EL HEMICICLO BUSCA UNA SOLUCIÓN 'IN EXTREMIS'

Ni salarios ni comanda: Arturo Fernández cierra la cafetería de la Asamblea de Madrid

Arturo Fernández, dueño de la empresa de hostelería Arturo Cantoblanco, dejará de servir este jueves a la Asamblea de Madrid, según ha dicho el presidente

Foto: El presidente de los empresarios madrileños, Arturo Fernández (d) (Efe)
El presidente de los empresarios madrileños, Arturo Fernández (d) (Efe)

Arturo Fernández, dueño de la empresa de hostelería Arturo Cantoblanco, dejará de servir este jueves a la Asamblea de Madrid. Así lo ha transmitido el presidente de la CEIM a los mandatarios del Parlamento autonómico a través de un burofax en el que anuncia que el 7 de agosto, día en el que finalizaba el contrato formalmente, será el último día que prestará sus servicios en la cafetería de la Cámara autonómica. Hace tres años, la Mesa de la Asamblea aceptó por unanimidad prorrogar la concesión hasta septiembre de 2015 al no haber ninguna otra empresa interesada.

“Los servicios de la Cámara, tanto los de contratación como los jurídicos, están buscando una solución. Pero, si no hay ninguna novedad, la cafetería y el servicio de comedor cerrará el jueves”, aseguran fuentes oficiales de la Asamblea de Madrid a El Confidencial. Una de las vías que se está estudiando es elaborar un contrato menor para que otra empresa hostelera se encargue del servicio durante un tiempo determinado, para que la Asamblea tenga tiempo de confeccionar “un nuevo concurso en tiempo y forma”, aseguran las mismas fuentes.  Además, el Parlamento avisa a Fernández de que "incumplir el contrato" tendrá sus consecuencias.

“Arturo llamó a la Asamblea y comunicó a la funcionaria que le cogió el teléfono que el día 7 cerraba la cafetería. La trabajadora le instó a formalizar la baja por los cauces oficiales, y a los dos días llegó el burofax que anunciaba sus intenciones”, relatan las mismas fuentes. A principios de julio, fueron los 16 empleados que trabajan a cuenta de Cantoblanco los que dirigieron un escrito a la Secretaria General del Parlamento regional en el que daban cuenta de que el grupo de restauración del presidente de CEIM no les había abonado la nómina correspondiente al mes de junio. Tampoco han cobrado las de julio, y convocaron huelgas temporales para reclamar su dinero. "Los empleados tampoco saben qué va a ser de su futuro a partir del jueves. Se han enterado este mismo lunes de que la cafetería cierra", aseguran las mismas fuentes.

En la misiva, los empleados de Fernández dejaban claro que en su opinión el contrato de Grupo Arturo Cantoblanco con la institución parlamentaria no se "debería renovar en la actual situación de la compañía".

Perdió la cafetería del Congreso, de Ifema y del Club de Campo

El imperio del grupo de Fernández ha ido menguando a pasos de gigante en los últimos meses. En noviembre perdió el servicio de cafetería del Congreso de los Diputados, uno de los más valiosos que prestaba. Era el responsable de la restauración de la Cámara Baja desde hacía 20 años, pero los diputados se inclinaron por otorgarle el contrato a un nuevo operador. Semanas después también se vio obligado a salir de Ifema por las deudas que había contraído con la institución. Y hace sólo unas semanas perdió la concesión del Club de Campo de Madrid por el mismo motivo.

Ante esta situación, el presidente de la patronal madrileña se ha visto obligado a presentar el concurso de acreedores, una figura que debería permitirle disponer de los ingresos ordinarios que genere Arturo Cantoblanco para abonar las nóminas de los trabajadores y proveedores. En paralelo, Fernández tiene decidido reestructurar su negocio para prescindir de las líneas menos rentables. Su plan pasa asimismo por reducir su plantilla, que se sitúa en torno a 1.800 trabajadores, que tratarán de impedirlo. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios