rajoy intenta retomar la iniciativa tras el 9-N

Génova toca a rebato para que alcaldes de toda España y barones apoyen al PP catalán

Génova está citando a sus principales barones, junto a alcaldes de toda España, para que concurran en Barcelona en apoyo del PP catalán

Foto: La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, en la reunión de la junta directiva del PPC. (EFE)
La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, en la reunión de la junta directiva del PPC. (EFE)

La dirección del PP, al margen de las querellas de la Fiscalía, intenta recuperar la iniciativa política ante el desafío independentista de Artur Mas. Génova prepara un acto de peso en Barcelona para los días 28 y 29 en clave de partido (respaldo a la organización en Cataluña), pero que también sirva para presentarse como referente de todos los ciudadanos que siguen al margen de la llamada al secesionismo. Según ha sabido El Confidencial, el PP está citando a sus principales barones, junto a alcaldes de toda España, para que concurran a la convención en la Ciudad Condal.

Los populares se consuelan con el dato de que si Mas, Oriol Junqueras y la CUP han confirmado que mantienen la movilización de un tercio de los catalanes, casi dos millones, a favor de una consulta independentista, todavía quedan dos tercios de la población residente en la comunidad a los que ganarse o defender. Son la base sociológica de lo que en el País Vasco fue y se llamó el bloque político constitucionalista frente a la hegemonía del PNV y el terrorismo de ETA.

La apuesta definitiva de Mas, confirmada el 9-N, por el desafío al Estado y el separatismo obliga al partido en el Gobierno a cambiar una estrategia en Cataluña que arrancó en los tiempos de las minorías parlamentarias de José María Aznar y que siguió con la mayoría de Mariano Rajoy al principio de esta legislatura: la de apaciguar a CiU, buscar el pacto y desmovilizar a sus propias bases electorales. Ahora Mas se ha puesto en cabeza del independentismo y al PP le ha surgido un exitoso competidor electoral que crece básicamente a su costa, como es Albert Rivera.

La secretaria general del PP, María Dolores Cospedal (2d), Sánchez-Camacho, Arenas (2i) y Floriano. (EFE)
La secretaria general del PP, María Dolores Cospedal (2d), Sánchez-Camacho, Arenas (2i) y Floriano. (EFE)

Ante ese panorama, hundidos todos los puentes de posible entendimiento con Convergència, y un posible adelanto electoral en Cataluña, en Génova han concluido que toca rearmarse en argumentos y apuntalar al PP en la comunidad. Es el objetivo de la visita de Rajoy a Barcelona, primero prevista para el día 22 de noviembre, luego aplazada para el 29 y completada con el desembarco de alcaldes de toda España que estaban citados antes en Logroño y que ahora se ampliará con la presencia de los principales barones del partido.

En Génova se han puesto a pedir a sus presidentes autonómicos de más peso, como Alberto Núñez Feijóo, Luisa Fernanda Rudi, José Ramón Bauzá o Alberto Fabra, que busquen hueco en sus actividades para asistir a una convención, la de Barcelona, en la que no estaba previsto contar con ellos porque eran unas jornadas para analizar y promocionar la labor de sus alcaldes, con Rita Barberá en primer lugar. Según fuentes de la dirección, no aspiran a que vayan todos a la Ciudad Condal, como ya hicieron en la convención autonómica celebrada en Cáceres, pero sí una representación de los mismos para que quede claro el compromiso y el apoyo de toda la organización al PP catalán. Se trata de que acompañen en las jornadas a Rajoy y a la secretaria general y presidenta de la Junta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal.

Esteban González Pons (d), Alberto Fabra y Sánchez-Camacho. (EFE)
Esteban González Pons (d), Alberto Fabra y Sánchez-Camacho. (EFE)

Para buscar una mayor coordinación y mejor respuesta al reto independentista en Cataluña, Cospedal ya reunió ayer en Madrid a los portavoces de los grupos parlamentarios del PP en todas las comunidades autónomas, junto con los vicesecretarios Javier Arenas y Carlos Floriano, para despachar con la presidenta del partido en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho. También asistió a la cita el jefe de gabinete de Rajoy y diputado por Barcelona, Jorge Moragas.

Camacho puso al día a los dirigentes nacionales y regionales del PP sobre los últimos movimientos de Mas en Cataluña y les explicó la necesidad de recuperar la iniciativa política después de la consulta del 9-N, fallida en el capítulo legal pero que al presidente de la Generalitat le ha dado oxígeno ante los suyos. Según la presidenta del PP catalán, los ciudadanos están “hartos” del debate sobre el 9-N y es urgente recuperar el debate sobre los problemas reales de la sociedad.

La dirigente popular insistió en que su partido debe presentar iniciativas y soluciones para los 4,5 millones de catalanes que han demostrado sentirse “huérfanos” como ciudadanos ante el empeño de la Generalitat en dejar de gobernar para centrarse en el proyecto secesionista.

Sánchez-Camacho quedó con los reunidos en aprovechar para Cataluña sus proyectos e iniciativas que triunfan en otras comunidades autónomas, al tiempo que se ocupará de mantener una comunicación permanente para que todo el PP, a través de Génova, pueda tener la misma respuesta en toda España sobre lo que ocurre en su autonomía.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios