El jefe de la Policía Municipal dimite por el Madrid Arena
  1. España
tras imputarle el juez cinco homicidios

El jefe de la Policía Municipal dimite por el Madrid Arena

La alcaldesa se resistió a cesarlo casi dos años. El juez ve una ¡relación causa efecto entre el botellón que no se disolvió y el resultado letal.

Foto: Emilio Monteagudo en la comisión de investigación del caso. (EFE).
Emilio Monteagudo en la comisión de investigación del caso. (EFE).

El mismo día que el juez Eduardo López Palop ha presentado el auto de transformación de las diligencias previas en procedimiento abreviado, una vez cerrada la instrucción sobre la muerte de cinco jóvenes la madrugada del 1 de noviembre de 2012, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella,se ha librado del inspector jefe de la Policía Municipal, Emilio Monteagudo, uno de los 16 acusados por la tragedia, el máximo responsable de un supuesto fallo de seguridad en la fiesta que pudo avivar la tragedia. Oficialmente, Monteagudo ha presentado su dimisión.

El delegado de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Enrique Núñez, ha aceptado esta misma mañana la dimisión que ha presentado Monteagudo, una vez que ha conocido que el juez mantenía de forma formal su imputación en esta causa, según han confirmado a El Confidencial fuentes de toda solvencia. Hoy mismo se ha iniciado el procedimiento para cubrir este destino, de libre designación, como está previsto en estos casos, por lo que el nombre del nuevo responsable se conocerá en las próximas semanas.

El Ayuntamiento de Madrid se ha resistido casi dos años en cambiar al máximo dirigente de los policías de la capital. Ni siquiera le apartó de su cargo cuando el juez del caso abrió una parte separada para investigar si la cúpula policialde Madrid falsificó informes para ocultar que nunca llegó a tomarse en serio el riesgo de la aglomeración de miles de jóvenes en el pabellón la fatídicanoche de Halloween.

Las acusaciones particulares solicitaron abrir una causa separada para investigar si Monteagudo ordenó o no el cambio de nivel de riesgo medio a alto la noche de la trágica fiesta. En junio, cuando la oficial del distrito de Moncloa que dirigió el dispositivo aquella noche, Cándida Jiménez, desmintió ante el juez la versión de Monteagudo, elconcejal de Seguridad cambió al90% de los altos mandos policiales de Madrid y dejó intactosa los altos mandos involucrados en la seguridad de la noche de Halloween. Un movimiento que nadie entendió ni dentro del Palacio de Cibeles ni fuera.

En el PP de Madrid enmarcaron este cambio radical de ubicaciones de trabajo en un intento de que los trabajadores policiales, que muchos llevan años en el mismo puesto, eliminen viejos vicios. Pese a la insistencia en que los trágicos hechos del Arena no son la causa de esta remodelación, los cuatro mandos policiales implicados en el caso que han declarado como testigos, excepto Monteagudo, fueroncambiados de sitio. Cándida Jiménez, que alegó que nadie le avisó de subir el nivel de riesgo de la fiesta,fue trasladada del distrito de Moncloa a una unidad de Tráfico. De hecho, no hay documento que acredite esa subida de nivel de riesgo, lo que hace creer a Palop que es ficticia y que el consistorio lleva un año mintiendo sobre la actuación policial aquella noche y que podría haber contribuido a la desgracia.

La Fiscalía arropó a Monteagudo

La Fiscalía de Madrid intentó en julio salvar a Monteagudo de su destino. En un inusual auto, instaba al juez Palop a que no lo sentara en el banquillo de los acusados por no tener ninguna responsabilidad sobre lo sucedido. Lejos de seguir sus recomendaciones, el instructor del caso ha optado por acusar a Monteagudo para que explique por qué la Policía Municipal no disolvió el macrobotellón que se celebró en los aledaños del recinto público donde más tarde se desencadenó la tragedia.

El juez ve una evidente relación causa efecto entre el botellón "que nunca debió haber existido" y el resultado letal producido. "el macrobotellón no fue la única causa, pero fue una de las causas, y como la encargada de impedirlo era la Policía Municipal, el máximo responsable de la misma debe responder por su negligencia".

"¿Tenía la Policía Municipal obligación de impedir, aminorar o paliar los efectos del referido macrobotellón? Si la tenía, ¿contaba con los efectivos necesarios para hacerlo?", se pregunta el juez en el auto. Asimismo, Palop recoge en su auto que la Policía Municipal "ni evitó, ni paló, ni aminoró, sino que tuvo una actitud que benévolamente puede ser calificada de contemplativa y, en todo caso, muy alejada de sus estrictas obligaciones".

Las destituciones que sí hizo Botella

La alcaldesa de Madrid no tuvo compasión cuando destituyó fulminantemente a la cúpula de Madridec el mismo día en que se aireó que el ayuntamiento tenía firmado un contrato de exclusividad con el promotor de la fiesta. Ella mismo afirmó públicamente que había perdido la confianza en este equipo. El caos que durante el mes de noviembre se instaló en el Palacio de Cibeles fue el culpable de laerrónea sentencia que dictó Botella,ya que la dirección de Madridec entregó nueve días antes de la destitución deJosé Ángel RiveroyJorge Rodrigoese contrato, junto con otros 117 archivos más, en el que los directivos de la empresa pública detallaban punto por punto la relación entre Flores y el Ayuntamiento de Madrid. Más tarde fueron destituidos los responsables de Operaciones (María Cabeza Quirós), Nuevas Tecnologías (Víctor Iriberri), la responsable del Departamento Jurídico (Paula Cisneros) y la de Infraestructuras (Elena Rodríguez).

El responsable directo de Monteagudo en el momento de los hechos era el concejal de SeguridadAntonio de Guindos, hermano del ministro de Economía, que sí puso su cargo a disposición de la alcaldesa horas después de ser imputado en la causa. El caso también le costó el puesto al ex vicealcalde de Madrid, Miguel Ángel Villanueva, y al delegado de Economía, Pedro Calvo.

Seguridad Madrid Enrique Núñez
El redactor recomienda