CONVERTIR MADRID EN UNA SMARTCITY, SU OBSESIÓN

Trabuchelli, el otro candidato de Ciudadanos para Madrid, se enfrenta a Villacís

“En Ciudadanos todos somos motores”. Es una de las frases que más repite Jaime Trabuchelli cuando habla del partido en el que milita desde 2013, cuando decidió meterse de lleno en la política

Foto: El precandidato de Ciudadanos para el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Trabuchelli (EC)
El precandidato de Ciudadanos para el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Trabuchelli (EC)

“En Ciudadanos todos somos motores”. Es una de las frases que más repite Jaime Trabuchelli (Madrid, 1970) cuando habla del partido en el que milita desde 2013, cuando decidió meterse de lleno en el mundo de la política después de 25 años en la empresa privada, para hacer las cosas “muy distintas” de como se han hecho hasta ahora. Un cambio “necesario” que debe ser “real”, y que han de desarrollarlo "partidos nuevos y renovados".

“Regeneración” para este apasionado del coaching y de los estudios de psicología no significa cambiar rostros en grupos que siguen atrincherados a viejas estructuras, “como pasa en PSOE, Izquierda Unida e incluso en el PP con Pablo Casado o Borja Semper”, sino acabar con el clima que propicia los vicios y la corrupción política que los propios partidos se han dedicado a favorecer durante décadas. ¿La solución? “Medidas preventivas”, dice el madrileño, una “batería de iniciativas” que imposibiliten directamente estas prácticas.

Trabuchelli y su rival, Begoña Villacís, son los dos precandidatos que aspiran a liderar el proyecto de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid. Tienen hasta mañana para recoger al menos 134 avales (igual al 10% de los afiliados). Si ambos los consiguen, habrá una votación telemática entre el viernes y sábado tras la que se conocerá por fin el cabeza de lista.

El precandidato madrileño asegura que entre ambos “hay buen rollo” y comparte la filosofía que Albert Rivera voceó el pasado martes en el Círculo de Bellas Artes sobre la 'competencia sana'. Para Trabuchelli, sus enemigos no son los rivales que tiene en el seno del partido o en el resto de agrupaciones políticas, sino “los problemas y las preocupaciones” de los madrileños. Por eso tiene una prioridad en la capital: “Acabar con la red clientelar instaurada en nuestra ciudad”. Es partidario de reestructurar la Administración de arriba abajo: “Sobran asesores, hay que eliminar todas las partidas improductivas, generar riquezas que permitan invertir en políticas sociales y aplicar a la gestión municipal lo mejor de las empresas”.

Jaime Trabuchelli se presenta al Ayuntamiento

 

Transformar Madrid y colocarla a la vanguardia de Europa es unas de sus principales obsesiones políticas. Aunque reconoce que el suyo es un proyecto ambicioso “a largo plazo”, la idea de convertir la capital española en una SmartCity con tecnologías e inversión en innovación al servicio de los ciudadanos es lo que motiva su propuesta política. También coincide con Rivera en la importancia de retener y gestionar el talento de aquí; y captar el que se ha ido fuera. La transparencia es otro de sus ejes principales, según dice Trabuchelli. Y no vale con decirlo, también hay que cumplirlo. Por eso ha adelantado alguna de las que serían sus iniciativas al respecto: consultar de forma telemática a los madrileños cuando una partida suponga más del 10% del presupuesto municipal “y no ser meros testigos de lo que sus representantes deciden”.

No tiene pelos en la lengua para hablar del que estuvo cerca de ser el gran socio de Ciudadanos. “Yo era partidario de intentar un pacto con UPyD, tenemos programas muy parecidos y podíamos haber formado una fuerza importante”. Pero igual que su contrincante Villacís, piensa que se intentó y no se pudo. “Cuando te dan calabazas varias veces a pesar de tu interés, acabas cansándote”, admite Trabuchelli. Y respecto a otros posibles pactos, no descarta nada ni nadie: “No me importan los nombres, el nuestro sería un pacto de contenido. Si defienden las líneas fundamentales de nuestro partido, no miraremos siglas”.

El modelo de Finlandia es su referente internacional. Primero, en materia económica. Segundo, en medidas y leyes contra la corrupción. Y, tercero, en su concepción de gobernar para y por la sociedad. “Las personas más formadas, los mejores, están en los colegios enseñando a los niños más pequeños. Entienden la importancia de que la educación y el talento sean los impulsores de su país”.

Y una comparación ambiciosa. Ciudadanos le recuerda a Apple, "salvando las distancias": “No sólo hay que preguntar a la gente qué quiere para dárselo, hay que adivinar lo que necesita”. En este partido, "eso es lo que ya estamos haciendo, y queremos hacerlo aún más".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios