UN EMPRESARIO LES HA OFRECIDO OTRO INMUEBLE

Desalojados los okupas de ultraderecha de Tetuán: "Esto no acaba aquí"

'Vamos a denunciar". Quien habla es Javier, miembro del 'hogar social' Ramiro Ledesma vinculado a la extrema derecha que ha sido desalojado hoy en Madrid

Foto: Desalojados los okupas de ultraderecha de Tetuán: Esto no acaba aquí

"Vamos a denunciar el desalojo. Han tirado la puerta abajo sin llamar, les han dado a los tres sin techo que estaban durmiendo allí un minuto para recoger sus cosas y no han enseñado papel ni orden ninguno". Quien habla es Javier, un estudiante de 23 años y uno de los organizadores del llamado 'hogar social' Ramiro Ledesma de la calle Juan de Olías en el madrileño barrio de Tetuán, poco después de que agentes de la Unidad de Intervención policial hicieran efectiva la orden de desalojo del inmueble. 

La orden de desalojo del edificio, desde donde se repartía alimentos a familias del barrio con un lema, "primero españoles", fue dictada esta semana por el juzgado de Instrucción número 48 de Madrid, a instancias de la Delegación de Gobierno y un informe de la Policía Nacional, en el que se detallaba la presencia entre sus miembros a 13 miembros del movimiento skinhead neonazi y la incautación de armas blancas. Desde su asentamiento en el barrio, el pasado 15 de agosto, se habían producido varios incidentes con grupos de izquierda que los okupas han relacionado con otro centro social, la Enredadera, de ideología contraria e instalado en el barrio desde hace años en una calle próxima. 

Desalojo en Tetuán

"Ahora vamos a estar unos días tranquilos. Y vamos a ver si es viable que utilicemos el bloque de viviendas que nos ofreció un empresario de Tetuán en caso de desalojo. Pero el proyecto sigue adelante. Esto no acaba aquí", dice Javier, que narra cómo la Policía ha aprovechado para efectuar el desalojo (que se ha producido a las 8) el momento en que los miembros del hogar social -la mayoría jóvenes estudiantes como él, y como él ligados o simpatizantes de partidos de extrema derecha, como MSR- habían marchado a sus universidades y no se había producido aún el reemplazo. 

Imagen de los 'okupas'. (Daniel Muñoz)
Imagen de los 'okupas'. (Daniel Muñoz)
"Les vamos a denunciar por prevariación. No han respetado el plazo de tres a cinco días para presentar recurso", cuenta Javier. La Policía, sin embargo, según informa Efe, "ha intervenido al tener constancia de que los ocupantes finalmente habrían desistido de su intención inicial de recurrir la resolución judicial que ordenó el desalojo" y la restitución del edificio a la entidad propietaria, el Centro Cultural Hispano-Chino

Javier habla de una sensación de "decepción. Con la policía, con los jueces y con nuestras leyes. No hemos tenido actuaciones delictivas, no ha habido agresiones por nuestra parte, nos hemos portado muy bien, y ya vemos para lo que ha servido". Tras el cerrojo colocado por la policía, dice, han quedado sus cosas y la comida que preparaban para un nuevo reparto. 

 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios