La Iglesia católica beatifica a Álvaro del Portillo
  1. España
asisten más de 100.000 fieles

La Iglesia católica beatifica a Álvaro del Portillo

El sucesor de Escrivá de Balaguer al frente del Opus Dei ha sido beatificado en una ceremonia multitudinaria presidida por el delegado papal y Rouco Varela

placeholder Foto: Ceremonia de beatificación de Álvaro del Portillo. (Efe)
Ceremonia de beatificación de Álvaro del Portillo. (Efe)

La Iglesia católica ha beatificado hoy a Álvaro del Portillo, sucesor de Josemaría Escrivá de Balaguer al frente del Opus Dei, en una ceremonia presidida por el delegado del papa Francisco, el cardenal Angelo Amato y a la que han asistido más de 100.000 personas.Acompañado por el obispo prelado del Opus Dei, Javier Echevarría, Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, ha pronunciado en latín la fórmula de beatificación por la que se concede que Álvaro del Portillo sea, de ahora en adelante, beato.

Tras esta lectura, se ha descubierto una serigrafía de Álvaro del Portillo de 4 por 6 metros que adorna el altar donde, además de Amato y Echevarría, celebra la ceremonia el cardenal Antonio María Rouco Varela, arzobispo emérito de Madrid.

Finalizada la declaración de Amato, la familia de José Ignacio Ureta, el niño curado por intercesión del nuevo beato, ha sido la encargada de portar hasta el altar un pequeño relicario que contiene la sangre de Álvaro del Portillo. El milagro acreditado consiste en la recuperación de este niño, que a los pocos días de nacer sufrió un paro cardiaco de más de media hora y una hemorragia masiva.

Con esta ceremonia termina la causa de beatificación que se abrió en marzo de 2004, diez años después de su muerte, después de que más de 200 obispos y cardenales solicitaran que se abriera este proceso. En total, declararon en el proceso 133 testigos, entre ellos 19 cardenales y 12 obispos y, una vez cumplidos los trámites y estudios en la Congregación de las Causas de los Santos, Benedicto XVI declaró el 28 de junio de 2012 "que constaban las virtudes heroicas y la fama de santidad" de Álvaro del Portillo.

Un año después, el 5 de julio, el papa Francisco abría el camino de la beatificación al conceder su aprobación al decreto que reconocía el milagro. Según informa la Oficina del Opus Dei, hasta hoy se han recibido 13.300 relaciones de "favores" atribuidos a Álvaro del Portillo, como curaciones extraordinarias o reconciliaciones entre parientes o matrimonios.

La eucaristía, concelebrada por Amato, Rouco Varela y Echevarría, ha sido acompañada por unos 1.200 de sacerdotes imparten los sacramentos del perdón y de la comunión y también participan más de 150 obispos de todo el mundo y 17 cardenales, además de religiosos y miembros de diversos movimientos eclesiales.

El impulsor del papel de los laicos

Del Portillo (Madrid 1914-Roma 1994) fue el primer prelado del Opus Dei y sustituto y estrecho colaborador de san Josemaría Escrivá de Balaguer. Tercero de ocho hermanos, se doctoró por la Escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos y más tarde, en Filosofía y Letras y en Derecho Canónico.

En 1935 ingresó en el Opus Dei, organización religiosa fundada siete años atrás. De Escrivá de Balaguer recibió la formación y el espíritu de la obra. Pronto pasó a colaborar en el gobierno de la institución. En junio de 1944 fue ordenado sacerdote y dos años después se trasladó a Roma, poco antes de que lo hiciera Escrivá de Balaguer, con quien inició una estrecha colaboración que duró 40 años.

placeholder Juan Pablo II y Álvaro del Portillo.

Nombrado consiliario del Opus Dei en Italia en 1947, un año después accedió al puesto de rector del Collegio Romano della Santa Croce. Dentro del Opus fue secretario general entre los años 1940-1947 y 1956-1975 y procurador general desde 1947 a 1956. En 1975 fue elegido para sustituir al frente del Opus Dei a Josemaría Escrivá de Balaguer, fallecido en junio de ese año, después de que el propio Escrivá le hubiese designado antes de morir.

En 1982 Juan Pablo II erigió la Obra en Prelatura Personal y Del Portillo fue nombrado prelado del Opus Dei y posteriormente. Consultor de varios dicasterios durante el Pontificado de Pío XII, Álvaro del Portillo participó en las etapas previas y posteriores del Concilio Vaticano II y contribuyó a potenciar el papel de los laicos en la Iglesia.

Fue miembro 'ad honorem' de la Pontificia Academia Teológica Romana y Gran Canciller de las Universidades de Navarra (España), Piura (Perú) y la Sabana (Colombia). En 1958 fue nombrado Caballero de Honor y Devoción de la Soberana Orden de Malta y en 1967 le fue concedida la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort.

Afectado de cardioesclerosis, el 23 de marzo de 1994 falleció repentinamente en Roma. El sacerdote madrileño Javier Echevarría asumió la dirección de la Obra de forma interina, hasta su elección en abril de 1994. Álvaro del Portillo fue enterrado en la cripta de la Iglesia de Santa María de la Paz, en Roma, en la sede central, en el mismo nicho donde reposaron los restos de Escrivá de Balaguer hasta su beatificación.

El 5 de marzo de 2004, diez años después de su muerte, se abrió el proceso para su beatificación. El 5 de julio de 2013, el papa Francisco aprobó el supuesto milagro obrado por su intercesión y referido a la curación instantánea en 2003 del niño chileno José Ignacio Ureta Wilson, quien a los pocos días de nacer sufrió un paro cardiaco de más de media hora y una hemorragia masiva.

Opus Papa Francisco Iglesia
El redactor recomienda