Es noticia
Menú
Rajoy se echa en brazos de Merkel para entrar en el núcleo duro de la Unión Europea
  1. España
la canciller pone a España como ejemplo

Rajoy se echa en brazos de Merkel para entrar en el núcleo duro de la Unión Europea

Rajoy ha protagonizado gracias a Merkel el arranque de curso político más productivo de su carrera al confirmarse como socio preferente de la canciller

Foto: La canciller alemana, Angela Merkel, abraza la imagen del apóstol Santiago, durante la visita a la catedral de Santiago de Compostela. (EFE)
La canciller alemana, Angela Merkel, abraza la imagen del apóstol Santiago, durante la visita a la catedral de Santiago de Compostela. (EFE)

Mariano Rajoy ha protagonizado en su tierra y gracias a Angela Merkel el arranque de curso político más temprano y productivo de su carrera. Caminata, cena de cuatro horas (con público esperando en la calle para aplaudir), almuerzo, conferencia de prensa conjunta y respaldo público para que el ministro de Economía, Luis de Guindos, lo sea de toda la UE en los próximos meses. “En minutos, fue la portada del Financial Times”, repicaban en la Moncloa como demostración del éxito en imagen de las dos jornadas gallegas con la canciller alemana.

Las declaraciones públicas y privadas entre ambos mandatarios, más allá de las fotos y los intercambios de elogios, abundan en una cuestión de fondo: Rajoy se ha confirmado como socio preferente de Merkel en la UE, e incluso como referente para los demás países por sus políticas de reformas estructurales y medidas para reactivar la economía.

La nueva crisis en el Gobierno socialista francés, conocida al mismo tiempo de la escena de hermanamiento Merkel-Rajoy, ayuda a que el presidente del Ejecutivo español se convierta en el único de un país de peso en toda la UE que logra aplicar reformas y tomar medidas impopulares sin que afecte a su estabilidad en el poder. Otra cosa son los sondeos o los resultados de las elecciones del pasado mayo, malos pero sin que se vislumbre una alternativa.

En fuentes gubernamentales hablan de “complicidad”, además de sintonía, entre su jefe, el anfitrión, y la dirigente invitada. Apoyan la teoría en sus largas conversaciones “sobre lo divino y lo humano” y muy especialmente sobre el futuro de la Unión Europea, su unidad económica y política más la respuesta al problema de la inmigración, la acción exterior o los problemas del abastecimiento energético.

Vídeo: Rajoy y Merkel estrechan lazos en Galicia

Rajoy se ha empeñado en estar en el núcleo duro de los gobernantes que deciden en la UE, como lo estuvo José María Aznar. Ya lo ha conseguido con su cortejo de Angela Merkel a fuerza de tomarse en serio el recorte del gasto público (obligado para no caer en el rescate) y al aplicar unas reformas que la canciller alemana demostró saberse de memoria como cualquiera que siga los discursos económicos del jefe del Ejecutivo, desde la laboral a la ley de estabilidad presupuestaria.

El presidente del Gobierno se apuntó el primero (después de que lo dijera Merkel) en el seno del Partido Popular Europeo a respaldar la candidatura de Jean-Claude Juncker para la Comisión frente a las reticencias de la derecha francesa y es el primero en cobrar su recompensa: la presidencia del Eurogrupo para Luis de Guindos. Será el cargo más importante que ha desempeñado nunca un español en la UE dentro del área económica.

La canciller no pudo ser más precisa: apoyará al ministro español para que releve al actual responsable de la coordinación de los ministros de economía y finanzas de la Unión cuando acabe su mandato. Al Ejecutivo le basta con esa declaración, porque equivale a contar con el cargo. Lo de menos es la fecha. Si el holandés Jeroen Dijsselbloem ingresa este otoño en el colegio de comisarios, Luis de Guindos entrará a presidir el Eurogrupo. En caso contrario, tendrá que esperar hasta junio próximo.

En el Gobierno están encantados con las declaraciones, la actitud y los gestos de Merkel en Santiago de Compostela, con Rajoy y con Galicia. Y la canciller también se mostró muy satisfecha con la recepción y el ambiente. Hasta contó que ella también ha invitado al presidente del Gobierno a que visite su ciudad natal.

Ambos mandatarios se volverán a ver el viernes en Bruselas, en el Consejo Europeo que debe desbloquear los nombramientos del presidente de la institución y del alto representante para la política exterior. Luego vendrán las negociaciones para elegir a los comisarios, fase en la que el presidente del Gobierno volverá a exhibir su alianza con Merkel para que Miguel Arias Cañete tenga un puesto relevante.

Mariano Rajoy ha protagonizado en su tierra y gracias a Angela Merkel el arranque de curso político más temprano y productivo de su carrera. Caminata, cena de cuatro horas (con público esperando en la calle para aplaudir), almuerzo, conferencia de prensa conjunta y respaldo público para que el ministro de Economía, Luis de Guindos, lo sea de toda la UE en los próximos meses. “En minutos, fue la portada del Financial Times”, repicaban en la Moncloa como demostración del éxito en imagen de las dos jornadas gallegas con la canciller alemana.

Angela Merkel Mariano Rajoy Jean-Claude Juncker Unión Europea Financial Times Miguel Arias Cañete
El redactor recomienda