EL HOSPITAL FUMIGÓ LA ZONA HACE UN MES Y MEDIO

Vuelven los chinches al Niño Jesús: una familia 'caza' un bicho en la cama de su hijo

Los afectados dieron la voz de alarma el lunes. Este miércoles, los responsables de medicina preventiva todavía no habían desalojado la habitgación.

Foto: A la izquierda, la fotografía que tomó la afectada. A la derecha, fachada del hospital Niño Jesús.
A la izquierda, la fotografía que tomó la afectada. A la derecha, fachada del hospital Niño Jesús.

El hospital infantil Niño Jesús sigue teniendo chinches. Hace un mes y medio el recinto hospitalario se vio obligado a desalojar un ala del hospital para fumigar la zona tras el chorreo de denuncias que alertaban de que ya se habían visto estos insectos en varias habitaciones. Lejos de atajarse, este lunes ha sido Marta López Bruletout, madre de un niño de 14 años enfermo de leucemia, la que ha fotografiado con su teléfono móvil el bicho que se hospedó en la cama de su hijo. Según fuentes hospitalarias, el insecto es una "especie de escarabajo" y niegan rotundamente que haya un nuevo brote de chinches, pese a la imagen que evidencia que el hospital no está limpio al 100%.

Tienen que tomárselo más en serio y que cierren. Mi hijo ha sido trasplantado, está muy débil y una infección puede ser letal”. López habla con El Confidencial desde la misma habitación donde 48 horas antes intentaron despistarla diciéndole que no era un chinche, sino un “pequeño escarabajo”, como si este bicho fuera menos nocivo en la planta pediátrica donde se tratan más niños con cáncer en España. Cuando dio el aviso a la dirección del hospital, la informaron de que los responsables de medicina preventiva acudirían durante las próximas horas a la habitación para cambiar a su hijo de sala y desinfectarla. “Aquí no ha venido todavía nadie”, denuncia. Por su parte, fuentes oficiales del hospital aseguran a este diario que el pequeño no ha sido trasladado "porque no se ha considerado necesario".

Fuentes del centro destacaban que los chinches no son 'vectores' de enfermedades, lo que significa que no sirven como medio de transmisión de un organismo a otro

El hecho no es aislado y el origen de la plaga es difícil de establecer. Los bichos empezaron a verse por el Niño Jesús a principios de junio, y poco a poco se fue convirtiendo en la conversación más repetida entre los familiares de los niños ingresados, hasta que la alarma saltó a los medios de comunicación. “He hablado con la mamá del niño que estuvo en esta misma habitación antes que mi hijo y me dice que aún tiene en los brazos las marcas de las picaduras de los bichos”, añade la afectada.

La habitación de la discordia se ubica en el ala de San Ildefonso, otra distinta a la de San Darío, la que se cerró para proceder a su desinfección. Según relataron entonces los trabajadores del propio hospital a este diario, sacaron a los pequeños que estaban allí ingresados “de repente”, y también a sus padres, que se quejaban de la gran cantidad de insectos que sobrevolaban la zona. Los directivos del hospital encargaron inmediatamente a una empresa de limpieza acabar con el brote de chinches en la zona afectada, que evidentemente no ha sido atajado de raíz. Los trabajos de desinfección duraron cinco días y se hicieron de una manera muy específica, a golpes de vapor, que mantiene una cierta humedad y bajas temperaturas para erradicar a los parásitos. También se utilizaron perros adiestrados. De nada sirvió.

Fuentes del centro destacaban que los chinches no son “vectores” de enfermedades, lo que significa que no sirven como medio de transmisión de un organismo a otro. Los trabajadores sospechan que los bichos podrían haber llegado en la ropa procedente de la Lavandería Central, que da servicio a este y al resto de hospitales públicos madrileños.

Madrid, una de las regiones más afectadas

Según un estudio realizado por el Observatorio Regional de Plagas de Rentokil Initial, Madrid es la segunda región española, tras Cataluña, donde se registraron más plagas de chinches en 2013. Los chinches son insectos que se encuentran en todo el mundo, sobre todo en el entorno humano: viviendas, alojamientos, hoteles o medios de transporte colectivo. Tienen un pequeño pico chupador que les permite picar a las personas en la piel y extraer la sangre, que les sirve de alimento. Que el brote surja en un hospital donde se tratan niños enfermos de cáncer no sólo preocupa a los padres, sino también a todo el personal sanitario que trabaja en el recinto.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios