lucharon con los separatistas en donbass

Detienen a ocho "milicianos" españoles tras combatir en el conflicto de Ucrania

A estos combatientes retornados, quienes enarbolaron la bandera de las Brigadas Internacionales, se les imputan varios delitos, tal y como aseguran desde el Ministerio del Interior

Foto: Detienen a ocho milicianos españoles tras combatir en el conflicto de Ucrania
Detienen a ocho "milicianos" españoles tras combatir en el conflicto de Ucrania

El pasado mes de septiembre, un grupo de españoles -enarbolando la bandera de las Brigadas Internacionales- anunció que iba a desplazarse a Ucrania para combatir al lado de los separatistas en la región de Donbass y hacer frente al "resurgimiento del Cuarto Reich en Europa". 

Militantes españoles combatientes en Ucrania

Ahora, a su vuelta, la Policía Nacional ha detenido a ocho de ellos tras haberles imputado diversos delitos en la que la primera operación policial llevada a cabo en Europa contra las actividades de combatientes extranjeros en el conflicto ucraniano, según informa Ministerio del Interior. A última hora de la tarde del viernes han quedado el libertad tras prestar declaración.

Los detenidos están acusados de delitos de cooperación o complicidad en asesinatos y homicidios llevados a cabo por los grupos y batallones a los que se unieron durante su estancia en territorio ucraniano, así como tenencia y depósito de armas y explosivos.

La Policía estima también que sus actividades pueden ser constitutivas de delitos que comprometen la paz o la independencia del Estado, al tratarse de españoles que al participar en el conflicto armado violentan la neutralidad que España ha de mantener en relación con la comunidad internacional.

Los arrestados regresaron recientemente a España desde Ucrania, adonde se desplazaron en 2014 para incorporarse a los grupos separatistas prorrusos en el bando que lucha por la independencia de las regiones ucranianas de Lugansk y Donetsk.

Los detenidos son R.M.P., A.A.M., A.I.B., S.B.V., A.R.S., B.L.M., H.A.P. y D.S.A. Dos de ellos fueron arrestados en Madrid capital y el resto en la localidad madrileña de Alcorcón, así como en Gijón, Cartagena, Barcelona, Cáceres y Pamplona.

Durante su estancia en Ucrania los ocho españoles compartieron y difundieron a través de las redes sociales su entrenamiento, exhibiendo uniformes paramilitares, fusiles de asalto, artefactos y dispositivos explosivos, manifestándose a favor de la lucha armada de los secesionistas violentos, hechos que han tenido repercusión en la captación y reclutamiento de futuros combatientes.

En el conflicto en el que participaron los detenidos hay cientos de civiles muertos, la mayoría de nacionalidad ucraniana, y algunos de estos actos han sido calificados como acciones terroristas por las autoridades de Ucrania, recuerda el Ministerio del Interior.

Esta operación, que culmina diversas investigaciones de la Comisaría General de Información de la Policía dirigidas por la Fiscalía, es fruto de unas diligencias del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional. 

Ángel, Rafa y la Brigada "Carlos Palomino"

Dos de los españoles detenidos son los combatientes enrolados con los separatistas prorrusos en el batallón Votstok que viajaron hasta Ucrania en coche "dispuestos a todo". Se llaman Ángel (de 22 años) y Rafa (de 27 años) y contaron en una entrevista a "RT" su experiencia en Donestk en donde habían sido recibidos "con los brazos abiertos".

Rafael Muñoz decía ser militante de IU de Asturias y de la UJCE (Unión de Juventudes Comunistas de España) y de distintos movimientos sociales, proanimalistas y ecologistas. Por su parte, Ángel, nacido en Cartagena, aseguraba estar afiliado a una rama juvenil del Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE).

Según declararon, en un primer momento iban a ser tres los españoles que se iban a unir a los rebeldes prorrusos del este de Ucrania pero finalmente sólo llegaron a Kiev los mencionados Rafa y Ángel. El tercer español que viajaba con ellos no pudo llegar a la capital ucraniana por problemas con el pasaporte en el aeropuerto de Barcelona, donde hacían escala procedentes de Madrid.

Pero sin duda, los "combatientes" más aplaudidos por los "internacionalistas" fueron los de la autodenominada "Brigada Carlos Palomino" -en honor al antifascista asesinado en Madrid- que la integraban al menos diez españoles de diferentes ciudades del Estado español.

"Es el cuarto Reich y en Europa la extrema derecha vuelve a resurgir. La clase obrera necesitaba de su ejercito proletario. Y estos son los primeros pasos de su nueva creación. Hermanos proletarios del mundo. No estáis solos", arengaban en su página web.

"Ucrania padece el cáncer del fascismo extendiéndose sobre ella con todo lo que conlleva. La gente que todavía alberga un buen corazón, se ha levantado en armas, formando las Milicias Populares de Autodefensa. Nosotros, los antifascistas del estado español, que hemos visto impotentes como quemaban vivos a nuestros compañeros en Odessa, no nos vamos a quedar mirando", aseveraban.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
39 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios