Es noticia
Menú
El autónomo gana la partida de la recuperación al trabajador por cuenta ajena
  1. España
en el mes de junio crecieron en 11.951 personas

El autónomo gana la partida de la recuperación al trabajador por cuenta ajena

Solo cuatro provincias registran datos positivos en el balance de autónomos respecto a 2009. A pesar de ello, 2014 está siendo su año de recuperación.

Foto: El autoempleo como vía de salida de la crisis. (EFE)
El autoempleo como vía de salida de la crisis. (EFE)

España es diferente, o eso dicen quienes han vivido fuera de ella. "Aquí la sociedad te señala, no se puede seguir adelante, mientras que en otros lugares fuera de nuestras fronteras el fracaso es sinónimo de aprendizaje". Así lo cree Alicia Gil, una joven autónoma española.

Tras volver de Miami, unió su preparación y experiencia para volcarla en el proyecto empresarial que tenía en mente: la consultoría de comunicación. Con 24 años comenzó un camino que hoy, seis años más tarde, sigue recorriendo. Reconoce que "los inicios son duros", sumado a que no le concedieron "ninguna ayuda por ser joven y mujer emprendedora".

A pesar de las dificultades, los trabajadores por cuenta propia se están comportando este año de crisis mejor que quienes lo hacen por cuenta ajena. Respecto al año 2009, los primeros han registrado un descenso en poco más de 100.000 afiliados, según datos del Ministerio de Empleo. Pero 2014 está siendo su año de recuperación. Así lo atestiguan los datos del departamento de Fátima Bañez: la diferencia entre altas y bajas en el régimen de autónomos de la Seguridad Social muestra una un resultado positivo de 11.951 trabajadores este mes de junio. A cambio, en el Régimen General se observa un balance negativo (-51.861) en las cifras del mismo período.

Los autónomos ha sido uno de los colectivos "beneficiados" en los últimos meses por el gobierno de Rajoy con reducciones de retenciones. Y su número, en lo que va de 2014, se mantiene en positivo y constante.

Pero no todo está en las ayudas, como resume la joven consultora de comunicación contactada por este diario: "A menudo terminan siendo un arma de doble filo" en las que, "si no gastas toda lo que te conceden, hay que devolverlas íntegramente". Lo mismo opina sobre las subvenciones que el gobierno adjudica a los jóvenes emprendedores y a la reducción de la cuota de autónomos: "Eso te salva los primeros meses, pero después ¿qué? Al gobierno le viene bien, porque las cifras muestran solo los jóvenes que dan el paso y emprenden, pero no te permite ver el más allá" y sus consecuencias, sentencia Alicia Gil.

Un perfil marcado

En cuanto al perfil del trabajador autónomo, predominan los varones, mayores de 40 años, en base de cotización mínima y pertenecientes al sector servicios. A los jóvenes aún no les convence demasiado la idea de ser sus propios jefes. Las diferencias según rangos de edad son más que notables. Así, de todos los autónomos españoles, solo un 2% es menor de 25 años. Por el contrario, el 45% de estos trabajadores está comprendido entre 40 y 54 años.

Esto tiene una explicación cultural. Según Celia Ferrero, vicepresidenta ejecutiva de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), en España “el contacto de los jóvenes con el mercado laboral es más tardío. Por esto es difícil entender que un chico joven inicie su negocio”.

A juicio de Ferrero, este factor cultural entre los jóvenes “se va pasando” y, además, las medidas planteadas desde el gobierno como la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven 2013/2016 “tienen bastante incidencia” en la actualidad. Es por ello que "este colectivo ahora mismo crece mientras que anteriormente sufría decrecimiento".

Por sectores productivos, es el terciario el que concentra a los trabajadores autónomos. Tres de cada cuatro trabajadores por cuenta propia lo hacen dentro del sector servicios.

Además, los autónomos veteranos son quienes predominan. Aquellos con una experiencia mayor de cinco años como autónomos se mantienen constantes a lo largo de los años analizados, además de representar más del 58% del total de este régimen de trabajadores en España.

En su reflejo en el mercado laboral, aquellos autónomos con trabajadores a su cargo se han mantenido constantes e incluso han aumentado en los últimos años. Mientras, los que descienden son aquellos sin asalariados a su cargo. “Si los autónomos fueron los primeros en despedir con la crisis, ahora son los primeros en contratar”, explica Ferrero.

A pesar de ciertos datos positivos, los trabajadores por cuenta propia se sitúan en el nivel de cotización mínimo. Esto, dicen desde ATA, responde a “una falta de concienciación en su propia seguridad, prefiere la disponibilidad de liquidez en ese momento”. Además, quienes “tienen ingresos más altos podrían contribuir a que el sistema fuera más equitativo” pero es un asunto voluntario.

Por contra, desde la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) consideran que “el problema es que muchos no tienen conocimiento de las bases de cotización. Hay falta de información por parte del gobierno”. Esta situación, además, “les repercute a la hora de cotizar por enfermedad o por pensión”.

En toda la geografía española los datos arrojan un balance negativo si lo comparamos con el año 2009. A pesar de este aspecto, el año 2014 está suponiendo un año de repunte en las cifras, tras un periodo de caída entre los años 2010 y 2013. De hecho, apuntan desde ATA, que "tal como va el ritmo de crecimiento de autónomos en los últimos años, de aquí a 10 años prácticamente el 40% de la masa laboral" será trabajador por cuenta ajena.

Cuatro provincias tienen un balance positivo desde 2009

A pesar de las buenas cifras de este último año, en el balance de los últimos cinco a nivel provincial, la pérdida de autónomos es llamativa en los casos de Huesca, con un descenso del 18%, Lleida, con una caída del 16%, o Ávila, con un 14% menos de trabajadores por cuenta propia.

Por el contrario, aquellas provincias en las que aumenta el número de autónomos son Ceuta, con un 25% más, Málaga, que registra un aumento del 5,6%, Melilla, con un 5% y Granada con un 0,5%.

Los datos a la baja en las provincias tienen su reflejo en las cifras a nivel autonómico. Ninguna comunidad registra datos positivos, aunque las pérdidas de autónomos son dispares. Así Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León y Galicia registran descensos comprendidos entre el 10 y el 13%, mientras que en Andalucía esta caída no llega al 1%.

“La economía está mejorando, pero no llega a los trabajadores autónomos” afirman desde la UPTA. Esto explica, a su juicio, la bajada en trabajadores por cuenta propia a nivel generalizado en el periodo 2010-2013.

Aunque quienes mejor conocen las adversidades de ser autónomos son los mismos trabajadores. "Para comenzar, se necesita apoyo familiar y social que te haga seguir adelante". Además, "ser autónomo implica ser tu jefe, pero también conlleva ser trabajador las 24 horas del día", sentencia Alicia Gil, conocedora del panorama autónomo.

España es diferente, o eso dicen quienes han vivido fuera de ella. "Aquí la sociedad te señala, no se puede seguir adelante, mientras que en otros lugares fuera de nuestras fronteras el fracaso es sinónimo de aprendizaje". Así lo cree Alicia Gil, una joven autónoma española.

Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) Sector servicios