PUBLICA UN ENSAYO SOBRE LA MONARQUÍA

Jon Juaristi: “Tenemos el Gobierno de la derecha más tonto de toda la historia"

El escritor y ensayista Jon Juaristi (Bilbao, 1951) aborda en el libro 'A cuerpo de Rey' la situación de la Corona tras la abdicación de Don Juan Carlos I

Foto: El escritor Jon Juaristi. (E. Villarino).
El escritor Jon Juaristi. (E. Villarino).

El escritor y ensayista Jon Juaristi (Bilbao, 1951) aborda en su último libro, A cuerpo de Rey, la situación de la Corona tras la abdicación de Don Juan Carlos I y la llegada al trono de Felipe VI y Letizia Ortiz. ¿Será capaz la institución de sobrevivir al nuevo signo de los tiempos marcado por la crisis y la llegada de una nueva clase social que arropa a nuevos líderes como Pablo Iglesias? En opinión del escritor vasco, ninguna sucesión real en la historia de España ha sido pacífica y ésta todavía no ha concluido.

PREGUNTA. Afirma que Letizia se parece más a Pablo Iglesias que a su propio marido...

RESPUESTA. Son chicos de familia de clase media, ilustrada, progresista y semi-culta, que han estudiado en las universidades públicas y que han disfrutado de becas públicas y estancias en el extranjero y, después, profesionalmente, se han dedicado a lo mismo. Ambos han sido presentadores de noticiarios en sendas televisiones privadas, diferentes obviamente. El perfil es muy parecido, curiosamente, y yo creo que es bastante típico de una nueva realidad social que es lo que en otras partes se llama precariado, 'millennials' o mileuristas. Es una nueva clase media muy amplia que ya no es la clase asalariada estable de la generación anterior. Una nueva clase con dificultades para mantener una continuidad profesional y laboral pero con un buen acceso a un amplísimo mercado de bienes de consumo barato. Y, sobre todo, es una nueva clase social con un nivel cultural alto. Los perfiles de Letizia y Pablo Iglesias son bastante parecidos. Y además ni uno encaja en una vanguardia leninista ni la otra en una monarquía. El parecido lo he traído a colación a propósito de la viabilidad de la monarquía en esta nueva situación social. 

Juaristi reflexiona en su libro sobre la sucesión entre Juan Carlos I y Felipe VI. (E. Villarino)
Juaristi reflexiona en su libro sobre la sucesión entre Juan Carlos I y Felipe VI. (E. Villarino)
La monarquía tiene que arriesgarse a que el país le diga que no queremos reyes

P. Es curioso que haga esa comparación porque recientemente el propio Pablo Iglesias ha revelado que la Reina ha tratado de ponerse en contacto con él y conocerle...

R. Supongo que las afinidades existen claramente. Por su perfil social y cultural, la reina puede entenderse perfectamente con Pablo Iglesias. Hasta la indumentaria demuestra gustos parecidos.

P. ¿Se refiere a los polémicos vaqueros rotos que vistió Letizia recientemente?

R. Supongo que la Reina tiene que medir el alcance de estas propuestas y, sobre todo, de estos gestos simbólicos. Lo última parte del libro la escribí en el momento de aquella famosa foto de los vaqueros rotos. Es una reflexión sobre eso, sobre el discurso de Pablo Iglesias dirigiéndose a la clase asalariada culta con el “soy uno de los vuestros” mientras la Reina se dirige a la burguersía con otro mensaje de “soy uno de los vuestros” con este tipo de gestos y de ropa. Supongo que no son gestos tan calculados sino que pueden surgir de una forma espontánea. No es una censura hacia eso, pero la institución tiene que tener claro dónde va a ir. El gran problema de la monarquía española de finales del juancarlismo es que no tenía unas estrategias claras, ni siquiera unas estrategias matrimoniales, y se han metido en unos fregados que se podrían haber ahorrado perfectamente de haber tenido claras esas estrategias.

P. Dice que Letizia es una anomalia letal o letizial... 

R. Eso es lo que piensa la derecha republicana.

P. Sin embargo, de que ella pueda entenderse con Pablo Iglesias puede depender que la institución se salve, ¿no?

R. No lo sé. Lo tiene más fácil que su marido. Obviamente, es el instrumento de mediación del Rey ante la nueva clase social que va a dar el tono dominante en los próximos años en España. Es una generación con una estabilidad precaria en lo laboral y, por tanto, espasmódica y tendente a la inestabilidad también en lo político. ¿Puede funcionar la monarquía con esta nueva clase social? No lo sé. Hay un dato, que la Reina viene de esa realidad social.

P. ¿Y cómo puede la Corona reciclarse para que esa clase social la considere útil? Porque ya no se va a repetir una situación como la del 23F...

R. Está bastante claro que no se asegura la estabilidad. A mí lo que me cabreó en la sucesión es esa especie de optimismo habitual de Rajoy diciendo que no hay ningún problema. Se entiende que Rajoy, que nunca ha dicho una cosa con sentido, diga esto de la estabilidad. Pero la situación no es en absoluto de estabilidad. La situación política, social, moral, cultural, territorial... es absolutamente inestable. Eso coincide con una apreciación que todos los historiadores serios han hecho de los periodos de sucesión. Periodos que son largos en el tiempo y de fuerte crisis social y política. Eso es lo primero que debemos reconocer y no decir que todo funciona estupendamente.

Letizia y Pablo Iglesias son bastante parecidos. Ni uno encaja en una vanguardia leninista ni la otra en una monarquía

P. Eso implica ir por tanto hacia una reforma constitucional y un nuevo periodo histórico...

R. Posiblemente sí, hacia un nuevo periodo constituyente. En ese sentido, la monarquía tiene que arriesgarse a que el país le diga que no queremos reyes. No puede refugiarse en la fórmula de que existen procedimientos para cambiar el capítulo de la Corona en la propia Constitución. Ése es el discurso que Felipe dirige habitualmente a los republicanos, lo del cambio por la vía constitucional. Pues depende. O no. Si la monarquía toma la iniciativa de desbloquear el asunto y abrir un nuevo proceso constituyente, yo creo que ahí tiene una oportunidad. Pero tiene que arriesgarse. Su padre se arriesgó. Los parchecitos ya no valen. El único que está empecinado en mantener la Constitución como tal es el partido en el Gobierno. Ya ni la oposición lo quiere. Cuando el jefe de la oposición está hablando de una constitución federal para España es que no se puede seguir manteniendo la Constitución tal y como está. No puedes encastillarte pensando que todo se arregla con cuatro reformas bien pactadas sobre las que ni siquiera quiere hablar Rajoy. Tenemos el Gobierno de la derecha más tonto de toda la historia de la derecha española. Una cosa que es de preocupar. El problema de la monarquía es un problema que tiene bastante que ver con el problema de la viabilidad constitucional.

(E. Villarino).
(E. Villarino).

P. ¿Y tiene futuro entonces la Corona?

R. La incógnita es si la monarquía puede perdurar en una sociedad donde esta burguersía, esta clase media inestable, sea la que predomine y marque la nota social dominante. ¿Puede convertirse el Rey en un Burguer King, que es ese chiste estúpido que hago al final del libro?

A mí lo que me interesaba en el libro es marcar la dificultad de la sucesión frente al discurso oficial de Rajoy de que todo está atado y bien atado. Yo creo que estamos en una fase de profunda crisis social, entre otras cosas porque viene marcada por una sucesión. Y ninguna sucesión real en España, desde hace dos siglos, ha sido sido una cosa puntual y siempre han sido periodos muy convulsos.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios