Es noticia
Menú
Carmona aprovecha agosto para postularse por Madrid y montar su 'shadow cabinet'
  1. España
LAS PRIMARIAS SE ABRIRÁN EN SEPTIEMBRE

Carmona aprovecha agosto para postularse por Madrid y montar su 'shadow cabinet'

El socialista anunciará oficialmente si presenta su candidatura "cuando toque". Sin embargo, durante las últimas semanas se ha pateado la capital.

Foto: El diputado socialista Antonio Miguel Carmona en una tertulia de televisión. (laSexta)
El diputado socialista Antonio Miguel Carmona en una tertulia de televisión. (laSexta)

Una de las obsesiones del recién renovado PSOE es que Madrid vuelva a ser socialista, después de más de veinte años ininterrumpidos de gobierno del PP. Tras la salida de Alfredo Pérez Rubalcaba como secretario general, pocos en el partido confían en que Jaime Lissavetzky revalide su puesto como el cabeza de cartel para las elecciones de 2015. En este escenario irrumpe con fuerza el diputado del PSM y tertuliano Antonio Carmona, que ha aprovechado agosto para recorrerse Madrid de cabo a rabo, lo que es visto por muchos diputados y concejales –de su partido y de la oposición– como “una precampaña electoral en toda regla”.

Pese a que no será hasta septiembre cuando se abra el proceso de primarias en el que los candidatos anunciarán públicamente sus candidaturas, Carmona ya ha emprendido una actividad frenética para conocer las miserias de la capital que gobierna Ana Botella. En la última semana ha acudido, de media, a dos actos diarios. Ha visitado los medidores de contaminación de Madrid, se ha visto con comerciantes de mercados de barrio, ha escuchado las quejas de los taxistas, visitó a personalidades relevantes de la cultura y hasta se ha reunido con altos mandos de la Policía Municipal.

Según fuentes cercanas al diputado y profesor de Economía, la obsesión de Carmona es convertir a Madrid en una ciudad cultural que atraiga a turistas de todo el mundo e impulsar el modelo de la capital como smart city siguiendo el ejemplo de Viena y contando con profesionales de las mejores marcas en este campo como IBM, Google o Acciona. El discurso que vende el equipo más cercano al diputado es que “la cultura en Madrid se ha perdido, y debe ser una nueva fuente de ingresos. Una ciudad inteligente, además, permite ganar en eficiencia y no gastar más de lo que se necesite”.

Si Carmona es finalmente el candidato socialista a ocupar el Palacio de Cibeles, está dispuesto a reducir a la mitad el número de asesores colocados a dedo y suplirlos por un equipo formado por gente joven y preparada, en el que pueda haber inspectores de Hacienda o abogados del Estado. De hecho, personas cercanas al diputado aseguran que uno de sus puntales es el arquitecto Enrique Bardají. Carmona está obsesionado con facilitar la vida al peatón y cuidar el medio ambiente, por lo que no descartaría peatonalizar poco a poco la almendra central y hasta sería partidario de cobrar un impuesto a los vehículos que quisieran entrar al centro, como Londres.

El escenario deseado es que repita Ana Botella

Las mismas fuentes aseguran que, una vez que dé el paso al frente, Carmona contará con el respaldo oficial de la cúpula de Ferraz y del PSM. El proyecto quiere vender un programa progresista abierto, donde pueda arañar el voto de los ciudadanos que están más hartos con la derecha española, cuyo mejor escenario es el que refleja que pelearán la alcaldía con Ana Botella como rival.

Si Rajoy opta por colocar a Esperanza Aguirre, saben que gobernar se les complicaría, porque la expresidenta convence al votante fiel del PP. Ahí es donde entraría en juego un pacto de izquierdas. El PSOE municipal quiere gobernar como sea, aunque para conseguirlo tenga que convencer a Podemos o UPyD de que ellos son la mejor opción para Madrid. El apoyo de Izquierda Unida ya lo dan por hecho.

Una de las obsesiones del recién renovado PSOE es que Madrid vuelva a ser socialista, después de más de veinte años ininterrumpidos de gobierno del PP. Tras la salida de Alfredo Pérez Rubalcaba como secretario general, pocos en el partido confían en que Jaime Lissavetzky revalide su puesto como el cabeza de cartel para las elecciones de 2015. En este escenario irrumpe con fuerza el diputado del PSM y tertuliano Antonio Carmona, que ha aprovechado agosto para recorrerse Madrid de cabo a rabo, lo que es visto por muchos diputados y concejales –de su partido y de la oposición– como “una precampaña electoral en toda regla”.

Tomás Gómez Alfredo Pérez Rubalcaba
El redactor recomienda