La amenaza del extesorero, los candidatos y la vuelta de Aznar marcan la cita del PP
  1. España
Convención nacional para vender "recuperación"

La amenaza del extesorero, los candidatos y la vuelta de Aznar marcan la cita del PP

La Convención Nacional del PP está marcada por la incertidumbre ante el retraso en nombrar candidatos, la sombra de Bárcenas y la expectación con Aznar

Foto:  La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal (EFE)
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal (EFE)

La Convención Nacional del Partido Popular, gran asamblea anual de la formación en el poder, arranca marcada por la incertidumbre interna por el retraso en nombrar candidatos en plazas clave como Madrid o la Comunidad Valenciana y la sombra de Luis Bárcenas, ya en libertad. Pero también con los objetivos de dar imagen de unidad y de que sirva para la promoción externa de la gestión de todos los Gobiernos del PP.

Mariano Rajoy impone hasta el final el guion de vender la buena nueva de la recuperación económica y aplazar todo lo posible la designación de candidatos. La Convención no es un Congreso (donde entran en juego cargos y programas) y, como tampoco servirá de lanzamiento de nuevos candidatos, sus organizadores la plantean como gran acto de promoción de los fijos: los actuales alcaldes y presidentes autonómicos que repiten o aspiran a repetir.

La dirección del PP ha hecho encaje de bolillos a la hora de repartir papeles y cuotas de protagonismo entre sus principales dirigentes, ministros, ediles y barones. También en el caso de su expresidente, José María Aznar, estrella absoluta de la jornada de inauguración, dado que no actuaba en este tipo de foros desde 2013.

Hasta el mismo jueves no aclararon en Génova cómo situaban la intervención del exjefe del Ejecutivo. Primero figuraba en el programa con la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y el vicesecretario de organización, Carlos Floriano. Después se ha quedado entre el saludo de Esperanza Aguirre (presidenta del PP de Madrid) y Cospedal.

Vídeo: El PP aborda su Convención Nacional con múltiples frentes políticos y judiciales

La expectación interna ante el discurso de Aznar es máxima. En Génova han buscado el acercamiento a su exjefe en un momento en que el partido necesita urgentemente reconciliarse con sus bases electorales para afrontar las próximas citas de las urnas: municipales en mayo y generales a final de año. Es la prueba de la unidad. Las discrepancias son conocidas, pero las perspectivas electorales tan malas que la dirección toca a rebato y confía en que el expresidente del Gobierno ayude.

Aparte del desfile de dirigentes, cada uno con su propia intervención en las llamadas “plazas” (foros) de debate, Rajoy acaparará la Convención. Le toca vender en primera persona su gestión en el Gobierno con la recuperación económica en primer plano e impulsado por los datos de la EPA: el descenso del paro en 477.900 personas. Está previsto un acto con jóvenes y una exposición específica sobre empleo para lucimiento del jefe del Ejecutivo.

Sobre el caso Bárcenas, el del extesorero ahora libre después de pagar su fianza, la consigna es no hablar. “Esa persona”, como le llaman Rajoy no debe aparecer citada y si sale el asunto de la corrupción será para defender las últimas medidas que tramita el Gobierno en el Congreso para prevenir los casos o endurecer en el Código Penal las penas contra los corruptos.

Cospedal, con su plan alternativo a la reforma del aborto

La número dos del partido, María Dolores de Cospedal, también lo es en la Convención. Interviene como secretaria general, como presidenta de la Junta de Castilla-La Mancha, e incluso entra en un terreno complicado para el PP como es la renuncia de Rajoy a cumplir su compromiso de reformar la ley del aborto.

Cospedal participa en el foro sobre “Familia e infancia” después de impulsar desde su Ejecutivo autonómico un plan de medidas de protección a la maternidad con becas, ayudas directas, y deducciones fiscales. Es una tarea que el Gobierno central tiene pendiente desde que anunció ese mismo tipo de plan para compensar su renuncia a enmendar la llamada “ley Aído”.

Para protagonizar el foro dedicado a “La vigencia de la Constitución” y la unidad de España, los organizadores de la Convención han elegido al barón autonómico más próximo a Rajoy, Alberto Núñez Feijóo, al ministro de Justicia, Rafael Catalá, y al portavoz parlamentario, Rafael Hernando.

Mariano Rajoy Recuperación económica María Dolores de Cospedal Castilla-La Mancha Alberto Núñez Feijóo José María Aznar
El redactor recomienda