PARA LOS 30 IMPUTADOS

Las acusaciones piden hasta 4.000 millones de fianza para los imputados de Bankia

Las acusaciones particulares han solicitado esta mañana hasta 4.000 millones de euros de fianza civil para la treintena de imputados en el ‘caso Bankia’

Foto: El expresidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato (Efe)
El expresidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato (Efe)

Las acusaciones particulares han solicitado hoy hasta 4.000 millones de euros de fianza civil para la treintena de imputados en el ‘caso Bankia’ con el objeto que puedan hacer frente a las futuras indemnizaciones a los perjudicados en caso de ser condenados. Cinco acusaciones se han adherido a la petición que en su día hizo UPyD. Otras 12 acusaciones han solicitado hasta 34 millones de euros, en la vista celebrada hoy ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu.

La Fiscalía, el Fondo de Restructuración Bancaria (FROB) y Bankia se han opuesto a fijar en este momento de la investigación por la fusión y salida a Bolsa de la entidad una cuantía. El fiscal ha explicado que hay que esperar a saber los acusados que irán a juicio para establecer una cuantía, que tendría que concretarse, en todo caso, en el momento de ejecutar la sentencia.

Para el representante de la Fiscalía Anticorrupción, ha señalado que la situación no ha cambiado desde que Andreu rechazó en su día la fianza de 4.000 millones de euros, que ahora solicitan las acusaciones. “Existen ciertos indicios de criminalidad pero también incertidumbres”, ha apuntado sobre la instrucción en la vista. Según fuentes presentes en el acto, el fiscal ha indicado que la contabilidad no es una ciencia y, por tanto, no se puede limitar al informe elaborado por los peritos del Banco de España, que apuntaba que la salida a Bolsa podía ser fraudulenta.

Precisamente, las acusaciones habían solicitado que se fijara una fianza por responsabilidad civil después de que Andreu recibiera este informe. Sin embargo, para la Fiscalía en la causa hay otros informes que también deben ser analizados. “Cuando concluya la instrucción será el momento de limitar responsabilidades”, ha aclarado.

Un manifestante a las puertas de la Audiencia (Efe)
Un manifestante a las puertas de la Audiencia (Efe)

Asimismo, lo ha comparado con la investigación por la pieza separada de las tarjetas ‘black’, que investiga el gasto de casi 15 millones de euros por parte de los directivos y consejeros de Caja Madrid y Bankia con unas tarjetas presuntamente al margen de la contabilidad oficial de la entidad. A su juicio, en ese asunto los indicios de criminalidad son más claros, los hechos son más sencillos y va dirigido contra personas concretas y no jurídicas.

Por otro lado, el representante fiscal ha sostenido que “la indemnización está más garantizada si no se presta fianza que si se hace”. Entiende que el hecho de prestar fianza generaría dudas sobre la solvencia de la entidad que podría suponer un perjuicio en la cotización de la entidad y, por tanto, en los perjudicarlos.

El informe pericial, en entredicho

Por su parte, el representante del FROB se ha opuesto a la fianza al entender que no hay riesgo de inefectividad de la condena porque la cantidad está cubierta por el banco. Ha expuesto que la entidad es sólida y solvente, Bankia ha sido saneada y está al frente un equipo gestor distinto. Ha criticado el informe pericial del Banco de España y ha asegurado que no hay indicios delictivos. “Los peritos han incurrido en sesgo retrospectivo”, ha alegado, según fuentes jurídicas. Según el FROB, la entidad tenía colchones suficientes y los peritos no han tenido en cuenta las provisiones genéricas. Sería necesario, a su juicio, preguntar al Banco de España si se pueden hacer esas provisiones. Los informes de estos peritos deben cotejarse con otros informes. El FROB “es víctima porque es quien representa a la ciudadanía. No se puede mandar un mensaje a la sociedad de duda sobre las entidades”, ha concluido su letrado.

Por su parte, Bankia ha sido todavía más duro con los peritos que realizaron el informe global sobre la salida a Bolsa de la entidad. Su defensa ha alegado que la entidad tenía 2.768 millones de euros de provisiones genéricas que eran suficientes para hacer esos ajustes, y que no fueron tenidos en cuenta por los peritos.

Al entender que su informe en su simple muestreo que no puede ser concluyente, Bankia ha decidido aportar un contrainforme, en el que se pone en duda, entre otras cosas, que los técnicos del Banco de España que realizaron el documento tengan la potestad para hacer la prueba pericial al no ser expertos en salidas a Bolsa.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios