SIETE DÍAS DE VÉRTIGO HASTA EL martes 23

Así responderá la maquinaria jurídica a la ley de consultas catalana

En Madrid todo está preparado para que la maquinaria institucional se ponga en marcha y, en apenas una semana, frenar con la ley las intenciones del ‘president’

Mientras en Catalunya está teniendo lugar el debate sobre política general en el Parlamento regional y Artur Mas intenta ‘sortear’ el ofrecimiento de ERC para entrar en el Gobierno y blindar así la celebración del referéndum el 9-N, en Madrid todo está preparado para que la maquinaria institucional se ponga en marcha y, en apenas una semana, frene con la ley las intenciones del ‘president’.

El calendario y los resortes que se van a poner en marcha están ya sobre la mesa. Hasta hoy tendrá lugar en el Parlamento catalán el debate sobre política general. El jueves día 18 será un paréntesis relativo en todo este proceso: ese día, las miradas de Cataluña, Moncloa y de medio mundo estarán puestas en Escocia y en el resultado de su referéndum.

Sea cual sea, el viernes 19 tendrá lugar la aprobación de la ley de Consultas catalana, su publicación en el boletín oficial de la comunidad y, más que probablemente, el decreto de convocatoria del referéndum por parte de Artur Mas para el 9 de noviembre. En la tarde de ese mismo viernes o a más tardar en la mañana del sábado 20, se celebrará un Consejo de Ministros extraordinario en la Moncloa. El único orden del día será la impugnación de la ley de consultas.

En ese mismo Consejo se pedirá el preceptivo dictamen al Consejo de Estado (un informe que no es vinculante), que, según fuentes consultadas por El Confidencial en ese órgano, lleva ya elaborado hace días, por lo que el mismo domingo 21 el Gobierno ya tendrá en su poder ese dictamen.

El lunes 22 por la mañana, el Gobierno llevará al registro del Tribunal Constitucional la impugnación de la ley de consultas, pero no será hasta el martes 23 cuando el máximo órgano constitucional lo debata. La intención del TC, según fuentes cercanas al tribunal, es mantener el proceso en el ámbito de la “normalidad” institucional y no abrir el registro de manera extraordinaria.

Por ello, el martes, el presidente del TC introducirá en el orden del día de la sesión ordinaria del Alto Tribunal el punto de la impugnación. En cuanto el órgano lo admita a trámite, a lo largo de ese martes 23, se producirá la suspensión cautelar automática de la ley de consultas catalana por un periodo de cinco meses, que serán prorrogables a discreción del TC hasta que emita su fallo.

Es decir, el martes 23 se habrá producido la respuesta jurídica del Estado al desafío de Mas. Eso sí, la respuesta política, que es la que puede garantizar una estabilidad a más largo plazo, no está en las manos del TC ni en el ordenamiento jurídico. Esa ha de llegar desde el Gobierno, y el presidente, Mariano Rajoy, se irá de viaje a China unas horas después de que el TC suspenda la ley catalana.  

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
53 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios