PSOE y PP ensayan en Asturias la 'gran coalición' para enfado de IU, UPyD y FAC
  1. España
populares y socialistas vuelven a votar juntos

PSOE y PP ensayan en Asturias la 'gran coalición' para enfado de IU, UPyD y FAC

Una nueva votación en la Junta General en la que coinciden PP y PSOE convierte a ambos partidos en un gobierno conjunto en la práctica en Asturias

placeholder Foto: El presidente de Asturias, Javier Fernández. (EFE)
El presidente de Asturias, Javier Fernández. (EFE)

Una nueva votación en la Junta General del Principado en la que coinciden PP y PSOE, la enésima en los últimos meses, convierte a ambos partidos en un gobierno conjunto en la práctica en Asturias, donde la ruptura de los acuerdos de los socialistas con sus antiguos aliados naturales ha forzado a la formación de Javier Fernández a buscarse socios parlamentarios para poder sacar adelante sus propuestas, aunque sea a expensas de que el Partido Popular le introduzca diversas enmiendas favorables a su ideario.

Esta vez fue la designación del representante de la Cámaraautonómica en la Fundación Bancaria, de la antigua Cajastur, pero en otras ocasiones fueron la ley que modifica la radiotelevisión pública o las leyes de crédito para sortear la prórroga presupuestaria, lo que haoriginado durísimas críticas por parte de la oposición.

A Fernández no le duelen prendas tener que llegar a acuerdo con su, en teoría, principal adversario político con tal de sacar adelante sus propuestas, aunque ello le suponga fuertes reproches desde Izquierda Unida o UPyD, antiguos socios de legislaturao diatribas furibundas desde las filas de Foro Asturias, el partido de Álvarez-Cascos, que está convencido de que tienen un pacto oculto para llevar adelante sus iniciativas en defensa de sus propios intereses y no de los de la comunidad autónoma. Esta interpretación sobre una alianza secreta fue respaldada también por la formación magenta, según entrevió el diputado Ignacio Prendes, a la luz de las últimas actuaciones de los dos partidosmayoritarios.

En una sesión extraordinaria del Parlamento regional, convocada solo con el punto del día relacionado con la designación del representante de la Junta General en la Fundación Bancaria de Cajastur, volvió a ponerse en evidencia la buena relación parlamentaria entre PP y PSOE al sumar sus votos para nombrar al presidente de Liberbank, Manuel Menéndez,para ese cargo, sin tratar de buscar otro consenso con el resto de grupos de la oposición. Ya en su día Menéndezcontó con el aval de sus proponentes para dirigir la antigua Caja de Ahorros de Asturias cuando era solo la entidad financiera de referencia en la región.

Las críticas de sus adversarios indican que llueve sobre mojado.El acuerdo entre el partido del Gobierno en Asturias y el partido del Gobierno en Madrid para reformar la radiotelevisión pública, con importantes restricciones en las funciones del consejo de administración y la eliminación del requisito de dos tercios de los diputados para nombrar director, levantaron chispas entre el resto de formaciones, hasta el punto de que PP y PSOE eludieron buscar un candidato de consenso para la jefatura de la cadena. El partido de Cascosjuzga esta sociedad un amaño para defender sus prebendas, mientras que los minoritarios UPyD e IU creen que se trata de una maniobra del bipartidismoante la ofensiva de quienes lo consideran superado.

El primer síntoma de acuerdo PSOE-PP

Las leyes de crédito para modificar el presupuesto de Asturias, sometido a prórroga, tras romper el PSOE con sus aliados,fue el primer síntoma de un acuerdo entre socialistas y conservadores, máxime cuando la mayor parte del dinero solicitado tenía como objetivo el pago de la deuda y el cumplimiento del déficit, lo que fue considerado una aberración por las demás organizaciones, puesse cortaba de raíz la posibilidad de sacar adelante inversiones de calado para la economía asturiana.

Asimismo, PSOE y PP sumaron sus votos en la tramitación e la ley de servicios sociales y en algunos iniciativas menores, pero que prueban la solidez de un acuerdo que, pese a no ser explícito por ninguna de las partes, tampoco es negado taxativamente cuando se pregunta a portavoces de cualquiera de las dos organizaciones. La justificación de los respectivos dirigentes es la de que Asturias no puede estar sometida al debate continuo ni permanecer quieta y sin llevar la iniciativa en esta época de crisis y su presidente supedita los réditos de la comunidad autónoma a los intereses particulares y de partido. En este discurso está cómodo el Partido Popular que además mueve sus bazas para darle la vuelta a los apoyos que su máximo adversario en el centro derecha, Foro Asturias, tiene actualmente en las urnas.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
UPyD Javier Fernández Izquierda Unida PSOE
El redactor recomienda