Es noticia
Menú
Duran negocia la 'regeneración democrática' de Rajoy mientras Mas convoca su consulta
  1. España
Gobierno y ciu mantienen puentes en las cortes

Duran negocia la 'regeneración democrática' de Rajoy mientras Mas convoca su consulta

Los representantes de CiU en el Congreso se han apuntado a las negociaciones con el PP sobre las medidas de “regeneración democrática” de Rajoy

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), conversa con portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), conversa con portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida. (EFE)

Los representantes de CiU en el Congreso se han apuntado a las negociaciones con el PP sobre las medidas de “regeneración democrática” que propone el Gobierno en plena traca secesionista de su partido. Mientras se aprueba la ley de consultas y su propia convocatoria por Artur Mas, Josep Antoni Duran y sus portavoces abren conversaciones con el Ejecutivo de Mariano Rajoy sobre el control financiero de los partidos, el estatuto del alto cargo o el aforamiento de los políticos.

Como si no pasara nada y nada fuera a pasar, los diputados de CiU hacen vida aparte en la Cámara baja. Según ha sabido El Confidencial, Esta misma semana han cerrado citas con el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, y con el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Alonso, y el secretario general, José Antonio Bermúdez de Castro.

Las reuniones están acordadas con el visto bueno de Duran, aunque en fuentes parlamentarias del PP desconocen si, al final, acudirá el portavoz de CiU o si enviará a su hombre de confianza, Josep Sánchez Llibre.

El de Convergència es el primer grupo parlamentario al que los populares se han dirigido para abrir negociaciones después de hacerlo la semana pasada con los socialistas. El representante del Ejecutivo y los del PP también tienen previsto reunirse estos días con los portavoces del PNV, UPyD y de Izquierda Unida, siempre con el mismo objetivo de buscar acuerdos sobre proyectos de ley citados más otro tipo de cambios legislativos que puedan proponer los partidos de la oposición.

El Grupo Popular y el de CiU mantienen sus habituales buenas relaciones en el Congreso pese al desafío independentista de Artur Mas. La mayoría de las enmiendas que el Gobierno admitió el mes pasado a su macrodecreto de reactivación económica eran de Convergència.

Además, es el único grupo parlamentario que ha reconocido que le parece bien la elección directa de alcalde y las medidas para garantizar que el elegido salga de la lista más votada. Si bien sólo lo apoya en su diseño teórico, ahora mismo rechaza apoyar la iniciativa de Mariano Rajoy.

Dentro de esas afinidades políticas entre el PP y una parte de CiU figura también la reforma de la ley del aborto que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, propugna para corregir la heredada de José Luis Rodríguez Zapatero, basada en el concepto de aborto como “derecho de la mujer” practicable incluso por menores sin el conocimiento de los padres.

El titular de Justicia ha encontrado para su iniciativa más comprensión en Josep Antoni Duran y los diputados de Unió que en su propio partido.

Las conversaciones de los portavoces de CiU con los del Gobierno y el Grupo Popular van a coincidir esta semana con los mensajes de ruptura de su jefe (Mas) en el Parlamento catalán durante el debate de política general. Y después, el viernes, con la aprobación de la ley de consultas en la cámara autonómica para llamar a las urnas el día 9 de noviembre.

En el Congreso, Duran ha eludido en las últimas semanas participar en la Comisión de Hacienda que trató el caso del clan Pujol (dejó a Pere Macias) y referirse a la Diada en el pleno celebrado la víspera en la Cámara (se lo pasó a Sánchez Llibre). Y también se saltó la asistencia a la manifestación del día 11 pese a ser acto de precepto para el nacionalismo.

Los representantes de CiU en el Congreso se han apuntado a las negociaciones con el PP sobre las medidas de “regeneración democrática” que propone el Gobierno en plena traca secesionista de su partido. Mientras se aprueba la ley de consultas y su propia convocatoria por Artur Mas, Josep Antoni Duran y sus portavoces abren conversaciones con el Ejecutivo de Mariano Rajoy sobre el control financiero de los partidos, el estatuto del alto cargo o el aforamiento de los políticos.

Artur Mas Alberto Ruiz-Gallardón Mariano Rajoy Nacionalismo Manifestación
El redactor recomienda