FUE NOMBRADO hace sólo SEIS MESES

TPG y CaixaBank fulminan a Rato de su inmobiliaria por el caso de las tarjetas 'black'

El que fuera presidente de Bankia y beneficiario de las tarjetas opacas ha sido destituido del consejo de la inmobiliaria del fondo americano y el banco catalán.

Foto: El expresidente de Bankia Rodrigo Rato (Enrique Villarino)
El expresidente de Bankia Rodrigo Rato (Enrique Villarino)

El escándalo de las tarjetas opacas de Caja Madrid se ha cobrado la cabeza más importante de la manada de directivos, consejeros y sindicalistas que durante años ocultaron al fisco gastos inadecuados. Rodrigo Rato, el último presidente de Bankia hasta la nacionalización, ha sido destituido de Servihabitat Servicios Inmobiliarios, la compañía propiedad del fondo estadounidense Texas Pacific Group (TPG) y CaixaBank.

El que fuera director general del Fondo Monetario Internacional (FMI) y ministro de Economía y Hacienda ha sido cesado de sus funciones como consejero de esta filial inmobiliaria de La Caixa, que en 2013 vendió un 51% del capital a TPG. El fondo americano le incorporó al órgano de administración de esta sociedad, que agrupó gran parte de los edificios, locales comerciales y plazas de garaje que la caja se quedó por el impago de los préstamos por parte de los clientes.

TPG, representado en España por Alfonso Cortina, el que fuera presidente de Repsol, le designó consejero de Servihabitat Servicios Inmobiliarios el pasado mes de marzo. Según fuentes próximas a la compañía, Rato fue cesado cuando tanto TPG como CaxiaBank tuvieron conocimiento del escándalo de las 'tarjetas black' de Caja Madrid. La decisión estuvo motivada a propuesta del fondo, que fue quien lo nombró.

El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé. (EFE)
El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé. (EFE)

Rato ha devuelto los 54.837 euros que gastó entre 2011 y 2012 sin comunicárselo a la Agencia Tributaria hasta que fue destituido. Pero aún le quedaron por entregar los 44.200 euros que dedicó a asuntos personales ajenos a su actividad como presidente durante 2010.

El despido de Rato se produce apenas seis meses después de su nombramiento como consejero de Servihabitat, una designación de la que CaixaBank se desvinculó. “Doy mi palabra de honor de que nadie me llamó para contármelo, me lo encontré hecho”, aseveró Isidro Fainé el pasado mes de abril cuando un accionista le inquirió qué hacía el máximo responsable de la quiebra de Bankia formando parte de la entidad con sede en Barcelona. "Ni el Sr. Cortina ni TPG me llamaron por teléfono para consultarme el nombramiento; es la verdad, ¡¡¡no me llamaron!!!, les doy mi palabra de honor", aseveró Fainé.

Al calor de Alierta y Botín

Este era el tercer consejo de administración al que accedía Rato después de la nacionalización de Bankia. Antes de pasar a nómina de Servihabitat, Telefónica le contrató en enero de 2013 como miembro de su consejo asesor para Europa y Latinoamérica. “Por su experiencia y trayectoria, su nombramiento viene a reforzar la visión global de Telefónica”, dijo la operadora en un comunicado. 

Fotografía de archivo de Rodrigo Rato y César Alierta. (EFE)
Fotografía de archivo de Rodrigo Rato y César Alierta. (EFE)

De esta manera, César Alierta compensaba a Rato, que cuando el PP ganó las elecciones generales de 1996 le propuso como presidente de Tabacalera. Después, a mediados de 2000, el ministro de Economía y Hacienda por aquellos tiempos lo elevó a primer ejecutivo de Telefónica, de la que sigue siendo el máximo directivo. El bróker de formación ha llegado a cobrar más de 9 millones de euros por ejercicio como presidente de la teleco.

En septiembre de ese mismo año, el Banco Santander también recuperó a Rato para su consejo asesor internacional, órgano donde ya había estado antes a razón de 200.000 euros por dos reuniones al año. El difunto Emilio Botín, que llegó a calificarle como “el mejor ministro de Economía de la historia de España”, aseguró posteriormente que “estaba muy satisfecho con tener a Rato con nosotros”. Ya en abril de 2014, el consejero delegado de la entidad financiera, Javier Marín, dijo que contar con Rato era "todo un lujo". Viendo lo que se gastó con la tarjeta, del lujo el expresidente de Bankia sabía mucho

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
42 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios