bienes y deudas en la administración estatal

Cuánto tienen y deben los altos cargos de la época de Rajoy y los últimos de Zapatero

Un buscador interactivo para consultar la información relativa al patrimonio de los representantes de la administración que se publica en el BOE desde 2012.

Las desigualdades existen hasta entre los altos cargos. Los hay con un patrimonio que multiplica por quince el del presidente del Gobierno y los hay en números rojos (más deudas que bienes), pese a trabajar en la Agencia Tributaria. Los datos de bienes, derechos y obligaciones que ha ido publicando el Boletín Oficial del Estado (BOE) entre 2012 y 2014 permiten dibujar el escenario patrimonial de los 322 representantes de la alta administración estatal para este periodo: desde los últimos ministros y secretarios de Estado de José Luis Rodriguez Zapatero hasta los subsecretarios y directores de comisiones nacionales y altos cargos de la Casa del Rey nombrados en los últimos meses. Una novedad, la de incluir todos los miembros con altas responsabilidades de la administración, introducida este miércoles gracias a la Ley de Transparencia.

El patrimonio mediano -el valor por debajo y por encima del cual se encuentra el mismo número de altos cargos- que poseen estos representantes estatales es de 334.000 euros. Pero se trata de una administración muy heterogénea, ya que los bienes contabilizados por el BOE se mueven en una horquilla que va desde los 47.000 euros que declara el director general de Red.es hasta los 19,4 millones (incluyendo herencias familiares) que hace públicos Alfonso Sanz Portolés, actual jefe de la Secretaría del Rey (descargue aquí los datos).  

En este contexto, los diplomáticos españoles son el colectivo que cuenta con mayor patrimonio. Si sólo se tienen en cuenta los bienes publicados por el BOE de las personas que trabajan actualmente en el sector público, los embajadores acumulan 747.228 euros de mediana, la más alta de la Administración. El mayor patrimonio de los embajadores lo posee Ramón de Miguel y Egea, embajador español en Francia, con 2,5 millones de euros.

Los altos cargos de la Casa del Rey, entre los que se encuentran los mayores activos, se mueven por su parte en un rango de entre 60.000 y los citados 19,4 millones del jefe de la Secretaría Real. Una horquilla parecida a la de ministros y secretarios de Estado. El alto cargo más rico de los últimos dos gobiernos no sería Isabel García Tejerina, sucesora de Cañete en la cartera de Agricultura, que tendría que conformarse con el título de ministro con mayor patrimonio. El primero sería, según el BOE del 13 septiembre de 2012, Pedro Argüelles, secretario de Estado de Defensa y presidente de Boeing España y Portugal durante los diez años anteriores: sus 18,1 millones de activos no incluyen ni inmuebles ni herencias familiares.

Detrás de él se situaría la la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, al acumular 14,5 millones, unos datos que también se refieren a los publicados en 2012. Rajoy y Rubalcaba, por su parte, juegan en la misma liga: 1,2 millones de euros, muy por encima de los 300.000 declarados por Zapatero. Ninguno de los tres declara tener deudas.

Altos cargos como secretarios generales y subsecretarios, por su parte, no superan el tope máximo de 1,3 millones de euros declarados por Cristóbal Ramón Valdés y Valentín-Gamazo, director general de Españoles en el Exterior y de Asuntos Consulares Migratorios.

Patrimonio en rojo

La otra cara de la moneda la componen las deudas, también publicadas en el BOE. Javier Ayuso, ex director de Comunicación de la Casa del Rey, declara 1,1 millones en pasivos, los más elevados de toda la administración. Según los datos que ha facilitado, sus cuentas están en rojo por 200.000 euros.

Varios nombres ilustres de la alta política declaran tener más pasivos que activos. Es el caso de José María Lasalle, secretario de Estado de Cultura. Según los datos que hizo públicos en 2012, la diferencia entre bienes y deudas ascendía a -228.000 euros. Las deudas, siempre según datos de 2012, superan también el patrimonio de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría: 310.000 euros en activos contra 405.000 en pasivos.  

Una situación parecida vive Antonio Camacho (-287.000), exministro de Interior, y la actual directora del Departamento de Recaudación de la Agencia Tributaria, Soledad García López (-109.000 euros). José Manuel Campa, por su parte, es el alto cargo gubernamental con más deuda de este periodo: un millón de euros, de acuerdo con la información de 2012. Su millón y medio de euros de activos, sin embargo, le permiten respirar tranquilo.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios