SE AMPLÍA LA COMISIÓN DE LIBERTAD RELIGIOSA

Ortodoxos, mormones y budistas reciben la última 'bendición' de Ruiz-Gallardón

Antes de abandonar el Ministerio de Justicia, dejó su firma plasmada en el BOE para que estas tres religiones formasen parte de la Comisión de Libertad Religiosa

Foto: Alberto Ruiz-Gallardón, junto al arzobispo ortodoxo de España y Portugal, monseñor Polykarpo. (Efe)
Alberto Ruiz-Gallardón, junto al arzobispo ortodoxo de España y Portugal, monseñor Polykarpo. (Efe)

Antes de abandonar el Ministerio de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón dejó su firma plasmada en una última disposición en el Boletín Oficial del Estado. Una decisión que, curiosamente, tiene que ver con la religión: ampliar a tres confesiones la Comisión Asesora de Libertad Religiosa. En este órgano, meramente consultivo para el Gobierno, están representadas aquellas confesiones e iglesias que más arraigo tienen en España. Hasta ahora la formaban la Iglesia Católica, la Evangélica, la comunidad israelita y la islámica. La última decisión del ya exministro de Justicia fue abrir sus puertas a budistas, ortodoxos y mormones.

Compartirán mesa con representantes de la Administración y expertos en la materia para asesorar al Gobierno sobre la promoción y el desarrollo del derecho a la libertad religiosa. Sus discusiones, en realidad, giran en torno a problemas que se discuten en la calle. “Por ejemplo, la preocupación de la comunidad musulmana sobre el debate de la hiyab de las niñas musulmanas cuando van al colegio o si ha habido algún ataque antisemita". Así lo recuerda Joaquín Mantecón, catedrático de Derecho Eclesiástico del Estado, que ha formado parte de la comisión en diferentes posiciones: primero como representante de la Administración, luego como reconocido experto y ahora como representante de la Iglesia Católica.

Compartirán mesa con representantes de la Administración y expertos en la materia para asesorar al Gobierno sobre la promoción y el desarrollo del derecho a la libertad religiosa. Sus discusiones, en realidad, giran en torno a problemas que se discuten en la calle

No se habla de educación, por ejemplo, reservada a otras comisiones del Gobierno con las diferentes religiones. El Gobierno puede tener en cuenta sus reivindicaciones, o no. "Se ha recogido el reconocimiento de los matrimonios de ortodoxos, budistas, mormones y testigos de Jehová, que se discutió en la mesa", apunta Mantecón. Actualmente se analiza la nueva norma para el registro de Entidades Religiosas.

Mormones (o Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días)

Muy satisfechos con su inclusión están los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, “o los mormones, que acabamos antes”, bromea Faustino López, uno de los dirigentes de la iglesia en Europa y quien ocupará una silla en la comisión. Dice no sentirse identificado con esa palabra, mormón, que le suena rara y hasta "cacofónica" y que siempre acaba relacionándose con “hombres que tienen barba, sombrero y muchas esposas”. Pero reconoce que ‘mormón’ es una palabra mucho más común.

Esta inclusión dentro de la Comisión de Libertad Religiosa ayudará, dicen, a tener visibilidad y desterrar los tópicos. Antes participaban como oyentes, pero ahora “estaremos con pleno derecho”, con voz y voto. En España son entre 45.000 y 47.000 miembros. Tienen dos pilares básicos, la Biblia y el Libro del Mormón. Llegaron a España en 1968, concretamente a las bases militares norteamericanas, gracias a la ley de Libertad Religiosa aprobada un año antes. Desde entonces, se han ido expandiendo por el territorio hasta conformar la comunidad que hoy son.

Sobreviven gracias a la donación, por parte de sus miembros, del 10% de su sueldo. “No tenemos subvenciones ni las queremos”, apunta Faustino. Sí solicitan que esa aportación puedes desgravarse en la Declaración de la Renta. Pero no será su principal reivindicación. Llegan a la comisión con ganas de unirse a todos los grupos religiosos para que "se reconozcan los derechos y se apliquen”.

Otro de los retos que afrontan, apunta Faustino, tiene que ver con los lugares de culto. “En Bilbao van a prohibir que los centros de culto se instalen en edificios residenciales y los van a acabar mandando a los polígonos industriales. Es consecuencia del fundamentalismo, lo sabemos, y es entendible. El fundamentalismo está en medio de los conflictos bélicos y eso siempre crea miedo”.

Budistas, los que mejor prensa tienen

A esta mesa, y esta foto tan conciliadora, se unirán también los budistas, después de haber logrado un papel que dice que tienen arraigo en España. Hubo dos ponencias para conseguirlo; hoy ya lo tienen. Son una comunidad aproximada de entre 80.000 y 85.000 personas con especial importancia en grandes ciudades como Madrid, Barcelona y también en la zona de Levante, Baleares o Canarias.

El budista francés Matthieu Ricard. (Efe)
El budista francés Matthieu Ricard. (Efe)

Con su voto, buscarán la equiparación de derechos de todas las religiones, "tengan o no arraigo en España y siempre que cumplan con la ley y el orden", explica Luis Morente, a partir de hoy miembro de la comisión asesora y coordinador de la Comisión Legal de la Federación Budista de España. Para ellos, como para los mormones, también será un tema a discutir la posibilidad del culto religioso en lugares residenciales. "Que el procedimiento para abrir nuevos lugares sea más simple para aquellas que no tenemos un acuerdo con el Estado, como la Iglesia Católica y que no se utilicen las leyes actuales para poder expulsar a comunidades religiosas de pisos y viviendas donde celebran sus ritos”.

Viven de las aportaciones, de las donaciones, y con eso sustentan más de 300 centros en toda España. "No recibimos ningún tipo de subvención pero sería muy bien recibida". Reconocen que despiertan más simpatías que otras religiones. Bien porque "la decoración ayuda mucho, más de uno tiene un Buda en su casa", bien por la imagen de pacifistas o por la ayuda del cine y el arte: "Actores, filósofos y muchos cantantes son budistas". "Es verdad que conocen más el budismo que otras religiones", pero eso hace que se acabe hablando a la ligera de meditación y sexo tántrico en cualquier revista. "El tantra es una enseñanza que se tarda años en conseguir", se sorprende Luis.

Ortodoxos, la mayoría

En España son una comunidad de 900.000, la mayoría rumanos, pero cuando Teofíl Moldovan llegó a España en 1976 para cursar una beca en la Universidad Pontificia de Salamanca la radiografía de sus miembros era bien diferente. "Entonces sólo había ortodoxos griegos y aquellos ya se han ido. Ahora son rumanos, rusos, ucranianos y hasta de la lejana Georgia".

Teofíl ocupará un asiento de esta comisión, "agradecido", dice, pero sin querer desvelar cuáles serán las primeras preocupaciones que pondrá encima de la mesa. "Primero agradecer y luego desarrollar las situaciones y necesidades", apunta. Pero rascando algo más, sus preocupaciones son, al final, la del resto de confesiones e iglesias: tener un lugar de culto. "Yo he tenido la suerte en Madrid de poder compartir el espacio con la propia iglesia católica, pero en muchos lugares es incompatible por los horarios de culto", señala el párroco de la Iglesia Ortodoxa Rumana en Madrid.

En la capital han sido bien recibidos. Cuentan con la única catedral ortodoxa rumana en España, ubicada en Carabanchel, gracias a la cesión de un terreno por parte de la Comunidad de Madrid que entonces presidía Esperanza Aguirre. Es catedral de los ortodoxos residentes en España pero también referencia para sus hermanos portugueses. "Tenemos que reorganizar la iglesia ortodoxa alrededor de esta catedral y luego ya veremos lo que necesitamos", reflexiona Moldovan. 
España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios