EL PP BARAJA EL PRÓXIMO 19 O EL 10 DE OCTUBRE

Artur Mas convocará el referéndum un viernes para obligar a Rajoy a 'mojarse'

La fecha que el Gobierno central baraja como más probable es el 19 de septiembre. Ello ha obligado a un encaje de bolillos del Gobierno catalán

Foto:  El presidente de la Generalitat, Artur Mas (EFE)
El presidente de la Generalitat, Artur Mas (EFE)

El Gobierno estudia con lupa los movimientos de Artur Mas. Cuando el lunes reunía a todos los altos cargos de la Generalitat para arengarlos e insuflarles ánimo, ya guardaba en la manga un as para sorprender a Mariano Rajoy: la intención es lanzar la bomba de convocar el referéndum un viernes, en plena reunión del Consejo de Ministros y, de esta manera, obligar al Ejecutivo español a mojarse .

La fecha que el Gobierno central baraja como más probable es el 19 de septiembre. Ello ha obligado a un encaje de bolillos del Gobierno catalán: lo cierto es que el debate de política general, que estaba previsto para los días 16 a 18 de septiembre, se ha modificado para que se celebre del 15 al 17. De ese modo, todavía se puede convocar un pleno extraordinario para aprobar con urgencia la Ley de Consultas e, inmediatamente, Mas convocará el referéndum del 9 de noviembre.

“Lo contemplamos sólo como una posibilidad, pero que no se puede descartar. El adelanto del debate de política general puede significar sencillamente que se busca un hueco para el pleno extraordinario que apruebe la ley y permita la convocatoria del referéndum”, explican fuentes populares a este diario.

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol. (EFE)
El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol. (EFE)

El expresidente Jordi Pujol, por su parte, ha pedido a la presidenta del Parlamento catalán, Núria de Gispert, comparecer en la Cámara autonómica para dar explicaciones de su fortuna en el extranjero a partir del 22 de septiembre con el objetivo de no incidir en la agenda de “alto voltaje político” que se avecina y que incluye la Diada del 11 de septiembre, la aprobación de la Ley de Consultas, la convocatoria del referéndum y la celebración del mismo el 9 de noviembre. De acuerdo con su petición, la última semana de septiembre no se produciría ninguna de las actividades de “alto voltaje” aludidas, bien porque ya se habrán celebrado o porque no se prevén en esas fechas. Y la ley está programada para ser aprobada este mismo mes de septiembre, por lo que previsiblemente puede ir a pleno en fecha anterior.

El interés personal de Pujol

Fuentes políticas consultadas por este diario subrayan también el hecho de que la petición de Pujol “no tiene tanto interés político como personal. Lo cierto es que prefiere acudir a sede parlamentaria hacia finales de mes porque para entonces ya sabrá cómo ha acabado la declaración de su hijo Jordi Pujol Ferrusola y de su nuera, Mercè Gironès, en la Audiencia Nacional. De ahí que haya pedido comparecer después del 22”.

El 10 de octubre

Pero desde el Gobierno central no se acaban de fiar. No descartan, incluso, que el mandatario autonómico agote los plazos legales y proceda a la convocatoria del referéndum el 10 de octubre. “En ambos casos, sin embargo, la intención es provocar la reacción del Gobierno español, ya que ambas jornadas caen en viernes”. La segunda fecha, no obstante, podría obligar al Ejecutivo de Mariano Rajoy a ir contra reloj para interponer recurso ante el Constitucional.

Artur Mas y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (Reuters)
Artur Mas y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (Reuters)

Bien es cierto que, cuanto antes se convoque, más tiempo tendrá el Alto Tribunal para pronunciarse, pero aun así es poco probable que su fallo se produzca antes del 9 de noviembre. “Si CiU sueña con que el Constitucional resuelva antes del 9 de noviembre, es que está tocada del ala”, afirman a este diario fuentes del PP.

De lo que no hay duda es de que días después de la aprobación de la Ley de Consultas, esta será impugnada por el Gobierno central, por lo que quedará en suspenso y Mas no se podrá apoyar en ella para realizar la convocatoria. Debido a esta circunstancia, es extraordinariamente importante la modulación de los tempos del presidente catalán para poder cumplir su palabra y realizar la convocatoria en el ínterin entre la aprobación de la norma y el recurso de Madrid. Y aunque igualmente quedará anulado el referéndum, habrá cumplido su mandato electoral y nadie podrá echarle en cara que políticamente ha hecho todo lo que estaba en sus manos.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios