APOYAN LA REFORMA DE ZAPATERO

Una corriente liderada por Sebastián critica la postura de Sánchez con el artículo 135

El exministro Miguel Sebastián lidera un grupo de 'críticos' socialistas que hacen una férrea defensa del artículo 135 de la Carta Magna que aprobó Zapatero

Foto: El exministro de Industria, Miguel Sebastián, en contra de reformar el artículo 135 de la Constitución (Efe)
El exministro de Industria, Miguel Sebastián, en contra de reformar el artículo 135 de la Constitución (Efe)

Pedro Sánchez propuso hace unos días la derogación del artículo 135 de la Constitución acabando de un plumazo con la última ‘etapa Zapatero’ y dando un giro a la izquierda a la suya propia. El artículo en cuestión, que lo que hace es incluir un techo de déficit en la Carta Magna y que fue pactado con el PP, urge “corregirlo” para el nuevo PSOE.

Pero no todos los socialistas cojean del mismo pie y la iniciativa del nuevo secretario general socialista también ha suscitado críticas en el seno del partido. El propio Zapatero contestó a la iniciativa de Sánchez de manera enigmática: “Respeto tanto a quien dirige ahora el PSOE que pondré una sonrisa. Cada proyecto político tiene sus prioridades, pero ahora quiero ver un poco cómo es esa reforma”.  

Un grupo de militantes y simpatizantes del PSOE firman hoy un artículo en el diario El Mundo con el objetivo de desmontar a Pedro Sánchez. Liderados por el exministro de Industria Miguel Sebastián, y por Javier Vallés, ex director de la Oficina Económica de Presidencia, hacen una férrea defensa de la “regla de oro fiscal” de Zapatero “aunque el procedimiento tan rápido no fuera el debido”, y dicen apoyar el contenido “porque las circunstancias que vivía España y la presión del BCE no daban mucho margen”. Están sorprendidos ante la decisión del nuevo secretario general, que reniega de una reforma que su propio partido propuso y votó hace tres años. En su opinión, esto “no abre el debate”, sino que lo cierra definitivamente.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto a los expresidentes Zapatero y Felipe González (Efe)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto a los expresidentes Zapatero y Felipe González (Efe)

Si uno de los “eslóganes” de Sánchez es que la reforma del 135 “es de derechas”, ellos afirman que “en absoluto es así” y esgrimen como argumento principal que “la solidaridad y la igualdad no se pueden aplicar a la inmediatez del corto plazo”.  No consideran precisamente progresista dejar a las generaciones futuras una carga inasumible de deuda pública: “Si lo que queremos es una pensión digna para los jubilados y oportunidades para los jóvenes sin importar las circunstancias en las que nacieron no sólo hoy, sino siempre, eso es lo que se entiende por estabilidad presupuestaria a largo plazo, es decir, establecer un límite al déficit estructural”.

En la misma línea, niegan que la reforma “acabe con el Estado del Bienestar” porque “la sostenibilidad financiera del mismo” es necesaria preservarlo. Lo que tienen claro es que “si no podemos pagarlo, el Estado del Bienestar se desmoronará”.  Como, en su opinión, tampoco esta reforma es la causante de los actuales recortes sociales, porque “nada tienen que ver con la estabilidad presupuestaria, sino que son decisiones puramente políticas”.

En un plano más económico, el grupo de críticos también amparan la reforma de Zapatero. Primero, porque “es falso que establezca el déficit cero para siempre”. Lo que hace, explican, es “establecer un límite para la deuda estructural y a la estabilidad presupuestaria a lo largo del ciclo, pero no periodo por periodo”. Sin embargo este límite “no frena la capacidad de maniobra a la política fiscal”, como defendería la tesis de Sánchez, sino que “otorga más flexibilidad” en caso de una grave recesión que establecer un límite al déficit a secas. 

Pedro Sánchez, partidario de derogar el artículo 135 de la Constitución (Efe)
Pedro Sánchez, partidario de derogar el artículo 135 de la Constitución (Efe)

Otra de las cosas que defiende el actual líder del PSOE es que la reforma del 135 “impide el impago de la deuda”. Tampoco es correcto, dice el artículo. “Eso ya lo impedía la Constitución original de 1978 y suponemos que nadie en su sano juicio quiere cambiarlo”. Algo “bien distinto”, dicen, a la reestructuración parcial y ordenada de la deuda privada, que en todo caso, “sigue las directrices del FMI”.

La frase que más ha disgustado es sin duda que la reforma “es un corsé para la Deuda Pública”. Algo que los autores del texto tildan “de broma”, aunque el asunto es en realidad muy serio. “Desde que se aprobó la reforma, el ratio de deuda pública ha pasado del 70% al 100% del PIB”. “No queremos ni imaginarnos lo que hubiera ocurrido sin ese corsé”, sentencian.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aprovechó también para criticar la iniciativa de Pedro Sánchez en el pleno del Congreso celebrado esta mañana, y le echó en cara directamente “querer acabar” con “lo mejor que hizo el anterior gobierno socialista” y con una reforma que “precisamente ayudó a la situación de la economía española”.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios