Revocan el tercer grado concedido a Jose Luis Núñez y su hijo por el caso Hacienda
  1. España
LA FISCALÍA LO SOLICITÓ EL PASADO 16 DE ENERO

Revocan el tercer grado concedido a Jose Luis Núñez y su hijo por el caso Hacienda

El juez de Vigilancia Penitenciaria ha revocado el tercer grado concedido al expresidente del Fútbol Club Barcelona, Josép Lluís Núñez, por la Junta de Tratamiento de la

Foto: Revocan el tercer grado concedido a Jose Luis Núñez y su hijo por el caso Hacienda
Revocan el tercer grado concedido a Jose Luis Núñez y su hijo por el caso Hacienda

El juez de Vigilancia Penitenciaria ha revocado el tercer grado concedido al expresidentedel Fútbol Club Barcelona, JoséLuís Núñez, por la Junta de Tratamiento de la prisión Quatre Camins de Barcelona, después de un mes desde que ingresara en prisión para cumplir dos años y dos meses de cárcel fijados por el Tribunal Supremo por el "caso Hacienda".

El titular del Juzgado ha estimado así el recurso interpuesto por la Fiscalía, que considera que no está cumplida la finalidad de la pena, por el poco tiempo que ha estado interno en prisión para cumplir su condena, igual que su hijo, por sobornar a inspectores para que hicieran la vista gorda en sus inspecciones a las empresas de su grupo empresarial inmobiliario, Núñez y Navarro.

Según explica el auto, que puede ser recurrido ante la Audiencia Provincial, para decidir si se cumplen los requisitos de un penado para disfrutar de un tercer grado es necesaria una "observación minuciosa, rigurosa y precisa", que con el poco tiempo que ha estado en el centro ha sido imposible de realizarse. Es necesario más tiempo de estudio que pemita llegar a una conclusión "fiable, convincente y contrastada que evite toda posibilidad de error o desliz propio de un modo de proceder precipitado y no lo suficientemente reflexivo".

Según recoge la resolución, "la falta de exigencia temporal para acceder al tercer grado exige ponderar en su máxima expresión la relación jurídica delito-naturaleza de la pena en aras a conseguir que la sanción seidentifique por la sociedad en su conjunto y por el destinatario de la misma como efectiva, máxime, se insiste, cuando aún no se tiene ni siquiera extinguida la cuarta parte de la condena, sin que resulteprocedente afirmar, sin incurrir en precipitación (a tenor de los exiguos motivosque contiene la resolución recurrida en este sentido), que ha transcurrido eltiempo de estudio suficiente para obtener un adecuado conocimiento del penado".

El juez explica que el informe psicológico elaborado a Núñez en prisión menciona que el interno reconoce el soborno, aunquecon matices, argumentando que era una práctica de atención al cliente. "Debe dejarse sentado que, a pesar del tiempo transcurrido de los hechos, no parece que haya concienciación alguna en aquél, salvo la meramente instrumental,pudiendo afirmarse que ha persistido una pretensión legítima de evitar, a través de los procedimientos legales, el cumplimiento de la pena impuesta, siendo su último recurso legal el indulto que motivó la solicitud de suspensiónde la pena que finalmente fue rechazada".

Sin efecto reeducador

Por lo tanto, resulta "cuestionable", para el juez, la realidad de la afirmación que se contieneen la resolución recurrida relativa a la asunción de los hechos y el relevante efecto intimidatorio de la pena que los profesionales del equipo de tratamientoconsideran se extrae de la entrevista. "No parece que las actividades realizadasen el marco del tratamiento desde el ingreso en el Centro Penitenciario elpasado 16 de noviembre hayan tenido un efecto reeducador decisivo a los efectos que se comentan, como no podía ser de otro modo, dado el tiempo transcurrido".

Por otro lado, las circunstancias de inserción familiar y social del penado, incluso con posibilidades laborales externas contrastadas, no pueden ser sobrevaloradas como tales en el supuesto objeto de estudio, pues "se llegaría a la absurda conclusión de estar sin más en condiciones de acceder tercer grado caso de concurrir las mismas". De tenerse en cuenta en exclusiva tales circunstancias, se podría generar una "dosis de impunidad delictiva" a quien dispusiera de las mismas, con el consiguiente agravio comparativo para quienes careciesen de ellas.

Caso Hacienda
El redactor recomienda