otro no pasó de 1.100 euros en un año

Los 'legales' de Caja Madrid: tres directivos con tarjeta VIP no gastaron ni un céntimo

Entre los 86 ejecutivos a los que Caja Madrid otorgó esta tarjeta, hubo quien no hizo ningún gasto en ellas: ni particular ni de representación. Pero sólo fueron tres

Foto: Esteban Tejera, hoy director de Mapfre. (Efe)
Esteban Tejera, hoy director de Mapfre. (Efe)

No fueron 86 directivos y consejeros de Caja Madrid los que se fundieron 15 millones de euros durante los diez años que la entidad puso a su disposición esas tarjetas VIP paras su uso y disfrute personal. Hubo beneficiarios que disponían de estas tarjetas de crédito al margen del circuito general que no gastaron ni un céntimo de ellas.

Los nombres de los más honrados son Félix Manuel Sánchez Acal, consejero de Caja Madrid de UGT; Íñigo María Aldaz, presidente de Caja Madrid Seguros Generales, y Esteban Tejera, actual director general de Mapfre, que prefirió no hacer declaraciones sobre el escándalo. Hubo otro cuyo gasto no superó los 2.000 euros, y que sí encaja perfectamente con gastos de representación derivados del puesto que ocupa: José María García Alonso, que únicamente disfrutó de 1.100 euros en el año 2003.

De los que sí utilizaron la tarjeta b, varios, los que pertenecieron a Bankia, devolvieron parte del dinero cuando se les pidió explicaciones del gasto y no supieron justificarlo: el expresidente Rodrigo Rato (54.837 euros), José Manuel Fernández Norniella (9.700), Matías Amat (42.042) e Ildefonso José Sánchez Barcoj (90.879).

El terremoto político que ha provocado que la cúpula de Caja Madrid se gastara 15 millones de euros en diez años en tarjetas que se utilizaban sin ningún tipo de control ha provocado que ocho personas abandonaran en las últimas horas los puestos que hasta ahora ostentaban. El más llamativo ha sido el de Carmen Cafranga, presidenta de la Fundación Caja Madrid, que disfrutó de 175.000 euros durante los años que fue poseedora de la tarjeta.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, fue el primero en reaccionar. En cuanto el escándalo saltó, cesó al único implicado bajo su responsabilidad: Pablo Abejas, ex director general de Economía de la región, y recomendó a la propia Cafranga, que es socia de su esposa, que abandonara su puesto. Apenas unas horas después, la propia afectada dimitía “para preservar los intereses de la Fundación” y fue la única que dijo que, si la Justicia así lo acreditaba, repararía los daños que su actuación hubieran podido causar a la sociedad.

Los nombres de los más honrados son Félix Manuel Sánchez Acal, consejero de Caja Madrid de UGT; Íñigo María Aldaz, presidente de Caja Madrid Seguros Generales, y Esteban Tejera, actual director general de MapfreHa habido más caídos desde que Andres Herzog, abogado de UPyD, obtuvo el informe que ha desarrollado la Fiscalía Anticorrupción. El sindicalista Rodolfo Benito, responsable de la Secretaría de Estudios de CCOO, dejó su cargo en la Ejecutiva Federal del sindicato por haber gastado 140.600 euros en siete años. La misma suerte corrió el secretario general de UGT en Madrid, José Ricardo Martínez, que no pudo aguantar la presión y este viernes presentó su baja ante Cándido Méndez, su secretario general. Él dispuso de 44.200 euros en tres años para gastos privados y que intentó justificar sin éxito.

Los otros caídos

De la Ejecutiva del Partido Socialista de Madrid, que ahora quiere personarse en la causa, ha salido Ángel Gómez del Pulgar, que dispuso de 149.700 euros en siete años. En el Partido Popular, que se resiste a señalar a sus dirigentes hasta que el juez se pronuncie sobre si hicieron apropiación indebida de este dinero, también ha habido bajas. Hasta el jueves era el jefe de gabinete del secretario de Estado de Hacienda, José María Buenaventura, quien disfrutó de 63.000 euros de esas tarjetas opacas y quien, tras saltar el escándalo, puso su cargo a disposición de Miguel Ferre.

Otra víctima tras este tsunami ha sido el gerente de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV) de la localidad madrileña de Boadilla del Monte y ex consejero de Caja Madrid Manuel José Rodríguez. En su caso se gastó 37.100 euros únicamente en un ejercicio. Ninguno de los afectados ha devuelto aún el dinero disfrutado.

Por su parte, el asesor del grupo municipal del PP de Madrid Beltrán Gutiérrez Moliner fue destituido el jueves por la tarde por la alcaldesa madrileña, Ana Botella, informa Efe. Gutiérrez Moliner defendió ayer que empleó "dentro de la legalidad" y de acuerdo a las "instrucciones recibidas" la tarjeta de crédito de la que dispuso durante el tiempo que perteneció a la comisión de control de Caja Madrid.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios