Se pierde la causa de la destrucción de los ordenadores de Bárcenas por parte del PP
  1. España
error humano de un funcionario

Se pierde la causa de la destrucción de los ordenadores de Bárcenas por parte del PP

La Audiencia Provincial de Madrid no encuentra la causa, es decir toda la documentación, que investiga al Partido Popular por destruir dos ordenadores de su extesorero Luis Bárcenas

placeholder Foto: Sede del Partido Popular.
Sede del Partido Popular.

La Audiencia Provincial de Madrid no encuentra la causa, es decir toda la documentación, que investiga al Partido Popular por destruir dos ordenadores de su extesorero Luis Bárcenas, requerido por el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz en la investigación que lleva conocida como 'papeles de Bárcenas'.

Según fuentes jurídicas, las acusaciones representadas por Izquierda Unida y UPyD están citada este viernes para un incidente de reconstrucción de las actuaciones, por lo que las partes han deducido que se ha perdido todo. Fuentes jurídicas señalan que la juez de instrucción que archivó el caso ha solicitado de nuevo a Ruz toda la documentación que en su día le remitió. Este asunto fue acrchivado por una juez de instruccióin de Plaza Castilla y las acusaciones recurrieron a la Audiencia Provincial. Esto ocurrió ya hace más de un año, tiempo durante el cual no ha habido ninguna actuación por parte del tribunal.

El primer paso que se ha dado es la citación de los letrados de Izquierda Unida, que actúa como acusación, para que les entreguen todos los datos que aportaron en su día. Desde el tribunal explica que todo apunta a que haya sido un error humano por parte de un funcionario que haya unido el testimonio de la causa a otro procedimiento.

La titular del Juzgado número 32 asumió este asunto después de que se lo remitiera Ruz para que investigara porqué el PP había entregado a la Audiencia Nacional los dos ordenadores de Bárcenas con los discos duros destruidos. El juez de la Audiencia Nacional consideró que está investigación no era competencia de ese órgano judicial y lo reenvió a los juzgados madrileños de Plaza Castilla.

Ruz había requerido los dos aparatos electrónicos después de que Bárcenas asegurara que tenía guardada información en ellos sobre la contabilidad paralela del partido. El PP justificó que por cuestiones de seguridad, pasado un cierto tiempo desde que una pesona abandona su puesto de trabajo toda la documentación que hay en los ordenadores que ha utilizado es eliminada, en base a la ley de protección de datos, extremo poco creíble para las acusaciones.

Tras estudiar esta querella, la juez Esperanza Collazos consideró que el delito de encubrimiento por destrucción de pruebas que se imputaba al partido “no existe” ya que hasta ahora en la causa de los llamados 'papeles de Bárcenas', que se investiga en la Audiencia Nacional, “no se ha probado ningún delito” que pueda ser encubierto. La magistrada recuerda que aunque la competencia para investigar esta denuncia le corresponde a su juzgado, este “no puede deslindarse de lo que acaezca en la causa de la que trae origen”.

En cuanto al delito de daños que también se investigaba, la magistrada sostuvo en ese momento que para que existan daños estos tienen que producirse sobre un bien ajeno, y señalaba que los ordenadores Toshiba y Apple de Bárcenas pertenecen al propio Partido Popular y por tanto éste, con su material, puede hacer lo que considere oportuno.

Audiencia Nacional Pablo Ruz Toshiba Izquierda Unida Luis Bárcenas
El redactor recomienda