LA FAVORITA PARA EL RELEVO GENERACIONAL EN LA IZQUIERDA

Tania Sánchez: "Mi padre no es casta. Es alguien admirable y se le debería respetar"

Tania Sánchez desgrana para 'El Confidencial' las claves de su proyecto. También defiende la labor de su padre, concejal de Rivas, y habla de Podemos.

Tania Sánchez (Madrid, 1979) lleva desde los 24 años cobrando una nómina del sector público. Pero ella cree que la regeneración de la clase política necesita gente de su perfil. Esta educadora social es una de las dirigentes de Izquierda Unida con más proyección mediática. Además de presentar un programa en La Tuerka, el medio audiovisual desde donde se universalizó Podemos, pelea en los platós de televisión con políticos de derecha. No les tiene miedo.

Su meta es convertirse en la segunda presidenta de la Comunidad de Madrid, tras Esperanza Aguirre, la única política del Partido Popular a la que invitaría a una Pepsi en La Chula, su pub preferido de Madrid. Tania se irrita cuando se intenta meter a los suyos en el saco de la 'casta política', un término que ha puesto de moda su pareja, Pablo Iglesias, y detesta el juego sucio. Esta diputada de la Asamblea de Madrid, que antes fue asesora y concejal en el Ayuntamiento de Rivas, recibe a El Confidencial en su despacho la misma semana que culmina el proceso de primarias abiertas a simpatizantes que ha impulsado su formación en la región que se ha propuesto gobernar.

PREGUNTA: La ejecutiva madrileña de IU expresaba en un comunicado su temor ante la posible participación de militantes de Podemos en las primarias de la organización, alegando que podría enturbiar el proceso. ¿Cree realmente que existe este riesgo, y que en cualquier caso le beneficiaría a usted?

RESPUESTA: A las primarias abiertas sólo les veo ventajas. Es el mejor método y el más democrático porque es más fácil que se acierte a la hora de elegir al representante de un grupo si participan diez mil personas que si lo hacen cien. A los que ven fantasmas en Podemos, creo que deberían pensar si una organización política como esta, que parece que competirá en las elecciones autonómicas, estaría interesada en que su competidora fuese Tania Sánchez. Yo creo que no.

P: ¿Y la participación de simpatizantes de Ganemos cree que le beneficiaría?

Puede haber gente en Ganemos que utilice la opción de concurrir electoralmente como agrupación de electores para evitar nuestra participación en la iniciativa

R: Ganemos Madrid es un espacio de debate y confluencia. Es una estructura ciudadana que veremos hasta dónde llega, y en la que nosotros participamos como organización, por lo que decir eso o criticar su participación es como criticar que lo hagan simpatizantes de la marea blanca o verde. Todas ellas son plataformas ciudadanas en las que participamos. A mí lo único que me preocuparía es que concurriesen en las primarias de IU militantes del PP, como pasó en Valdemoro con Granados.

P: ¿Es mejor para IU ir juntos con Podemos?

R: No es una cuestión de ver si es mejor o peor, sino de si es posible, y depende de que haya un programa compartido, un acuerdo colectivo más allá de Podemos.

P: El documento político aprobado por Podemos defiende la opción de concurrir en solitario a las elecciones autonómicas, una negativa a la convergencia que Alberto Garzón calificó de “error histórico”. ¿Comparte esta impresión?

R: No me he leído el documento político de Podemos, pero por lo que se publica en los medios es evidente que descartan la convergencia. Para cualquier organización política es malo emborracharse de las encuestas y de la proyección electoral que te da la ingeniería sociológica. Hay que fijarse más en lo que dice la ciudadanía y cómo darle salida a sus demandas, que se centran en una alternativa al bipartidismo que sea sólida y que resuelva la situación del país. Por eso espero que al final todos prioricemos la construcción de esa alternativa antes que los intereses del propio partido.

Tania Sánchez junto a Mauricio Valiente, candidato a la alcaldía madrileña. (EFE)
Tania Sánchez junto a Mauricio Valiente, candidato a la alcaldía madrileña. (EFE)

P: ¿Hay líneas rojas para confluir con Ganemos Madrid, como el formato jurídico que finalmente se elija para concurrir a las elecciones, que pasa por constituirse como agrupación de electorales (el modelo que apoya Podemos) o como coalición, al estilo de Guanyem Barcelona?

R: Queremos converger, pero no con un modelo clásico, sino mediante el impulso de un bloque político y social que se constituyese en bloque institucional. De ahí, por ejemplo, nuestro apoyo a las marchas de las dignidad de este sábado.

P: Las encuestas vaticinan el desplome de Izquierda Unida. ¿Lo podrían hacer mejor?

R: Sí. Deberían haberse aplicado las decisiones que se tomaron en la Asamblea Federal, pero hubo tapones que evitaron que eso se aplique. En 2004 ya hablábamos de refundación y de la necesidad de superar el proyecto de IU para incorporar nuevos agentes políticos y nuevas identidades, y hubo bloqueos que lo impidieron. Y en 2012 hablábamos de una crisis de régimen. Hubo un método clásico de elegir candidaturas, más propio de los años 90 que de los nuevos tiempos. Cayo Lara ha mostrado mucha generosidad dando un paso atrás, y Alberto Garzón mucha valentía dando un paso adelante. Ojalá acabe con esos tapones.

P: ¿Qué opinión tiene sobre Alberto Garzón?

R: Es la mejor opción que tiene Izquierda Unida.

P: ¿A pesar de su corta trayectoria institucional?

R: Si por algo destaca Alberto es por ser una persona muy rigurosa. No hace falta llevar mucho tiempo en las instituciones para poder gestionar y ejecutar decisiones con rigor. No creo que ese sea un problema.

P: La regeneración se está ciñendo a una cuestión generacional. ¿Sólo los jóvenes pueden abrir el camino del cambio o los dirigentes históricos también tienen algo que decir?

R: Una regeneración se promueve cuando algo degenera. Sobre la crisis generacional he escrito mucho, pero creo que tiene que tiene más que ver con la Cultura de la Transición (CT) que con la edad. A los jóvenes se les dijo que iban a vivir en un país moderno y rico, mientras luego han tenido que sobrevivir con un salario miserable y dar las gracias por ello. Es lógico entonces que esta generación sea la que establezca la ruptura y diga que algo falla, que no se les garantiza el futuro y que tienen que transformarlo.

Tania Sánchez en su escaño de la Asamblea de Madrid. (EFE)
Tania Sánchez en su escaño de la Asamblea de Madrid. (EFE)

Habría que retirarse cuando ha hecho un recorrido que ya no aporta nada, pero tampoco creo que haya que establecer años concretos. Hay realidades distintas. Si uno se pasa veinte años en la misma posición, corre el riesgo de perder la perspectiva. Yo llevo tiempo siendo cargo político, pero aspiro a un salto de liderazgo que creo que requiere de un cierto conocimiento de cosas. No es que sea la única manera de llegar, pero está justificado.

P: Su padre lleva en el Ayuntamiento de Rivas desde 1999. ¿Forma parte de la casta?

R: La casta es un grupo de privilegiado minoritario que hace creer a la mayoría social que los intereses de la mayoría son sus intereses y que las decisiones que toma esa minoría beneficia a la mayoría. Mi padre nunca ha tomado una decisión política. Por eso no solo no es casta, sino alguien admirable a quien se le debería respetar algo más.

Entró en el Ayuntamiento de Rivas después de proyectarse durante muchísimo tiempo una trayectoria profesional que fue reconocida social y civilmente. Izquierda Unida le pidió que formara parte de las listas, pero no quiso, y en un determinado momento decidió meterse. Y a partir de ahí, todos los cargos que ha ocupado ha sido porque ha tenido un respaldo amplísimo de la militancia. Él ha estado años queriéndose retirar, pero le piden que se quede, porque hace una labor que es muy difícil de sustituir. Va por la calle  y todo el mundo lo conoce. Si en Rivas preguntas por Raúl Sánchez, es un líder social.

P: ¿Qué le parece Ignacio González?

R: Me intranquiliza un presidente de la Comunidad de Madrid que es capaz de impedir que se pague una cuantía miserable –en relación con otro tipo de gastos que hace esta región– para mantener centros escolares abiertos y dar de comer a los niños de la región.

P: Sus oponentes de Espacio Plural en las primarias, Julián Sánchez y Lali Vaquero, decían en una entrevista que el actual problema de IU era que se estaba confundiendo la pluralidad interna con la lucha por el poder. ¿En esta campaña de primarias se está produciendo más un debate de nombres que de ideas?

R: Mauricio Valiente (candidato al ayuntamiento) y yo, unidos en la candidatura “Recuperar la Ilusión”, hemos dicho siempre que nuestra voluntad e interés se basaban en no convertir las primarias en una disputa interna. Nuestro objetivo es construir una alternativa al PP, y creo humildemente que nuestro equipo, por su conexión con los movimientos sociales y su posición política respecto a lo que está sucediendo, somos la mejor opción tanto para converger como para competir electoralmente.

P: En caso de que ganase las primarias del próximo domingo, ¿estarían dispuestos a integrar en su lista a los otros candidatos?

R: Ya que hemos abierto este proceso de decisión democrático, deberíamos ceñirnos a sus resultados. No me gustan los pactos de despacho.

P: ¿Cómo resolvería entonces las divisiones internas?

R: La pluralidad interna se refleja con el voto de los militantes y simpatizantes. Lo mejor es que la gente opine.

P: ¿No se corre el riesgo de crear una especie de bicefalia si los cargos orgánicos están ocupados por una corriente y las instituciones por otra?

R: Nunca he creído que sea un problema que haya diferentes referentes. Yo puedo ser la mejor candidata de cara al exterior y ser muy torpe internamente. La cuestión es no salirse de la línea marcada por la organización, algo que le pediría a los compañeros cuando hagan críticas porque, por ejemplo, la convergencia con Ganemos se aprobó por la ejecutiva, por lo que no debemos salirnos de esas pautas.

P: ¿Cuál sería la primera medida de Tania Sánchez como presidenta de la Comunidad de Madrid?

R: Atendería la emergencia social. Una región rica como Madrid no se puede permitir tener casi 300.000 niños que no pueden hacer tres comidas al día.

La política madrileña durante la presentación del barómetro político en redes sociales. (EFE)
La política madrileña durante la presentación del barómetro político en redes sociales. (EFE)

P: ¿Cuáles son las claves de su proyecto?

R: Hay un eje central que tiene que ver con la emergencia social. Otro, con el modelo productivo de la región. Y esa transformación implica dejar utilizar la explotación territorial de esta región. Madrid ha crecido gracias a la especulación financiera, con una ocupación muy expansiva y una especialización muy clasista de los territorios de Madrid. No es casualidad que todos los basureros estén en el Sureste y en el Norte los grandes proyectos de grandes infraestructuras modernas. Hay que reindustrializar para garantizar que no solo sobrevivimos por pelotazos urbanísticos. Hay que volver a estructuras que generen riqueza e innovación.

P: ¿Suprimiría el Consejo Consultivo?

R: Lo convertiría en una estructura informal en la que se pueda consultar a los antiguos presidentes, pero que no cueste dinero.

P: En los últimos meses se ha convertido en la imagen más mediática de IU. ¿Se trata de una apuesta personal o hay otros intereses detrás?

R: Yo he hecho una apuesta política porque en la política del siglo XXI los dispositivos audiovisuales son cruciales para conformar proyectos colectivos, y quien lo niegue es que no entiende nada. Es como si en el siglo XIX se rechazase el uso de la imprenta. IU nunca ha entendido esto y creo que nuestra política comunicativa ha sido errónea y errática.

P: ¿Perjudica a Tania Sánchez ser la pareja de Pablo Iglesias?

R: Si permitiera mezclar esas valoraciones sería infeliz. Yo quiero a Pablo, es mi pareja y no lo voy a dejar. Si pensase que me perjudica política y personalmente, sería muy doloroso para mí.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
165 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios