el exjuez es ahora asesor del gobierno argentino

Garzón maniobra para censurar una web que denuncia los 'puntos oscuros' de su biografía

Garzón ha exigido a Red.es el cierre de una web argentina que denuncia "los puntos más oscuros de su carrera judicial" para "desmontar su imagen"

Foto: El exjuez Baltasar Garzón (EFE)
El exjuez Baltasar Garzón (EFE)

Baltasar Garzón ha exigido a la entidad responsable de la validación de dominios de internet Red.es el cierre de una web argentina que denuncia "los puntos más oscuros de su carrera mediática y judicial" con el objetivo de "desmontar la imagen del ex juez español como defensor de los Derechos Humanos". La web cita como ejemplo el II Foro Mundial de Derechos Humanos, que se celebra el próximo día 27 en la ciudad marroquí de Marrakech, uno de cuyos promotores es Garzón, pese a que en el país vecino se practica "la tortura, las desapariciones, los asesinatos extrajudiciales y la ocupación de pueblos como el saharaui".

El hijo del exmagistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón Molina, presentó el pasado 4 de septiembre, en representación de su padre, una solicitud al organismo público Red.es para iniciar un "procedimiento de cancelación" del dominio baltasargarzon.es, al considerar que esa página web incurre en una "utilización indebida" del nombre del juez. La entidad, dependiente del Ministerio de Industria, ha dado ahora un plazo de 10 días a los impulsores del portal para que presenten alegaciones, antes de decidir si mantiene o cancela definitivamente el dominio.

Garzón, que en 2012 fue expulsado de la carrera judicial e inhabilitado por un periodo de 11 años, es asesor en Derechos Humanos del Gobierno argentino, con rango de subsecretario de Estado. El exjuez, que tiene residencia temporal y documento de identidad argentinos, fue designado para el cargo por la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, poco después de su inhabilitación en España por un delito de prevaricación, al haber ordenado grabar las comunicaciones en prisión de los principales cabecillas de la trama Gürtel y sus abogados. Su sueldo es de 72.000 pesos, unos 6.300 euros.

Según el abogado Diego Herchhoren, uno de los promotores de la web y de la iniciativa Garzón en Argentina, la idea surgió de "un grupo de investigadores, periodistas, profesionales o militantes sociales de ambos lados del Atlántico, especialmente de Argentina, Colombia y España, que, bien por su profesión o por su actividad, se han visto afectados por la labor judicial de Garzón o que quieren poner al descubierto que su proyección mediática ha contribuido a blanquear la imagen de actores políticos que violan los derechos humanos".

La web denuncia, precisamente, el "blanqueamiento internacional del régimen marroquí", supuestamente impulsado por Garzón, uno de los principales promotores del II Foro Mundial de Derechos Humanos de Marrakech, que pretende reunir a unos 5.000 miembros de asociaciones e instituciones de 93 países. "Parece una broma, pero con ciertos temas no se juega", argumentan desde baltasargarzon.es, lamentando que Marruecos sea el país elegido para debatir sobre derechos humanos, "precisamente donde el gobierno anfitrión los viola sistemáticamente desde hace décadas". La Asociación Marroquí de Derechos Humanos, muy crítica con el régimen de Mohamed VI, ya ha anunciado que boicoteará el evento.

"Como viene ocurriendo a menudo desde que Garzón se hizo kirchnerista, de la misma manera que antes se codeaba con el expresidente y jefe número uno de los escuadrones de la muerte españoles, el GAL, Felipe González, lo acompañan en esta nueva incursión internacional funcionarios del Gobierno argentino, como el secretario de Derechos Humanos, Martín Fresneda, su jefe de Gabinete, Agustín Cetrángolo, el director de Derechos Humanos de la Subsecretaría de Política Exterior, Federico Villegas, y el secretario ejecutivo del Consejo Federal de Derechos Humanos, Agustín di Toffino".

Ante el previsible cierre de la web por el Ministerio de Industria español, "los que llevamos adelante esta iniciativa hemos abierto el nuevo dominio noagarzon.org, donde los internautas podrán seguir consultando los reportes e informaciones que vienen a aclarar qué papel jugó y puede seguir jugando este represor disfrazado de defensor de los Derechos Humanos". El portal recoge diversos episodios que probarían, supuestamente, la implicación del exjuez de la Audiencia Nacional en "hechos de corrupción, omisión de actuación en materia de torturas a detenidos y colaboración con gobiernos repudiados por sus violaciones a los Derechos Humanos".

Desde su expulsión de la carrera judicial, Garzón se ha volcado en el ejercicio de la abogacía y el asesoramiento de varios Gobiernos latinoamericanos, el argentino entre ellos, en materia de Derechos Humanos. Además, escribe libros y artículos, da conferencias, colabora con universidades y preside su propia fundación en defensa de una jurisdicción universal. En julio del pasado año impulsó, junto a un grupo de intelectuales, artistas y exdirigentes políticos, la plataforma Convocatoria Cívica, que pretende "movilizar el poder ciudadano", desde posiciones progresistas, para lograr una "auténtica democracia".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios