Es noticia
Menú
Rato queda suspendido de militancia en el PP a petición propia por las tarjetas VIP
  1. España
El exvicepresidente insiste en que es inocente

Rato queda suspendido de militancia en el PP a petición propia por las tarjetas VIP

Mariano Rajoy ha garantizado a la dirección de su partido que se respetarán todas las garantías que establecen los estatutos para los procesos de depuración interna

Foto: Mariano Rajoy (c), María Dolores de Cospedal (i) y Javier Arenas (d) en el Comité Ejecutivo del PP celebrado hoy (Reuters)
Mariano Rajoy (c), María Dolores de Cospedal (i) y Javier Arenas (d) en el Comité Ejecutivo del PP celebrado hoy (Reuters)

Rodrigo Rato cedió al final a las sugerencias que le hicieron la semana pasada desde el PP para que solicitara la suspensión temporal de militancia por su propio bien y el de la formación política que le llevó hasta la vicepresidencia del Gobierno en 1996. El caso de las tarjetas opacas iba a costarle de cualquier forma que desde Génova le apartaran del partido cautelarmente una vez visto el cariz que tomaba la investigación de la Audiencia Nacional.

Rato remitió una carta a la secretaria general de la organización, María Dolores de Cospedal, para pedir "la suspensión temporal de militancia del Partido Popular hasta que todos los hechos queden esclarecidos". El exresponsable de Caja Madrid y de Bankia insiste en su escrito en que sigue convencido “de haber actuado siempre dentro de la legalidad, en el convencimiento de que esas tarjetas emitidas, conocidas y controladas por la entidad, eran para uso personal y formaban parte de mi salario. Como tal, eran declaradas y contabilizadas”. Es la misma versión de lo sucedido que ofreció al juez Fernando Andreu.

El exvicepresidente del Ejecutivo agrega que da el paso por el interés del PP y asegura estar “a disposición del partido para todas las explicaciones que se me requieran ante los órganos pertinentes”. De hecho, esta semana iba a recibir la llamada del instructor interno de caso, el diputado Francisco Molinero, para que acudiera a declarar a la sede de Génova como los otros 12 beneficiarios de las tarjetas que aún son militantes del partido.

Vídeo: El PP promete contundencia y legalidad

Sobre el expediente informativo abierto a los militantes que disfrutaron de las tarjetas, el presidente del PP se limitó a recordar que la organización tiene unas normas internas que se deben respetar y exigen una audiencia previa del afectado, para que se explique, antes de proceder a la suspensión cautelar de militancia o expulsión posterior.

Cospedal, sin embargo, reconoció que el asunto corría prisa y después de la reunión del comité ejecutivo explicó que en los próximos días el instructor nombrado al efecto, el diputado por Albacete Francisco Molinero, llamará a Rato y a los demás ex responsables de Caja Madrid y Bankia para cumplir con el procedimiento. “Todos estamos escandalizados pero queremos estar cargados de razón antes de decidir nada”, dijo la secretaria general.

Los discursos de Rajoy y Cospedal eran también respuesta a las prisas expresadas por dirigentes del partido como Alberto Núñez Feijóo o Alberto Fabra por dejar fuera de la organización a Rodrigo Rato. Cospedal insistió asimismo en que los populares no pueden proceder por las bravas contra sus afiliados, como ha hecho el PSOE, porque tienen unas normas internas básicas que cumplir, como es oírlos antes. Además, el PP se evita así que las expulsiones puedan ser recurridas ante los tribunales como le pasará al PSOE en el caso del exministro de Felipe González, Virgilio Zapatero.

Rato resolvió a última hora de la tarde el problema de las presiones internas en su partido para dar una respuesta menos lenta al escándalo de las tarjetas opacas con la citada carta. Era el escrito que no había querido remitir la semana pasada a la espera de declarar en la Audiencia Nacional. El auto posterior y la fianza impuesta de 3 millones de euros no le han dejado más salida que solicitar su baja temporal en el PP.

Rodrigo Rato cedió al final a las sugerencias que le hicieron la semana pasada desde el PP para que solicitara la suspensión temporal de militancia por su propio bien y el de la formación política que le llevó hasta la vicepresidencia del Gobierno en 1996. El caso de las tarjetas opacas iba a costarle de cualquier forma que desde Génova le apartaran del partido cautelarmente una vez visto el cariz que tomaba la investigación de la Audiencia Nacional.

Rodrigo Rato María Dolores de Cospedal Mariano Rajoy Audiencia Nacional
El redactor recomienda