Los fallos reiterados en el sistema de alertas retrasaron el ingreso de Teresa Romero
  1. España
la descoordinación en la gestión del ébola

Los fallos reiterados en el sistema de alertas retrasaron el ingreso de Teresa Romero

Una cadena de errores provocó que la enfermera contagiada por ébola ingresase seis días más tarde de que se tuviese conocimiento de sus síntomas

placeholder Foto: Entrada al servicio de urgencias del hospital de Alcorcón en el que fue ingresada la auxiliar en un primer momento. (EFE)
Entrada al servicio de urgencias del hospital de Alcorcón en el que fue ingresada la auxiliar en un primer momento. (EFE)

Falta de coordinación, seguimiento deficiente, minusvaloración del riesgo real y, en definitiva, fallos reiterados en el sistema de alertas sanitarias del Centro de Coordinación de Emergencias de la Comunidad de Madrid. Fuentes cercanas a la Consejería de Sanidad han denunciado a este diario que “la desidia y descoordinación” entre dicho servicio y el Departamento de Riesgos Laborales del Hospital La Paz-Carlos III provocaron que la enfermera contagiada por ébola, Teresa Romero, ingresase seis días más tarde de que se tuviese conocimiento de sus síntomas. Un tiempo en el que, añaden, se puso en riesgo epidémico a toda la sociedad madrileña por no haber actuado en tiempo y forma.

Esta denuncia se suma al escrito presentado por el CSIF ante la Inspección de Trabajo y la fiscalía contra el gerente del Summa. Mediante el escrito, el sindicato acusa al máximo responsable del servicio de urgencias médicas por no haber comunicado a Salud Pública que la auxiliar de enfermería presentaba “evidentes signos de ébola” cuando fue atendida en su casa, antes de ser trasladada al hospital de Alcorcón. De tenerse en cuenta las nuevas acusaciones,las supuestas negligencias tendrían carácter reiterado, puesto que se remontarían hasta seis días antes del ingreso.

Los responsables de estos servicios pudieron haber incurrido así en un delito contra la salud pública, además de otros incumplimientos relacionados con la normativa sobre riesgos laborales y con los protocolos sanitarios de actuación en caso de alerta epidemiológica. Las “precauciones estándar” determinadas desde el Summa el día del ingreso fueron determinadas por el operario de turno que atendió la llamada y abrió el correspondiente informe de alertas.

En el historial de incidencias del servicio de urgencias médicas madrileñas destaca la gestión del caso Madrid Arena. Y es que el operario que atendió las llamadas de auxilio realizadas por los amigos de las víctimas les restó credibilidad y les indicó que las llevasen a un kilómetro de distancia del recinto. Sin embargo, la Fiscalía rechazó finalmente la petición de Manos Limpias para que se citase como imputados tanto al operario de la centralita del Samur que atendió las llamadas de auxilio como al encargado jefe de la central de comunicaciones.

Seis días en los que el ébola 'circuló libremente'

Durante los seis días previos al ingreso de Teresa Romero en los que ya habían sido comunicados y documentados los síntomas sospechosos de ser portadora del virus del ébola, los contactos de la enfermera con otras personas se minimizaron por su propia precaución. Así, la auxiliar de enfermería habría anulado diversas citas y encuentros, como posteriormente reiteró la portavoz de la familia.

Los fallos reiterados en los que habrían incurrido tanto el sistema de alertas del centro de coordinación de emergencias como los servicios de riesgos laborales del hospital La Paz pusieron aun así en peligro a la población, y cometieron una serie de supuestas negligencias que podrían tener un importante peso jurídico.

Teresa Romero, de momento, ha solicitado una indemnización de 150.000 euros al consejero madrileño de Sanidad, Javier Rodríguez, poratentar "gravemente" contra su honor por las acusaciones "falsas" que este realizó en relación con su contagio del virus al manifestar que pudohaber mentido con sus síntomas. Así consta en la demanda civil que los abogados de la sanitaria, el despacho Garzón Abogados, han interpuesto en los Juzgados de Primera Instancia de Alcorcón.

En el relato de los hechos, se narra que el consejero madrileño realizó una serie de alegaciones en diferentes medios que, a juicio de esta defensa,"atentan gravemente contra el derecho al honor e intimidad" de la auxiliar de enfermería.Citan por ejemplo que, el pasado 8 de octubre, Rodríguez afirmó que la enfermera infectada con ébola "ocultó" al médico de atención primaria que había estado en contacto con el misioneroManuel García Viejo.Además, dijo que "pudo haber estado mintiendo" sobre su fiebre.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Virus del Ébola Teresa Romero Sanidad Javier Rodríguez Salud
El redactor recomienda