Sorpresa ante la libertad de Bárcenas con el dinero sin aparecer y el juicio en puertas
  1. España
LOS INVESTIGADORES SEGUIRÁN EL RASTRO

Sorpresa ante la libertad de Bárcenas con el dinero sin aparecer y el juicio en puertas

Al extesorero le faltan horas para salir a la calle. Está acabando de reunir 200.000 euros para poder volver a casa después de 19 meses en prisión preventiva

Foto: El extesorero del PP Luis Bárcenas (EFE)
El extesorero del PP Luis Bárcenas (EFE)

Al extesorero del PP le faltan escasas horas para salir a la calle. Está acabando de reunir 200.000 euros para poder volver a casa después de 19 meses en prisión preventiva. Queda en libertad a pesar de que el juez, las fiscales y la Policía que investigan el 'caso Gürtel' saben que Luis Bárcenas tiene una “ingente cantidad de dinero” fuera de España y oculta. Esta decisión ha creado estupor entre los investigadores, que ven como el imputado más famoso de España sale libre sin que aparezca gran parte de ese capital y cuando la causa ya está finalizada y sólo con el juicio por celebrarse.

Diversas fuentes jurídicas señalan que una vez que Bárcenas consiga reunir los 200.000 euros en metálico fijados por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, el juez Pablo Ruz podría ordenar investigar la procedencia de ese dinero, teniendo en cuenta que tiene todas sus cuentas bloqueadas y podría tener un origen ilícito. En caso de que el extesorero atestigüe que proviene de gente próxima a él, estos podrían tener que confirmar que efectivamente es cierto. No sería la primera vez que se investiga el origen de una fianza, sobre todo cuando se trata de un caso de blanqueo de capitales.

Por otro lado, llama la atención a estas fuentes que la Sala de lo Penal haya optado por dejar en libertad a Bárcenas justo cuando se ha concluido la instrucción. Estaba a punto de cumplirse los dos años de prisión preventiva, momento en el que es necesario revisar la prisión. En estos casos, siempre se pregunta el estado de la instrucción. Si ha finalizado, lo habitual es que se prorrogue por aumentar el riesgo de fuga. Son en aquellos casos en los que la instrucción se ralentiza cuando se opta por la libertad para no dejar al imputado en prisión 'sine die'.

Ingente cantidad de dinero todavía oculto

Desde que hace justo dos años, Suiza decidiera informar a las autoridades de que este imputado había ocultado hasta 48 millones de euros en sus bancos, Pablo Ruz ha intentado interceptar todo el dinero que tenía oculto: Uruguay, Estados Unidos, Argentina, Reino Unido o China, entre otros países. Sin embargo, este se ha ido moviendo y en algunos casos ha sido imposible bloquearlo. Fue precisamente esa la principal causa por la que instructor y fiscales decidieron el pasado 27 de junio enviar a Bárcenas a la cárcel, razón que ya no le vale a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional para seguir reteniéndole.

Una vez que ponga el pie en la calle va a intentar acceder a ese dinero, dado que tiene todas sus cuentas bancarias españolas bloqueadas y su mujer, también imputada, ya se ha quejado en más de una ocasión que no puede hacer frente a sus gastos comunes y ordinarios. Diversas fuentes jurídicas señalan que ahora más que nunca hay que estar vigilantes para ver si Bárcenas intenta seguir blanqueando su dinero y moviéndolo de una cuenta a otra por todo el globo terráqueo para que no sea localizado.

Un evidente riesgo de fuga

Estas fuentes, asombradas por la decisión de la Sala, presidida por Ángela Murillo, explican que ahora más que nunca existe riesgo de fuga. Se tiene conocimiento de que tiene dinero oculto, de que el propio Bárcenas sabe que se enfrenta a una pena de 42 años de prisión, y tiene un año aproximadamente antes de que se tenga que sentar en el banquillo de los acusados. Teniendo en cuenta que su mujer, Rosalía Iglesias, también se enfrenta a una elevada pena, concretamente 24 años de cárcel, todo hace un 'cóctel' perfecto para sustraerse de la Justicia.

No sólo eso, Bárcenas ha sido abandonado por su partido. El PP que había defendido su inocencia cuando en 2009 fue imputado le dejó caer tras conocerse sus cuentas ocultas en Suiza. Ahí empezó una guerra sin cuartel entre ambos lados, que comenzó con la filtración de los conocidos como 'papeles de Bárcenas' –con la contabilidad B del partido– y acabó con el despido del extesorero, y una demanda por despido improcedente de este contra la formación. Por medio, salieron a la luz mensajes cruzados de apoyo entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el imputado.

Desde enero de 2013 hasta julio de ese mes, cuando ya fue encarcelado, el goteo de informaciones fue una constante. Acusaciones y amenazas veladas se iban entrecruzando. Mientras tanto, Bárcenas intentaba ocultar el dinero que disponía en el extranjero y el PP tampoco ayudó en la investigación judicial: los ordenadores que utilizó Bárcenas en la sede de Génova los entregaron con los discos duros destruidos y vacíos tras el requerimiento del juez; y Ruz se vio en la obligación de enviar a la Policía al edificio de la formación tras descubrir que habían ocultado información en la pieza separada de 'papeles de Bárcenas'.

Mariano Rajoy Luis Bárcenas Suiza
El redactor recomienda