Teresa Romero presenta como 'prueba de cargo' el informe que reveló El Confidencial
  1. España
ébola: para el csif demuestra que hubo delito

Teresa Romero presenta como 'prueba de cargo' el informe que reveló El Confidencial

El sindicato CSIF, por un lado, y el despacho que defiende la auxiliar de enfemería, por otro, solicitan al juez que recabe el informe desvelado por este diario

placeholder Foto:

Los servicios jurídicos del sindicato CSIF solicitarán al juez que instruye el caso de Teresa Romero que recabe el Informe de Alertasdesvelado ayer por este diario. El documento destapa los reiterados fallos en la activación del protocolo y contradice la versión oficial de los hechos defendida por el consejero de Sanidad, Javier Rodríguez. Por este último motivo, el despacho de abogadosque ha presentado una demanda contra el máximo responsable del departamento madrileño de Sanidad por delitos contra el honor y la intimidad de la auxiliar de enfermería, también solicitará la inclusión del informe en el sumario.

“El Informe de Alertas publicado por El Confidencial resalta que el consejero de Sanidad mintió, además de evidenciar que hubo fallos en el protocolo”, subraya Nicolás Marchal, letrado del despacho Garzón Abogados, que representa a Teresa Romero. La auxiliar de enfermería contagiada por el virus del ébolasuperó el umbral de 38,6° de fiebre, necesario para activar el protocolo de alerta, y así lo notificó a su médico de Atención Primaria seis días antes de ser ingresada, como quedó registrado en dicho informe.

El cuadro clínico que la afectada volvióa recalcar a los servicios sanitarios de la Comunidad de Madrid cinco horasantes de ser internada en el Hospital Carlos III incluía, además de fiebre, astenia, malestar general, náuseas sin vómitos y tos. Por otra parte, se identificaba como agente un “virus respiratorio”. A pesar de los síntomas evidentes que presentaba la paciente, y que fueron subrayados en las observaciones del informe,se solicitó suvaloración, por un médico de urgencias “con precauciones estándar”. Un extremo que para Elena Moral, representante del CSIF, “puso en riesgo la salud de los trabajadores, tanto de los que acudieron al domicilio del Teresa, totalmente desprotegidos, como del hospital al que la trasladaron sin las medidas de seguridad necesarias para evitar el contagio de los compañeros”, lamenta.

Un posible delito contra la salud pública

El Servicio de Alertas registró, negro sobre blanco: “El martes pasado tuvo un pico febril, de 38,7º”. Ese 'martes pasado'era el 2 de octubre, seis días antes de que fuera ingresada. Hasta el día de hoy, la consejeríade Sanidad, que dirige Javier Rodríguez,ha defendido que Teresa nunca notificó haber superado el umbral de alerta.A pesar de haberse registrado que “el Summa 112 acudió al domicilio de la paciente con la historia de fiebre de seis días de evolución”, el caso se resuelve solicitando “la valoración por un médico de urgencias con precauciones estándar”.

Desde el sindicato CSIF se querellarán contra los gerentes del Summa 112 y del Hospital La Paz-Carlos III. “Este informe indica que existían claras sospechas de que Teresa podía haber contraído ébola, y en lugar de prevenir, se opta por improvisar. Ni se aplica el protocolo ni se comunica a Salud Pública la situación, sabiendo que la paciente estaba bajo seguimiento por haber estado en contacto con un paciente de ébola. Esto es un error grave y el juez tendrá que depurar responsabilidades”, apunta Moral.

El Servicio de Riesgos Laborales de La Pazestaba siguiendo la situación de Teresa, al igual que la del resto de compañeros voluntarios que atendieron a los religiosos infectados con ébola. Por tanto, todo parece indicar que losresponsables de estos serviciospudieron haber incurrido así en un delito contra la salud pública, además de otros incumplimientos relacionados con la normativa sobre riesgos laborales y con los protocolos sanitarios de actuación en caso de alerta epidemiológica.

“Una importante prueba de cargo contra el señor Rodríguez”

En un comunicado de prensa, el gabinete de abogados que defiende a Teresa Romero remarcó que las informaciones publicadas por este diario “son una importante prueba de cargo contra el señor Rodríguez”, en referencia al consejero de Sanidad. Asimismo, señala que “este documento refuerza nuestra posición en torno a la denuncia contra la Consejería de Sanidad por los fallos en la implementación de los protocolos de seguridad en los contagios por ébola”.

Por último, los abogados de la acusación concluyen que “el Informe de Alertas sanitarias demuestra que hay base suficiente para sustanciar la existencia de un delito contra la seguridad de los trabajadores. Es evidente que no se respetaron los protocolos o que estos no eran lo suficientemente eficaces como para impedir que se produjera un contagio como el que se produjo, o cualquier otro que hubiera podido producirse”.

El contagio de Teresa Romero motivó una modificación de los protocolos de seguridad sobre los profesionales que de forma voluntaria atendieron a los religiosos contagiados de ébola. Hasta ese momento, según señalan fuentes sindicales, eran los propios sanitarios los que se ponían en contacto con los servicios de Riesgos Laborales del hospital La Paz-Carlos III para comunicarles su estado de salud y evolución.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Virus del Ébola Teresa Romero Javier Rodríguez Sanidad Salud Protocolo
El redactor recomienda