El jefe económico de Podemos pide buscar el fraude en los ricos, no en Monedero
  1. España
ENTREVÉ UN USO POLÍTICO DEL CASO

El jefe económico de Podemos pide buscar el fraude en los ricos, no en Monedero

“¿Dónde vamos a buscar el fraude? ¿En Monedero?” preguntaba el responsable de Economía de Podemos, Alberto Montero, a los inspectores de Hacienda

Foto: Juan Carlos Monedero e Íñigo Errejón en un acto político de Podemos. (EFE)
Juan Carlos Monedero e Íñigo Errejón en un acto político de Podemos. (EFE)

“¿Dónde vamos a buscar el fraude? ¿En Monedero?” preguntaba el responsable de Economía de Podemos, Alberto Montero, a los inspectores de Hacienda que habían acudido esta mañana al XIV Congreso de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). El que fue jefe de investigación en el proyecto por el que se le abrió expediente a Íñigo Errejón, número dos del partido, en la Universidad de Málaga (UMA), lamentaba que “sabemos que las principales fuentes de fraude son las grandes fortunas, pero no hay voluntad política” para perseguir estas prácticas.

El economista de Podemos cerraba así filas sobre el caso Monedero, que entiende fruto de una persecución política del Gobierno hacia los dirigentes de su partido. “No lo digo yo, lo dicen los inspectores de Hacienda”, respondía al ser preguntado sobre el posible uso político de datos fiscales personales y su filtración interesada a la prensa. Montero eludió tildar de ética la actuación del tesorero y secretario de Programa de Podemos, pero le restó importancia ante la magnitud del delito fiscal en España y la falta de voluntad gubernamental para luchar contra la corrupción y el fraude.

Sobre la apertura del expediente en la universidad de Málaga, derivado de un posible incumplimiento por parte de Errejón con las condiciones del contrato, el responsable de Economía de Podemos dice haber sido “víctima del linchamiento político”. En este sentido critica haber sido definido “como contratista de Errejón, mientras nuestra universidad aún no ha publicado todavía el pliego de cargos sobre mí o sobre Errejón”.

La mesa redonda organizada por Gestha, sindicato de técnicos de Hacienda con el que Podemos ha establecido contactos, al igual que con muchas otras organizaciones profesionales y sociales, para recoger medidas programáticas, estuvo también participada por Antonio Miguel Carmona, candidato del PSM a la alcaldía madrileña, Ana Madrazo, diputada del PP, y José Antonio García Rubio, secretario ejecutivo federal de Economía en IU. Todos ellos coincidieron, con leves matices, en lo ensencial: la necesidad de incrementar los recursos de la Hacienda para perseguir el fraude y luchar contra la evasión fiscal.

"España tiene más margen de maniobra para negociar que Grecia"

El que ejerce como vicepresidente de la fundación CEPS (Centro de Estudios Políticos y Sociales), de la que también son miembros los primeras espadas de Podemos, insistió en que su partido no aboga en primera instancia sobre una auditoría de la deuda, sino por una reestructuración de esta. “No se trata de una cuestión moral, sino económica. La deuda es un negocio donde un acreedor presta y cobra por el riesgo de que no puedan pagarle, y a veces ese riesgo se materializa, no por voluntad del deudor, sino por las condiciones económicas. Por eso la deuda no es un negocio moral entre partes”, explicó.

Para llevar a cabo una reestructuración, que ofrezca la posibilidad y capacidad de pago de la deuda, Montero defendió la necesidad de prolongar sus plazos y renegociar los tipos de interés. Unas medidas, dijo, en consonancia con las que está negociando el ministro de finanzas griego, Yanis Varufakis, citando mecanismos de reestructuración que ni siquiera impondrían costes al acreedor, como el denominado plan PADRE para la deuda de la Eurozona. Esto es, “una reestructuración aceptable políticamente, que permitiría al Estado liberarse de un 40 o 50%” colocándosela al BCE.

Las reestructuraciones son más que posibles, aseveró, a la vez que enumeraba diversos ejemplos recientes para argumentarlo. Sin embargo, el economista cree que no existe interés en llevarlas a cabo “porque quieren mantener el yugo de la deuda, especialmente a los pueblos del sur” de Europa. Ante esta tesitura, Montero advierte que España no es Grecia, porque aquí “el margen de maniobra para renegociar la deda es alto”, al tratarse de la cuarta economía de la Eurozona. Al mismo tiempo explica que la UE no puede permitirse la salida de España del euro, pues esta medida implicaría un desplome del resto de economías.

Noticias de Podemos Juan Carlos Monedero Yanis Varoufakis Deuda pública
El redactor recomienda