'el confidencial' accede a un informe secreto

La Policía cree que la ANC cometió delito fiscal en 2013 con la venta de camisetas

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) surgió en 2011 con el propósito de liderar la ruptura con España y promover la creación de una Cataluña independiente

Foto: Carme Forcadell, en la consulta del 9-N (EFE)
Carme Forcadell, en la consulta del 9-N (EFE)

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha conseguido en menos de cuatro años de vida convertirse en el gran referente moral de los independentistas, superando en autoridad a los partidos que históricamente se han sentido cómodos con esa apuesta programática. Sin embargo, la ANC puede haber incurrido en la misma conducta que ha provocado la pérdida de legitimación de las formaciones tradicionales catalanas. La Policía Nacional maneja un informe secreto al que ha tenido acceso El Confidencial que concluye que la plataforma que está liderando la ruptura social con España pudo cometer delito fiscal en 2013 con los fondos que obtuvo por la venta de productos de merchandising.

La Policía ha puesto el foco en las cuentas de la ANC para averiguar si la plataforma que encabeza Carme Forcadell está al corriente en sus relaciones con Hacienda y la Seguridad Social. Los investigadores se han centrado especialmente en los ingresos que logró en 2013 comercializando todo tipo de enseres con su sello oficial, desde banderolas a llaveros, pasando por tazas, botellas de cava, lápices y camisetas conmemorativas, su verdadero producto estrella.

En 2012, el presupuesto de la ANC se quedó por debajo del millón de euros, pero sólo un año después consiguió que sus ingresos se dispararan hasta los 3,5 millones de euros, como reconoció la propia organización en un informe interno remitido a sus asociados. De esa cantidad, 1,1 millones llegaron por el cauce del merchandising, en su gran mayoría gracias al éxito que tuvieron las camisetas que lanzó el colectivo con motivo de la Vía Catalana por la independencia. Como adelantó El Confidencial, logró cerrar parte de sus ventas con la ayuda de los grandes grupos de comunicación catalanes, que hicieron de intermediarios y le abonaron luego las ganancias.

Via Catalana - "És a les teves mans"

Vídeo: Spot de la 'cadena humana' por la independencia

 

Impuesto de Sociedades

La Policía no percibe ningún problema en la obtención de ingresos por ese canal, pero aprecia que pudo cometer delito fiscal por no declarar a la Agencia Tributaria esas suculentas ganancias. “Los 1.100.000 euros son un ingreso y como tal deberían tributar por el Impuesto de Sociedades (10%) al ser la ANC una entidad sin ánimo de lucro”, concluyen los investigadores. Sin embargo, los agentes no han detectado el abono de ninguna cantidad a Hacienda para cumplir con esa obligación.

Lo mismo ocurriría con el IVA de las camisetas y el resto del merchandising. La ANC “debería haber cobrado el 21%” de todos esos materiales, señala el informe secreto al que ha tenido acceso El Confidencial. Sin embargo, prosigue el documento, no consta “declaración/tributación alguna al respecto”.

Así, los investigadores consideran que, al menos en el caso de “defraudación por estos conceptos, estaríamos hablando de una cantidad aproximada de 231.000 euros, lo que podría dar lugar a un delito fiscal, al superar la cuota anual de 120 euros de los tipificados en el Título XIV del Código Penal de los delitos contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social, artículo 305 y ss”. Es decir, que además de exponerse a un multa económica, los responsables de la ANC podrían recibir una condena de hasta cinco años de cárcel, la pena máxima para este tipo de delitos.

Constan pagos anteriores

La organización de Forcadell podría agarrarse a que la venta de esos productos es una forma de patrocinio pero, a juicio de los investigadores de la Policía, “en rigor, se está realizando una actividad económica por la cual se obtiene un beneficio, y por ello se debería tributar”. De hecho, el documento subraya que la ANC ya ha realizado en otras ocasiones declaraciones de IVA. Sin embargo, no habría sido así en el caso de los 1,1 millones que obtuvo en 2013 comercializando su mercancía.

La propia ANC habría detectado este profundo agujero en su contabilidad. Según ha trascendido, su dirección mantuvo un debate en abril del pasado año sobre la forma en la que debía legalizar ingresos del ejercicio 2013 por valor de 1,5 millones de euros que no habían sido debidamente justificados. Al menos en esta faceta, la ANC no está cumpliendo con las expectativas que ha generado. La denuncia de la corrupción sistémica que en su opinión sufre España le ha servido para incorporar adeptos a la causa independentista, pero la propia organización de Forcadell ya habría traspasado la legalidad en sus apenas cuatro años de historia. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios