teresa empeoró de madrugada

La auxiliar de enfermería contagiada de ébola se encuentra en estado "muy crítico"

Cualquier persona en riesgo con cuadro febril será aislada. La enferma tenía que haber sido ayudada por alguien para quitarse el traje. Aún no se sabe quién.

Foto: Javier Rodríguez, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid. (EFE).
Javier Rodríguez, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid. (EFE).

La auxiliar de enfermería Teresa Romero, contagiada por el virus del ébola, ha experimentado un empeoramiento en su estado de salud en las últimas horas y se encuentra en una situación "muy crítica", según ha informado el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez.

El estado de la paciente se ha agravado severamente a lo largo de la jornada, en la que se ha elevado a siete el número de personas que permanecen en observación en el Hospital Carlos III de Madrid para determinar si están infectados por el virus.

Junto a la auxiliar permanecen ingresadas otras ocho personas más, entre ellas su marido, Javier Limón, que se encuentra asintomático pero está en vigilancia por el contacto que ha mantenido con ella los últimos días. También está Juan Manuel Parra, el médico que atendió a Teresa Romero en las urgencias del hospital de Alcorcón, que no presenta síntomas e ingresó voluntariamente ayer para someterse a observación; y la médico de familia que la asistió en un centro de salud de Alcorcón (Madrid), y que está asintomática.

Otra enfermera del equipo del Carlos III encargado de la atención de los misioneros fallecidos está ingresada pendiente de que la someta a la primera prueba del virus del ébola, al igual que otro enfermero del mismo equipo, que también aguarda para que se le practique el primer test. A todos ellos se ha sumado esta mañana otro médico del Hospital de Alcorcón, que ha llegado sano pero que será sometido a "vigilancia activa".

Jornada de caos informativo

La ceremonia de la confusión en el caso del estado de Teresa Romero, la auxiliar de enfermería contagiada de ébola, ha alcanzado en las últimas horas cotas insospechadas. La prohibición por parte de la víctima a las autoridades sanitarias de que informaran sobre su estado ha chocado con el protagonismo de su hermano y de los sindicatos. Ambas 'fuentes' no oficiosas aseguraban hoy a las puertas del Carlos III y en una rueda de prensa que Teresa era víctima de un fallo multiorgánico, un fallo respiratorio grave y que permanecía intubada. Fuentes oficiales del hospital acaban de desmentirlo.

Esas fuentes, según inform EFE, aseguran que la auxiliar de enfermería sufrió un empeoramiento esta madrugada, pero que no ha habido variación desde entonces. Es más, han desmentido a la secretaria autonómica del Sindicato de Técnicos de Enfermería, Elvira González, que había dicho a las puertas del centro hospitalario que la paciente "está grave, intubada y empieza a tener fallos multiorgánicos".

También han rectificado al hermano de la auxiliar, que había asegurado esta mañana a los medios que estaba intubada y que le habían dado "muy pocas esperanzas".Teresa ingresó el lunes tras confirmarse que había dado positivo en ébola. Formó parte del equipo que atendió al misionero García Viejo, fallecido por la misma enfermedad.

En un primer momento, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid no ha querido confirmar el pronóstico de la enferma porque ella misma y su marido se negaron a que la administración facilitase un parte diario sobre su estado de salud. "Es la familia la que está dando la información, así que preguntad a ellos", aseguraron a El Confidencial. Sin embargo, finalmente el Hospital se ha visto obligado a confirmar el empeoramiento del estado de salud de Teresa: "La situación ha emperorado y tenemos prohibido dar información sobre su estado. Hay que respetar su voluntad". Horas después, desmentía que estuviera intubada. 

Toda la información partía del hermano, José Ramón, que anunciaba a las puertas del hospital que las autoridades hospitalarias se habían puesto en contacto esta mañana con la familia y les había pedido que acudieran urgentemente al hospital. El empeoramiento se ha producido de madrugada. Precisamente, esta misma mañana el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, aseguraba a Onda Cero que Teresa estaba mejor y que la carga viral había disminuido. El problema, según asegura el hermano, se centra "en los pulmones". Ayer, en una de las varias entrevistas que la víctima concedió por teléfono desde su habitación, ya se mostró muy fatigada.

Empeora la salud de la auxiliar con ébola

Vídeo: Empeora la salud de Teresa

La Comunidad de Madrid está buscando qué pudo fallar en el protocolo de prevención en el que Teresa Romero se contagió del ébola. El departamento que dirige Javier Rodríguez ha cambiado sobre la marcha el protocolo que marca que no hay que alarmarse hasta que el paciente no presenta un cuadro febril de 38,6 grados y se han comprometido a aislar a cualquier persona que hubiera estado en contacto con algún contagiado y presente síntomas, por mínimos que sean. Su departamento está revisando también quién hacía los controles en el momento del posible contagio de la auxiliar y él mismo, si tiene que asumir alguna responsabilidad por falta de control, la asumirá. “Soy médico. Afortunadamente tengo la vida resuelta”, confesó en una entrevista con La Ser.

La Consejería de Sanidad ha modificado unilateralmente el protocolo que marca la Organización Mundial de la salud por considerar “de alto riesgo” casos de personas que han tenido contacto con enfermos de ébola “que tengan unas décimas”. La única infectada, de momento, aislada en el Hospital Carlos III, sufrió por primera vez un cuadro febril el 30 de septiembre, pero no fue hasta seis días más tarde cuando se aisló. Todas las personas que estuvieron en contacto con ella durante esas jornadas están en cuarentena.

“Hay que revistar los protocolos. Si no funcionan, hay que revisarlos, no son documentos inamovibles”, destacó Rodríguez durante su comparecencia en la Comisión de asdnidad de la Asamblea de Madrid. Esta mañana rectificó la expresión que utilizó cuando señaló a la propia auxiliar de enfermería de haber mentido sobre su salud, pero el consejero de Ignacio González se ratificó en que la sanitaria ocultó información sobre un posible contacto con el virus.

El Hospital Carlos III (Reuters)
El Hospital Carlos III (Reuters)

Piden la dimisión del consejero

La consejería de Sanidad también está intentando buscar quién debía estar vigilando a la auxiliar cuando ésta se quitaba el traje con el que entró en la habitación donde falleció el misionero García Viejo. Al parecer, la responsabilidad debería haber sido de la supervisora que había en la sala. Pero las cámaras de seguridad no grabaron el momento en el que la auxiliar de enfermería se quitó el traje protector ni si había personas con ella para ayudarla, como indica el protocolo.

Las duras palabras que en los dos últimos días ha propinado el máximo responsable de la Sanidad de la única región que ha puesto en cuarentena a varias personas al haber estado en riesgo de ser contagiadas han generado rápidas reacciones. La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (Adspm) exige su dimisión, ya que “Rodríguez intenta trasladar su responsabilidad a una persona enferma”. Además, la propia organización acusa al consejero de que “no garantiza ni los medios técnicos, ni la formación ni el entrenamiento suficiente al personal sanitario” del hospital Carlos III, en el que están aislados todos los pacientes. 

El cosejero de Sanidad de Madrid cree que la enfermerá mintió

Vídeo: El consejero de Sanidad de Madrid cree que Teresa mintió

 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
149 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios