EXPERTO EN ALERTAS SANITARIAS

Rajoy se encomienda a Fernando Simón, el portavoz del ébola que lidió con la gripe A

Sanidad y Madrid buscaban una persona experta en la materia que sirviera de puente entre el Estado y la sociedad. Simón es un reputado investigador.

Foto: Fernando Simón, portavoz oficial para informar sobre el ébola. (EFE)
Fernando Simón, portavoz oficial para informar sobre el ébola. (EFE)

Que el primer contagio de ébola fuera de África sucediera en España pilló tan de sorpresa al Gobierno que tardó demasiado tiempo en reaccionar. El Ejecutivo dirigido por Mariano Rajoy se pasó la semana pasada intentando atajar la crisis sanitaria más profunda desde que el Partido Popular conquistó la Moncloa. Cinco días después de que estallara el caso y tras un profundo caos informativo, agravado porque nadie asumió las riendas de la crisis desde el principio, el Gobierno se decantó como portavoz oficial por un experto en lugar de por un político: Fernando Simón, un auténtico desconocido para la opinión pública pero una referencia en alertas sanitarias al que le tocó lidiar con la pandemia de la gripe A.

Cuando se supo que una auxiliar de enfermería que había atendido al religioso García Viejo estaba infectada, la ministra de Sanidad, Ana Mato, ofreció una rueda de prensa de la que surgieron más dudas que certezas. A la inoperancia de la ministra, a la que se le acusó de provocar más psicosis por su poca convicción al dar la información, se sumaron horas después las desafortunadas afirmaciones del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, que llegó a acusar a la enferma de mentir cuando visitó a su médico de cabecera, ya con los síntomas de la enfermedad palpables.     

Mientras el desconcierto por una posible cadena de contagios seguía preocupando a una sociedad que pedía explicaciones, el ministerio y la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid tardaron cuatro días en encontrar a la persona adecuada, experta y reputada, para convertirla en el cauce oficial por el que se daría toda la información necesaria sobre el caso. No fue hasta el viernes cuando los dos departamentos decidieron por unanimidad que el portavoz oficial de la crisis del ébola sería Simón, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias del ministerio de Sanidad.

El comité científico nombrado por el Gobierno lanza un mensaje de tranquilidad

Vídeo: El comité científico del Gobierno lanza un mensaje de tranquilidad

 

Este especialista, que este fin de semana ha sofocado gran parte de las dudas que asaltan a la población, es un reputado investigador y un especialista en formación y control de riesgos. Su trabajo diario desde hace años consiste en coordinar el desarrollo de planes genéricos y específicos de preparación y dar respuesta ante amenazas para la salud de la población. Él ha sido el encargado de diseñar los planes de contingencia del ministerio de Sanidad ante determinadas crisis y emergencias.

El departamento que dirige Simón es el nudo de coordinación entre Sanidad y la Organización Mundial de la Salud, el organismo que dictaminó el protocolo a seguir en el caso de que alguien sospeche que ha podido ser infectado de ébola. En el caso de la auxiliar Teresa, uno de los debates gira en torno a si debió aislarse el día 30 de septiembre, cuando aparecieron los primeros síntomas febriles o, por el contrario, esperar a que el termómetro marcase los 38,6 grados de temperatura, como indica el protocolo de la OMS.

Un promedio de 40 alertas cada año

El Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias que dirige Simón inició su andadura en 2004, durante la alerta internacional por la gripe aviar. Desde entonces ha participado en la gestión de un promedio de 40 alertas nacionales e internacionales cada año, asociadas a diferentes tipos, infecciosos y no infecciosos y diferentes niveles de riesgo para la salud pública. Además de la gripe aviar, este departamento ha tratado otros temas de emergencia internacional, como la fiebre del Nilo Occidental o la transmisión de la malaria. Sin embargo, la situación de máximo impacto fue cuando la OMS decretó la alerta pandémica por gripe A.

Simón trabaja codo con codo con centros nacionales de epidemiología y microbiología y los servicios de vigilancia y salud pública de las comunidades autónomas. Desde este viernes, participa también diariamente en el comité de expertos que analiza la evolución del ébola a su paso por España. El estado de la paciente contagiada por el misionero García Viejo sigue siendo crítico pero estable. Pese a que hay esperanzas de que la enferma salga adelante, fuentes sanitarias advierten de que se trata de una enfermedad impredecible y no se descarta que la paciente tenga afectada la función renal.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios