La sidra abandona el mundo de las drogas
  1. España
los empresarios han convencido a Faustino blanco

La sidra abandona el mundo de las drogas

El sector han convencido al consejero de Sanidad de Asturias de excluir a la bebida de las restricciones de consumo que impone la actual Ley de Drogas

placeholder Foto: Escanciado de sidra (Efe).
Escanciado de sidra (Efe).

Los persuasivos argumentos de los empresarios del sector de la sidra han convencido al consejero de Sanidad del Principado de Asturias, Faustino Blanco, que se ha comprometido a excluir a la tradicional bebida autóctona de las restricciones al consumo que impone la Ley de Drogas que tramita el Ejecutivo autonómico y que habían generado gran malestar entre los consumidores, hosteleros y fabricantes.

Razones de índole económica, perotambién de raigambre cultural, han pesado en la rectificación del Gobierno del PSOE, en un momento en el que este producto se exporta a un gran número de países, dejando deceñirse al consumo territorial. Asimismo, como consecuencia de tener denominación de origeny está en trámite un expediente para declarar a la sidra patrimonio inmaterialde la humanidad, la calidad de la sidra ha mejorado notablemente.

El Ejecutivo, conJavier Fernández a la cabeza, se había propuesto desde el inicio regular el consumo de bebidas alcohólicas y equiparar la legislación autonómica al respecto a la de otros territorios y países. Fue la última comunidad regional que elevó de 16 a 18 años la edad mínimapara beber en la calle y en los establecimientos comerciales y se dispuso a promulgar una Ley de Drogas en la que, inicialmente, aparecía la sidra.El anteproyecto de Ley cosechó desde el principio muchas críticas por la inclusión de la bebida tradicional entre los productos proscritos y elevó las protestas de las personas vinculadas al sector, que esgrimieron como argumento ante las autoridades el daño que se le hacía a una marca Asturias que está necesitada de resortes comerciales y que, además, con la sidra, aporta más de lo que parece al PIB regional.

Con la actual crisis económica,esta bebidase ha convertido en un recurso impagable para muchas personas que gustan de salir de marcha y no disponen de demasiados medios económicos. Una botella de sidra cuestaalrededor de 2,50 euros y un buenprofesional obtiene seis culinos, medida con la que se conoce en Asturias cada vaso escanciado (vertido), por lo que por ese precio dos o tres personas pueden superar una ronda sin problemas.

“El veneno de la sidra cautiva” a EEUU y China

Desde que la sidra asturiana tiene denominación de origen, la calidad del producto está prácticamente asegurada. Es muy improbable que el consumidor padezca la mezquindad de un hostelero ytenga que beberpuxarra (la más detestada por los buenos aficionados de las botellas corchadas por un llagarero). El buen catador de la tradicional bebida coincide ahora en que esta circunstancia se produce en muy contadas ocasiones y sólo en aquella sidra que produce un descuidado amateur.

No sólo la sidra ha mejorado ostensiblemente en los últimos tiempos, sino que, incluso, ha llegado a convertirse en un bocado para los gourmets, con la elaboración y exportación de sidra de mesa que no necesita del escanciado tradicional para ser alabada en los mejores restaurantes. El pasado lunes, Sidra Trabanco, un embotellador que ha modernizado y publicitado en medio mundo el zumo de la manzana, presentó en sociedad la nueva sidra 'Avalon', destinada específicamente a la exportación a países a los que el producto ya ha tentado con gran éxito. Alemania, Estados Unidos y hasta China se han convertido en lugares en los que “el veneno de la sidra ha cautivado” por completo, como canta el asturiano Melendi en una de sus primeras canciones, un particular nuevo himno de Asturias.

Un sector que mueve 60 millones al año

Y esto no es todo. Un estudio económico de hace dos años resalta que el sector de la sidramueve más de 60 millones de euros al año. Una cifra que va en aumento. El principal problema ahora es el minifundismo. Si las hectáreas dedicadas al cultivo y producción de la bebida se duplicaran, el beneficio económico resultante sería muy superioral doble del actual. En ese objetivo andan los productores que incluso sugirieron la posibilidad de pagar a aquellas personas que disponiendo de un terreno, aceptaran instalar pomaradas (conjunto de manzanos), ya que la denominación de origen conlleva la prohibición de importar manzanas de otros territorios.

Con todos estos datos en la mano, los sectores sidreros de Asturias han convencido al Gobierno regional de que sería catastrófica para la economía asturiana, y para los puestos de trabajo que emplea la sidra, que se la introdujera en el mismo saco que otras adicciones y que alguien la vinculara con las drogas. Los profesionales son claros al respecto: no sólo no hay que restringir el consumo de este producto, sino incentivarlo. Aunque, como los medicamentos, se mantenga alejado de los niños.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
PIB Sanidad Trabajo Optimismo Sidra
El redactor recomienda