MAS VERÁ INMEDIATAMENTE A JUNQUERAS

El bloque soberanista salta por los aires tras el 'no' de ICV y la CUP: no habrá lista única

La candidatura unitaria de los independentistas catalanes ha pasado ya a mejor vida antes de nacer: ni ICV ni la CUP apoyan una candidatura única

Foto: El presidente del grupo parlamentario de ICV- EUiA, Joan Herrera, escucha la réplica a su intervención del presidente Artur Mas. (EFE)
El presidente del grupo parlamentario de ICV- EUiA, Joan Herrera, escucha la réplica a su intervención del presidente Artur Mas. (EFE)

La candidatura unitaria de los independentistas catalanes ha pasado ya a mejor vida antes de nacer. El impulsor de la misma, Artur Mas, ha recibido un nuevo varapalo: si este martes la rechazó su principal aliado en el bloque soberanista, Oriol Junqueras (ERC), ayer fueron los demás socios: ni Iniciativa per Catalunya (ICV) ni la Coordinadora d’Unitat Popular (CUP) apoyan una candidatura unitaria con la que concurrir a unas elecciones plebiscitarias para mantener el desafío catalán.

Cierto es que todos ellos quieren elecciones cuanto antes, pero otra cosa es ir juntos y de la mano. Cada uno en su casa y Dios en la de todos. El líder de ICV, Joan Herrera, fue particularmente duro ayer, puesto que no sólo rechazó la candidatura, sino también el Gobierno de concentración que tanto Mas como Junqueras habían puesto encima de la mesa. “No podemos hacer gobiernos de concentración con quien no ha sido contundente contra la corrupción”, adujo ayer.

Pero fue más allá, lanzando un dardo envenenado a Esquerra: “En el marco de la pluralidad, lo que hace falta es una alternativa a los Gobiernos de CiU y no la concentración con quien es antisocial y con quien lidera los ajustes y tiene la sede embargada”. Herrera reclamó a ERC que deje en la estacada a Mas y acuerde formar “mayorías alternativas” que pasen por la exclusión de CiU de cualquier pacto soberanista. “Para hacer un país diferente, son precisas mayorías diferentes”, subrayó. Y lamentó, por ello, que Esquerra, tal y como dejó patente Junqueras al dar a conocer su hoja de ruta, “intercambió el derecho a decidir por los recortes”.

Herrera acusó a los convergentes de representar “a la troika” en Cataluña y de aplicar “políticas de injusticia social mientras ha regalado dinero a los bancos con el rescate bancario y a las eléctricas apoyando la ley del PP de reforma del sector eléctrico sin exigir nada a quien más tiene”.

En lugar de tantos puntos identitarios como han puesto sobre el tapete Mas y Junqueras, el líder ecosocialista contrapone los suyos: “La dación en pago, parar los desahucios, que quien haya robado dinero en el caso Palau lo devuelva o la lucha contra la corrupción”. También criticó que en la comisión sobre el fraude que este lunes ha echado a caminar en el Parlamento catalán, creada tras las confesiones de Jordi Pujol, Artur Mas no haya sido llamado a declarar (hay casi 200 testigos que deberán pasar por ella) a pesar de haber sido uno de los máximos responsables de los Gobiernos de Jordi Pujol. “Estaría bien que Mas se explicase. No ha de tener miedo a hacerlo”, insistió.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el líder de ERC, Oriol Junqueras. (Reuters)
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el líder de ERC, Oriol Junqueras. (Reuters)

Contrariamente a las tesis del presidente de la Generalitat y del republicano, Herrera aseguró que “la consulta no tiene sustitutivos porque el 9-N demostró que Cataluña es un país con una complejidad extraordinaria que necesita una consulta”. Y aprovechó para arremeter contra la “carrera entre ERC y CiU para ver quién va más rápido y quién lidera el proceso independentista”.

Por su parte, el diputado Quim Arrufat, de la CUP, señaló a Catalunya Ràdio, la emisora pública catalana, que una candidatura unitaria como la que plantea Mas no es suficiente para aglutinar todo el voto independentista, porque mucha gente “puede sentirse excluida”. En cambio, vio con mejores ojos la propuesta de Junqueras de hacer varias listas bajo un mismo paraguas o con algún punto en común, como el de la proclamación de la independencia en caso de victoria. El diputado independentista, no obstante, ve mucho más difícil el “Gobierno de unidad”. De hecho, nadie se imagina un Gobierno donde entren CiU y ERC con miembros de la izquierda representando a ICV y CUP, ya que estas formaciones se comportan con respecto a CiU como el agua y el aceite.

La CUP dará a conocer próximamente su hoja de ruta, “en un acto en el que no se priorizará la escenificación pública”, subrayó Arrufat en referencia al formato elegido por Mas y Junqueras, que considera cargado de espectacularidad.

Críticas del PP

La quiebra del bloque soberanista ha dado alas a los partidos antiindependentistas. El portavoz parlamentario del PP, Enric Millo, aseguró ayer que “para hacer un país limpio, debería levantar las alfombras, pero ERC ha evitado que Mas comparezca en la comisión”, en referencia a la comisión contra la corrupción y el fraude. Acusó a los líderes convergente y republicano de actuar “con prepotencia y superioridad moral” y afirmó que entre ambos “se esconde una lucha feroz por el poder y por liderar el independentismo”.

La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-camacho, y el portavoz del partido, Enric Millo. (EFE)
La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-camacho, y el portavoz del partido, Enric Millo. (EFE)

Millo criticó que “CiU y ERC sólo maquinan estrategias antidemocráticas para perpetuarse en el poder” y que ambos partidos se dedican a disimular “teniendo a todos entretenidos, pero en realidad lo que hay es la escenificación de una lucha de poder entre dos personas que aspiran a liderar el independentismo, que tiene como base la salvación de Mas”. ¿Por qué? Porque si Artur Mas sufre un descalabro, podría provocar que CiU abandonase la senda independentista. El portavoz popular también arreó estopa a los republicanos al asegurar que “mientras hacen esta escenificación, tapan la presentación de los peores presupuestos de la Generalitat de Cataluña [en realidad, ERC no votará estos presupuestos], unas cuentas falseadas y engañosas y también evitan que haya de comparecer en la Comisión de investigación del caso Pujol, cuando Mas era consejero y pieza clave en tiempos del expresidentes y una de las personas que más puede saber de sus negocios [aquí sí que Esquerra votó en contra de la comparecencia del president]”.

Ronda de contactos

Precisamente ayer, Oriol Junqueras pidió a Mas una reunión para discutir sus respectivas hojas de ruta y sondear sus posiciones para ver si pueden llegar a acuerdos. No hay muchas esperanzas de que ello ocurra, ya que en todo caso se trataría de una coalición entre CiU y ERC, quedando todo el resto del independentismo al margen de ella. Pero una coalición de estas características no es bien vista en ERC, que tiene los sondeos a favor y le otorgan una apurada victoria sobre CiU (lo que sería un hito histórico) o un empate técnico. En los sondeos, se aprecia un trasvase de votos directamente de Convergència a Esquerra que sólo beneficia a esta última y perjudica seriamente a la primera, que podría darse el mayor batacazo de su historia.

De hecho, ni siquiera la oposición confía en que haya acuerdo. El secretario general de Ciutadans, Matías Alonso, alertó ayer de “un nuevo capítulo en la farsa independentista” y subrayó que “Mas y Junqueras están peleándose por el liderazgo del separatismo en Cataluña, y esto acabará en un desacuerdo porque ambos priorizarán los intereses personales y los de sus partidos”.

Artur Mas, no obstante, ha tomado buena nota y recibirá inmediatamente al republicano. Además, en breve abrirá una ronda de contactos con los partidos del bloque soberanista y de las organizaciones cívicas que apoyan la independencia. De hecho, ayer por la tarde, en un acto cultural, ya apuntó cuál es su actitud tras escuchar a Junqueras 24 horas antes: “Ante situaciones nuevas, son precisas actitudes nuevas. Hemos de ser generosos, porque primero está el país y luego el partido”, alertó. Pero no las tiene todas consigo, porque aunque logre el pacto con ERC nunca podrá recomponer la ansiada gran candidatura del independentismo. El bloque soberanista está seriamente tocado.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios