El ‘pequeño Nicolás’ confesó que conocía a Legaz desde hace 6 años y mediaba para él
  1. España
Exclusiva: la DECLARACIÓN ante la policía

El ‘pequeño Nicolás’ confesó que conocía a Legaz desde hace 6 años y mediaba para él

Según consta en la declaración que el chaval hizo ante la Policía cuando fue detenido, ejercía una representación "no oficial" en la Secretaría de Estado de Comercio

placeholder Foto: El secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz, y Francisco Nicolás
El secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz, y Francisco Nicolás

El ‘pequeño Nicolás’ ha representado en varias ocasiones y de forma "no oficial" a la Secretaría de Estado de Comercio que dirige Jaime García-Legaz. El Confidencial ha tenido acceso a la declaración que el chaval hizo el 15 de octubre en sede policial tras ser detenido por Asuntos Internos. En ella, Francisco Nicolás Gómez Iglesias se atribuye ser un mediador entre la Secretaría de Estado de Comercio y empresarios que necesitaban resolver problemas "a nivel nacional e internacional".

El adolescente admite ante la Policía que su trabajo consistía en “asistir con asiduidad” a los actos y a “reuniones con empresarios” que se celebraban en la sede del Ministerio de Economía que dirige Luis de Guindos. El chico, un estudiante de CUNEF de 20 años cuyo expediente académico es manifiestamente mejorable, mantiene que todas las reuniones a las que acudió eran de carácter “privado" y nunca estuvo presente "ningún cargo público”.

En su primera declaración antes de ser acusado de estafa, falsedad documental y usurpación de funciones públicas, Francisco Nicolás detalló los encuentros que mantuvo, con quién y con qué fin. Según su testimonio, estuvo reunido con el presidente del Colegio de Ópticos, Juan Carlos Martínez, y con Carmen Peña, presidenta del Consejo General de Farmacia, a quien conoció “tras la problemática que había de la liberalización de los Colegios Profesionales”. Aquel embrollo, dice, dependía del antiguo secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, pero su amistad con Peña se mantiene a día de hoy.

Otro de los trabajos que se atribuye el presunto estafador es haber intermediado en nombre de la Secretaría de Estado de Comercio para resolver el conflicto que mantenía una empresa española con el Gobierno argelino. Fertial, una compañía filial de Fertiberia (propiedad de los Villar Mir), pertenece tanto a esta empresa como al Gobierno argelino. El problema entre los dos propietarios estalló cuando los mandamases del país africano se "negaron a pagar los dividendos a esta empresa”.

Francisco Nicolás testificó que fue él quien consiguió arreglarlo. ¿Cómo lo hizo? Según su relato, se resolvió a través de la Oficina de la Económica y Comercial de la Embajada de Argelia, una vez que “Jaime García-Legaz y su jefa de gabinete”, Marta Blanco Quesada, actual directora de Turespaña, vinieron de un viaje oficial del citado país. Él dice ser "el enlace" entre la Secretaría de Estado de Comercio que dirige Legaz y la empresa de los Villar Mir, con los que el chaval mantenía “continuas reuniones". Sin embargo, el Grupo Villar Mir desmiente "rotundamente que Francisco Nicolás Gómez Iglesias actuara como intermediador en sus operaciones en Argelia ni en ningún otro ámbito".

Su amistad con Legaz

El 'pequeño Nicolás' declaró a la Policía que mantiene una estrecha relación con el secretario de Estado de Comercio desde hace seis años. Un punto que el propio Legaz intentó negar hasta que la evidencia cayó por su propio peso. La versión del político ha variado conforme los hechos se sucedían, y en apenas dos meses ha pasado de desmentir tajantemente su estrecha relación con el joven a admitir sólo parte de ella, una vez que este periódico publicara en primicia los whatsapps que evidenciaban que el presunto estafador y el cargo público no solo se conocían de coincidir en actos del Partido Popular.

Jaime García-Legaz apadrinó a Francisco Nicolás cuando éste llegó por primera vez a FAES, la Fundación del PP donde ingresó de forma voluntaria para colaborar con el partido, y llegó a firmarle una carta de recomendación para que el chaval fuera aceptado en el prestigioso Instituto de Empresa. Sin embargo, el 'pequeño Nicolás' prefirió matricularse en CUNEF, otro centro de estudios de élite donde Legaz fue profesor.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Caso del Pequeño Nicolás Jaime García-Legaz
El redactor recomienda