dirigente del Partido Popular a los responsables de las indagaciones sobre el ático.

González no sólo sostiene que los datos que trascendieron en 2012 sobre su inmueble se habían obtenido de forma ilegal, sin el amparo de un juez, sino que esta misma semana ha acusado públicamente a un comisario de la Policía Nacional, José Villarejo, de haber puesto en marcha la investigación para tratar de frenar su carrera política. El dirigente del PP ha afirmado incluso que Villarejo trató de chantajearle amenazándole con divulgar los resultados de las pesquisas sobre su ático si no retiraba la denuncia del Juzgado número 47 de Plaza de Castilla, algo que el comisario ha negado tajantemente.

Lo cierto es que la denuncia de González ha seguido su curso y el titular del Juzgado número 47, Adolfo Carretero (hermano del director general de Justicia de la Comunidad de Madrid, Agustín Carretero), ya ha tomado declaración a todos los mandos del Ministerio del Interior y de la Policía presuntamente implicados el inicio de las averiguaciones sobre el ático del jefe del Ejecutivo autonómico. Por el momento en el que comenzó la investigación, antes de que el PP ganara las elecciones generales de 2011, la mayoría de los responsables policiales relacionados con el caso ya no desempeñan las mismas funciones. El único de los involucrados en la investigación que no ha declarado es el director adjunto operativo (DAO) de la Policía durante la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero, el comisario Miguel Ángel Fernández-Chico, que falleció tras una larga enfermedad en enero de 2012.

Contenido de las declaraciones

Este diario ha accedido al contenido íntegro de las declaraciones ante el titular del Juzgado número 47 de Plaza de Castilla de los mandos de Interior y de la Policía de la época involucrados en el caso. Según se desprende de sus afirmaciones, Fernández-Chico y Villarejo encargaron en el verano de 2011 al comisario de Marbella, Agapito Hermes de Dios, que pusiera a un grupo de agentes a investigar con el máximo sigilo posible el vínculo de González con el ático en el que veraneaba desde 2008. Hermes comenzó las averiguaciones e informó del resultado de sus pesquisas a Fernández-Chico en noviembre de 2011. Asimismo, tres meses después, envió otro resumen de las actuaciones a Villarejo tras recibir una petición de este. Cuando el nuevo DAO de la Policía, Eugenio Pino, descubrió en marzo de 2012 por la prensa la existencia de esta investigación, la paralizó tras comprobar que no contaba con autorización judicial.

En su comparecencia ante el juez, los mandos policiales admitieron que utilizaron correos electrónicos personales para coordinarse y que decidieron no dejar constancia por escrito de las órdenes relacionadas con esta investigación, aunque aseguraron que es una práctica habitual en el funcionamiento del cuerpo. A continuación se extractan los puntos más destacados de sus declaraciones.

1. Agapito Hermes de Dios, el comisario de Marbella que recibió la orden de investigar el ático y recabó los primeros datos.

“Preguntado quién le ordenó los seguimientos e informes por los que ha sido imputado, dice que fue el sr. Fernández-Chico. Que se le ordenó que comprobara la propiedad del ático de Marbella que ocupaba, como inquilino, el Sr. González y lo que hubiera en torno a él, quién entraba en el ático”.

“Según le contaron, es una información [la del ático] que provenía del caso Gürtel en el que una persona le daba información a Fernández-Chico sobre que el Sr. González podría haber cobrado unas comisiones ilegales, entre las cuales podría estar el ático de Marbella”.

“Preguntado si no le parece anormal la orden que recibió del señor Fernández-Chico, dice que es una orden excepcional y a veces se ha hecho, pero siempre de forma muy discreta”.

“Preguntado si conoce los protocolos de la Policía dice que sí y manifiesta que el principio de jerarquía faculta al DAO para dar las órdenes que estime pertinentes. Que él pidió una justificación y le dieron la explicación del caso Gürtel”.

“Repreguntado si no le parece raro que se le diera esta orden saltándose toda la pirámide jerárquica dice que nunca se ha saltado la pirámide jerárquica y se le dijo que no dijera nada de esta investigación, y quiere manifestar que no es la primera vez que se le ha dado una orden de este tipo. Que claro que le pareció rara la orden, pero de haber tenido alguna duda de que era una orden ilegal no la hubiera llevado a cabo. Creyó a su jefe y por eso llevó a cabo lo que le ordenaron”.

“La orden fue verbal en una reunión en Madrid donde estaba presente Villarejo y reportaba los resultados directamente al Sr. Fernández-Chico (...) Que le facilitaba resúmenes”.

“Que además de entregar los resultados de la investigación a Fernández-Chico y a Villarejo no le dio ningún resultado a ninguna otra persona”.

“Que el encargo inicial fue una llamada telefónica del Sr. Villarejo realizada a finales de julio de 2011 que le pedía que viniera a Madrid y aquí se encontró con Fernández-Chico y la solicitud era de quién era la propiedad del ático de Marbella y quién hacía uso de él. Que le comentaron que en Gürtel había aparecido el tema del ático y antes de judicializar la información querían asegurarse de su veracidad”.

“Que le pidió al Sr. Fernández-Chico que le mandara una orden (…) Preguntado si no le parece extraño que el Sr. Villarejo le mande esta orden por Hotmail y no por el servidor oficial de la Policía dice que no le parece normal aunque tampoco lo encuentra excepcional. Por lo mismo él también utilizó el servidor de Gmail. Que creía que con eso se protegían más los datos”.

“Que el Sr. Fernández-Chico le ordenó que no se registrara esta operación en ninguna base de datos hasta que él lo dijera”.

2. José Villarejo, el comisario de información que según González puso en marcha la investigación y trató de chantajearle.

“Que no dije a Fernández-Chico que tuviese datos o sospechas sobre Ignacio González. Que fue Fernández-Chico el que me dijo que había cierta información sobre este señor, aunque era muy reservado con estas informaciones y no concretó nada al respecto”,

“Que no es normal que este tipo de investigaciones se encarguen a un encargado de una comisaría local, aunque tampoco es excepcional. Que Hermes de Dios no me dijo nada en concreto acerca de la titularidad del inmueble del Sr. González”.

“Que me parece que es lo suficientemente grave como para plasmar por escrito las órdenes. Pero entiendo que Fernández-Chico, hombre puntilloso y que no quería que se dijese que la Policía estaba al servicio de un partido, prefirió, estando próximas las elecciones, seguir haciendo las cosas de manera reservada”.

“Que Fernández-Chico no dio la orden a nadie por encima de la cadena jerárquica de Hermes de Dios, pues era un hombre muy obsesionado con las filtraciones, y trataba de evitar que estas se produjeran”.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. (EFE)
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. (EFE)

“Que cuando recibió Hermes de Dios la orden de Fernández-Chico fue en julio de 2011. Al él le dijo que quería que investigase el origen del inmueble de Marbella por si había algo ilícito, que estaba alquilado a la esposa de un político. Y se las dio a él porque era el comisario de allí”.

[Tras mostrarle el correo de Hotmail que envió al comisario de Marbella, Agapito Hermes de Dios] “Que es normal la utilización de las cuentas ajenas a la Policía para evitar filtraciones. Que siguiendo las instrucciones de Fernández-Chico, le doy las indicaciones a Hermes de Dios”.

“Que no ordené la investigación ni participé activamente en ella. Que no es normal que se investigue a alguien y que nadie de la cadena de mandos lo sepa, pero tampoco es excepcional, y de hecho sí se hacen verificaciones acerca de posibles hechos que se pudiera tener conocimiento para comprobar su veracidad”.

3. Francisco Javier Velázquez, director general de la Policía y la Guardia Civil durante los años en los que se iniciaron las pesquisas sobre el ático.
 

“Que nunca di ninguna orden al Sr. Fernández-Chico para investigar al Sr. González. Que despachaba con él de temas no operativos. Que a mí jamás el Sr. Fernández-Chico me comentó nada de que diese una orden de investigar al Sr. González”.

“Insisto en que jamás tuve conocimiento de la investigación al Sr. González, aunque me parece extraño que ocurriera. De otros personajes del Partido Popular, incluso con cargos, sí se me informó que estaban siendo investigados, pero de lo de Ignacio González insisto en que no”.

“Es razonable que una investigación se guarde en un soporte documental, máxime cuando era de una materia importante. Normalmente, una investigación por corrupción a un cargo político cualquiera se judicializa de inmediato”.

“Ningún comisario general, ni siquiera el de Policía Judicial, me dijo nunca nada sobre esta investigación”.

4. Justo Tomás Zambrana, secretario de Estado de Seguridad durante los últimos meses del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

“Que en julio de 2011 yo era secretario de Estado de Seguridad, el segundo en el organigrama general. Fernández-Chico dependía de mí a través del director de la Policía, Sr. Velázquez. Que de las investigaciones concretas no se nos daba cuenta y, en concreto, en esa fecha Fernández-Chico ya estaba muy enfermo y despachaba poco con él”.

“Jamás se me dijo nada acerca de investigaciones al Sr. González, ni yo nunca di orden de nada acerca de eso”.

“Que un jefe de Policía no es normal que dé una orden sobre un asunto importante y no lo sepa su superior jerárquico”.

“Que no conozco a Hermes de Dios ni tampoco al comisario Villarejo”.

“Que jamás me dijo nadie que el Sr. González estuviera implicado en la trama Gürtel”.

5. Antonio Camacho, ministro del Interior desde julio de 2011 hasta el final de la última legislatura de Zapatero.

Por su condición de exministro se le autorizó a responder por escrito a las preguntas de las partes. Se limitó a repetir una y otra vez que no tenía conocimiento de la investigación sobre el ático. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios