FUE QUIEN SOLICITÓ EL AVAL AL SABADELL

Juan Alvargonzález Figaredo, el primo rico asturiano que salvó a Rato del embargo

El aval que presentó Rodrigo Rato para hacer frente a la fianza de 3 millones y evitar el embargo le fue concedido a su primo Juan Alvargonzález Figaredo.

Foto: Rodrigo Rato, el 16 de octubre, a su salida de la Audiencia Nacional. (efe)
Rodrigo Rato, el 16 de octubre, a su salida de la Audiencia Nacional. (efe)

El aval que presentó Rodrigo Rato para hacer frente a la fianza de 3 millones y evitar así el embargo de sus bienes no le fue concedido a él. Fue un primo suyo, Juan Alvargonzález Figaredo, heredero de una conocida estirpe naviera asturiana, quien dio la cara por él e inmovilizó esa cantidad en el Banco Sabadell para que el expresidente de Bankia no tuviera que pasar por la humillación del embargo como su antecesor en Caja Madrid, Miguel Blesa, según fuentes próximas al círculo del exvicepresidente del Gobierno conocedoras de la situación. 

Rato nunca ocultó cuando estaba en el Gobierno que su familia era adinerada y dueña de un importante patrimonio invertido en bolsa. Sin embargo, algunas aventuras empresariales del clan salieron mal, como Aguas de Fuensanta, y el Grupo de Empresas Rato acabó en suspensión de pagos. Esto redujo notablemente esa fortuna familiar y, según muchos observadores, fue la causa de la acumulación de consejos de administración tras su espantada del FMI en 2008 (Santander, Caixa, Telefónica, Lazard...).

En todo caso, su situación económica actual no le permitía hacer frente a la fianza de 3 millones impuesta por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu por el caso de las tarjetas black de Caja Madrid, primero, y Bankia, después. Por ello, Rodrigo de Rato y Figaredo tuvo que echar mano de la rama materna de la familia, los Figaredo, para salvar el apurado trance.

Juan Alvargonzález Figaredo.
Juan Alvargonzález Figaredo.
A esa llamada de auxilio respondió Juan Alvargonzález Figaredo, uno de los 11 hijos de Juan Alvargonzález González de la Buelga –un histórico empresario gijonés fallecido el año pasado– y herederos de la naviera Ership Alvargonzález. Dicha compañía no ha respondido a las llamadas de El Confidencial sobre esta información. En cuanto al Sabadell, se limita a decir que "no hace ninguna declaración en relación a la operativa ni de este ni de ningún cliente".

Rato mantenía una relación muy estrecha con el patriarca de esa familia, al que llamaba "tío Juan". "Juan Alvargonzález no puede ser más próximo a mi corazón", dijo el político en la entrega de un premio por su trayectoria empresarial en 2011. "Es un hombre de pasiones: pasión por la mar, por su familia y por su empresa", añadió, y destacó en él dos virtudes "que no suelen darse juntas: la inteligencia y la disciplina". En ese mismo acto intervino Josep Oliu, presidente del Sabadell, actual propietario del Banco Herrero, con el que la familia tenía una estrecha relación histórica y que facilitó el famoso aval.

Una histórica familia industrial asturiana

Don Juan, como se le conocía en el Principado, fundó la naviera que llevaba su apellido en 1953 y entró en el accionariado de Auxtramarsa, perteneciente al grupo ERT. En 1989 se fusionaron Auxtramarsa y TAC, con lo que se creó Ership, de la que la familia Alvargonzález era accionista minoritaria inicialmente. Pero no por mucho tiempo, ya que en 1994 adquirió la mayoría accionarial y la fusionó con su propia naviera, con lo que pasó a denominarse Ership Alvargonzález.

Además, este empresario formó parte del consejo de administración del Banco Herrero antes de que fuera adquirido por Sabadell en 2000, lo cual intensificó la relación de la familia con la entidad financiera, privada de referencia en Asturias. También fue consejero de Hidroeléctrica del Cantábrico, actualmente propiedad de la portuguesa EDP. El banco catalán mantiene la marca Sabadell Herrero en el Principado.

El consejero delegado del Sabadell, Jaume Guardiola, admitió que les había causado 'cierto desgaste' la concesión del avalEl patriarca de la familia, casado con Dominica Figaredo, falleció en abril de 2013 a los 93 años de edad. A su funeral asistieron todas las fuerzas vivas políticas y empresariales del Principado, incluyendo nombres tan conocidos como Juan Cosmen (fundador de ALSA) o María Luisa Herrero (viuda de Elías Masaveu). 

El Sabadell reconoció el "desgaste"

La concesión del aval que salvó a Rato por parte del Sabadell (inicialmente se publicó que fue al propio exministro) provocó una fuerte polémica y críticas al banco catalán. Su consejero delegado, Jaume Guardiola, admitió que les había causado "cierto desgaste", si bien lo justificó porque respondía a los parámetros de "legalidad, garantía y rentabilidad". "Es como si un padre tiene un hijo que ha hecho algo ilegal y fuera cliente nuestro y nos pidiera una garantía para avalar a su hijo. Si el cliente tiene garantías suficientes, entonces se lo daríamos", explicó en la presentación de sus resultados trimestrales.

En esa comparecencia, Guardiola desveló que el aval no había sido concedido directamente a Rato, sino a un tercero, cliente del banco y del círculo próximo al exministro popular. Este cliente era Juan Alvargonzález Figaredo, que se presentó como garante de su primo ante la Audiencia Nacional. Como es sabido, el Santander también ha acusado el desgaste de mantener a Rato en su consejo asesor internacional tras el estallido del escándalo, por lo que ha decidido disolver este órgano para quitárselo de en medio.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios