Virgilio Zapatero asegura que su expulsión del PSOE es “injusta, precipitada e ilegal”
  1. España
EL EXMINISTRO ANUNCIA RECURSO ANTE LA JUSTICIA

Virgilio Zapatero asegura que su expulsión del PSOE es “injusta, precipitada e ilegal”

Virgilio Zapatero no piensa darse por vencido tan fácilmente. El exministro recibió por la mañana, a las 12.30, el burofax remitido por la Ejecutiva del PSOE

Foto: Virgilio Zapatero, exministro de Relaciones con las Cortes con Felipe González (EFE).
Virgilio Zapatero, exministro de Relaciones con las Cortes con Felipe González (EFE).

Virgilio Zapatero no piensa darse por vencido tan fácilmente. El exministro socialista en los gobiernos de Felipe González, exrector de la Universidad de Alcalá y exvicepresidente de Caja Madrid durante dos años y medio, recibió en la mañana de este martes, a las 12.30, el burofax remitido por la Ejecutiva Federal del PSOE en el que se le notificaba su expulsión provisional por el caso de las tarjetas black de Caja Madrid. Un procedimiento que, en una nota remitida a varios medios de comunicación, califica de “injusta, precipitada y manifiestamente ilegal”.

En un comunicado, Zapatero ha explicado que no la ha “sorprendido” el desenlace toda vez que, asegura, Pedro Sánchez ya dio órdenes claras de ser implacable con los que socialistas que habían utilizado esas tarjetas, a los que auguró su expulsión, tal y como finalmente ha sucedido.

“Al parecer, no les han parecido “satisfactorias” las explicaciones que di a la instructora Susana Sumelzo, miembro de la comisión ejecutiva, nombrada instructora por aquella y a quien el secretario de organización había dado “instrucciones” de ser “implacable”. Me temo que su dependencia orgánica y las instrucciones recibidas le han privado de la autoridad, autonomía y mínima imparcialidad que precisan este tipo de actuaciones”, razona el exministro, que se centrará ahora en defenderse por los procedimientos internos que prevé el PSOE y también, fuera, en los tribunales y con la Agencia Tributaria. “Pediré las pruebas y propondré los testigos, tal y como me permite el Reglamento, si no lo han derogado o cambiado. Y en última instancia, si es necesario, acudiré a los tribunales para defender mi honor”, advierte.

“Tampoco les ha debido parecer “satisfactorio” el hecho de no haber ocasionado ningún quebranto económico a la caja y haber liquidado antes de salir de la Caja, sin que nadie me lo pidiera y hace más de dos años 27.980,76 euros correspondientes a las facturas de las que tenía constancia en ese momento; ni que renunciara a percibir, dada la difícil situación de la entidad, a más de 200.000 euros que legalmente me correspondían”, añade-.
Zapatero explica que la decisión de expulsar a los 16 implicados en el caso “sin diferenciar situaciones, comportamientos y responsabilidades, que son siempre individuales”, estaba tomada desde el principio. “Y fiándose únicamente de informaciones que no sólo no están contrastadas sino que no se corresponden a la realidad”.

“La resolución, aparte de injusta y precipitada, es manifiestamente ilegal como probaré en el proceso y, además, implica que la Comisión Ejecutiva, desconoce principios esenciales del Estado de derecho como el de la individualización de la responsabilidad, la presunción de inocencia, la acusación clara y concreta, el derecho de defenderse…, en suma, un proceso debido”, concluye.

“No obstante, quiero recordar que el artículo 6 de la Constitución obliga a los partidos a que sus estructuras y funcionamiento interno sean democráticos; esto es, que no sólo les está vedada la arbitrariedad en sus decisiones sino que están vinculados por los valores, los principios del derecho y las garantías propias de un Estado social y democrático de derecho”.

20.900 euros en restaurantes

Según el desglose de los gastos pagados a cargo de la tarjeta black de Caja Madrid, el exministro socialista gastó 20.900 euros en restaurantes y 3.500 euros en libros entre los años 2010 y 2012, los dos años que formó parte del Consejo de la Caja. En total, Virgilio Zapatero cargó 170 pagos en restaurantes.

También fueron frecuentes sus compras en floristerías, hoteles y, en menor medida, chocolaterías, además de viajes, visitas a monumentos y gasolina. En el Teatro Real gastó 300 euros con su tarjeta de consejero.

Pedro Sánchez
El redactor recomienda