denuncia contra antonio pulido

La Fiscalía investiga al presidente de la Fundación Cajasol por la venta de su casa

La Fiscalía de Sevilla ha iniciado diligencias para investigar al presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, por la venta de su piso en Sevilla en 2010

Foto: El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido (EFE)
El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido (EFE)

La Fiscalía de Sevilla ha iniciado diligencias para investigar al presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, por la venta de su piso en Sevilla en marzo de 2010. Gabinete Jurídico y Servicios Inmobiliarios, vinculada al Grupo Ferrocarril y presidida por su amigo Rafael González Cobos, adquirió la casa de Pulido del barrio de la Macarena por 1,1 millones de euros. La compra supuso “más del doble de su valor en el mercado inmobiliario”, según la denuncia del Observatorio de la Ciudadanía contra la Corrupción presentada ante la Fiscalía el pasado 4 de diciembre, a la que ha tenido acceso El Confidencial.

Gabinete Jurídico y Servicios Inmobiliarios, sociedad pantalla de González Cobos, pidió un préstamo hipotecario a la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) con un plazo de amortización de 300 meses que tenía como fecha de vencimiento el año 2035. A día de hoy, la vivienda continúa cerrada. “En el registro de la propiedad figura una anotación de embargo por un juzgado de Madrid realizada veinte meses después de la constitución de la hipoteca por los actuales propietarios de la CAM (Banco Sabadell), indica el escrito del observatorio, tras señalar que por la cantidad embargada (1,2 millones de euros) no se abonó “ninguna mensualidad de la hipoteca por parte del comprador”. Pulido argumentó que la tasación de la vivienda de la Macarena a cargo de la empresa Krata se refería a un inmueble de 346 metros cuadrados. En el registro y en la escritura constan 144.

En abril de 2010, un mes después de la escritura de la venta de su casa, adquirió un lujoso piso de 325 metros cuadrados en la zona del Arenal, en el centro histórico, muy cerca de la plaza de toros de la Maestranza y del Puente de Triana. Solicitó un crédito hipotecario en Cajamar por 370.000 euros con vencimiento en 300 meses, en 2035, según la nota del registro de la propiedad. Un miembro de la dirección de la Fundación Cajasol afirmó ayer a este diario que desconocían la investigación de la Fiscalía de Sevilla. Fuentes del Ministerio Fiscal consultadas por El Confidencial confirmaron que Pulido, imputado por estafa, “ha sido informado de la apertura de las diligencias”.

 

Compañeros de Juventudes Socialistas y el palco del Bernabéu

El negocio para Pulido fue redondo: en marzo de 2010 vendió una casa de 144 metros cuadrados por 1.116.000 euros y adquirió una de 325 metros cuadrados por 1.476.000 euros solo un mes después. ¿Quién compró la vivienda del presidente de la Fundación Cajasol, en ese momento presidente de Cajasol y copresidente de Banca Cívica? Fue el grupo Inmobiliario Ferrocarril, presidido por Rafael González Cobos, a través de una sociedad suya. González Cobos y Pulido eran compañeros de Juventudes Socialistas en la década de los ochenta y habituales del palco del Santiago Bernabéu en los partidos del Real Madrid.

Bajo el paraguas empresarial de Ferrocarril S.A. figura Gabinete Jurídico y Servicios Inmobiliarios. Como administrador único de esta sociedad está Servicios de dirección Social para Promotores Siglo XXII SL, con sede social en la calle Marie Curie, 5 de Rivas Vaciamadrid (Madrid), que a su vez cuenta como administrador único a Infoproyec Gestión de proyectos. En esta sociedad el administrador único es Servicios de Dirección para promotores del siglo XXII S.L. Estas tres empresas tienen un denominador común: Rafael González Cobos.

En paralelo a la venta de su casa, Pulido mantiene conversaciones con su amigo González Cobos para que Cajasol entre en el accionariado del Grupo Inmobiliario Ferrocarril con un 17,35% del grupo. Apenas diez meses después de la operación de la compra de la vivienda en Sevilla del número 1 de Cajasol, la entidad adquiere 2,838 acciones a Valdeobispo y Sierra de Almaraz SL y “M3-007 SA”, tres sociedades propiedad de González Cobos, según consta en escritura número 2.882 de elevación a instrumento público de acuerdo de socios.

Y un ático en el barrio de Salamanca

No acaba aquí la conexión Pulido-González Cobos. En el punto II de la exposición de motivos del acuerdo de inversión, se precisa que Valdeobispo y M3-007 son dos empresas vinculadas a González Cobos. “La presencia del presidente del grupo Ferrocarril es un aspecto esencial para la toma de participación de la sociedad”, como consta en la denuncia del observatorio.

Rafael González Cobos.
Rafael González Cobos.

Es más, en el punto VI se especifica que la firma del acuerdo es una “consecuencia de los contactos que han venido manteniendo Pulido y González Cobos en los últimos meses”.

La compra de las acciones del Grupo Inmobiliario Ferrocarril a Valdeobispo y Sierra de Almaraz SL y M3-007 SA se ejecuta con un edificio de 11 viviendas y 14 plazas de garaje en pleno barrio de Salamanca de Madrid: calle Alcalá, 135 esquina con Goya. En uno de los dos áticos de este edificio, que incluye piscina, también se habría alojado Pulido. También con una parcela en Camas (Sevilla), una parcela en la calle Maimónides de Sevilla y con 800.000 euros en el año 2012, antes de la integración de La Caixa. Los tres bienes se valoran en 19,6 millones de euros.

Bajo la intervención del FROB

Banca Cívica (Cajasol) fue intervenida por el FROB por 977 millones de euros en 2010. La absorción por La Caixa se produjo en agosto de 2012 y la entidad financiera catalana liquidó el FROB a mitad de 2013, “por lo que toda la operación narrada se desarrolla bajo la intervención del FROB y la provisión (pérdidas para Banca Cívica) pudo rondar los 25 millones de euros, si llegó el Banco de España a obligar a provisionar”, destaca la denuncia del Observatorio de la Ciudadanía contra la Corrupción.

Este colectivo también se pregunta si Banca Cívica valoró los bienes aportados para la compra de acciones del Grupo Inmobiliario Ferrocarril S.A. “muy por debajo de su precio real y si esta operación fue provisionada” por la entidad que entonces copresidía Antonio Pulido junto a Enrique Goñi, presidente de la Caja de Ahorros de Navarra. Ambos están imputados por cinco delitos, que podrían acarrear 21 años de cárcel.

El observatorio cuestiona si Guillermo Sierra, entonces presidente de la Comisión de Control de Cajasol y hoy consejero de CaixaBank en representación de la Fundación Monte San Fernando, conocía los detalles de esta operación inmobiliaria y de compra de acciones. “¿Interviene el Banco de España? ¿Es normal que cuando todas las cajas de ahorro y bancos están intentando salir de las empresas inmobiliarias por la crisis de Cajasol compre acciones de un grupo inmobiliario?”, remata el observatorio.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios