Es noticia
Menú
Interior pondrá un nuevo jefe a los agentes de 'Gürtel' y 'Bárcenas' a la vuelta del verano
  1. España
el ministerio ha supervisado el nombramiento

Interior pondrá un nuevo jefe a los agentes de 'Gürtel' y 'Bárcenas' a la vuelta del verano

Los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional que investigan los casos Gürtel y Bárcenas tendrán nuevo jefe tras el verano

Foto: El ministro de Interior presenta a los nuevos oficiales del Cuerpo Nacional de Policía. (EFE)
El ministro de Interior presenta a los nuevos oficiales del Cuerpo Nacional de Policía. (EFE)

Los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional que investigan los casos Gürtel y Bárcenas tendrán nuevo jefe después del verano. El actual máximo responsable de la Brigada Central de Investigación de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción de la UDEF, José Luis Fernández Gudiña, será trasladado por deseo expreso a la Brigada de Investigación del Banco de España, cuya jefatura quedó vacante el pasado mes de mayo. El relevo debería haberse producido entonces pero fue paralizado a última hora por el Ministerio del Interior por discrepancias en la elección de su sustituto. Según fuentes policiales consultadas por este diario, finalmente se hará cargo de la sección de Blanqueo de la UDEF un mando policial diferente al propuesto en un principio, que ya ha recibido el visto bueno de Jorge Fernández Díaz.

La jefatura de la Brigada de Blanqueo es uno los puestos más importantes de la Policía y, también, uno de los que está sometido a mayores presiones por las derivadas políticas de los casos que lleva esa unidad. Fernández Gudiña asumió la dirección de ese grupo en 2011 tras pasar por la Sección de Crimen Organizado de la UDYCO. Desde entonces, ha estampado su firma en los informes policiales que han permitido al juez Pablo Ruz avanzar en la instrucción de los casos Gürtel y Bárcenas, los dos escándalos vinculados al Partido Popular que han puesto contra las cuerdas al Ejecutivo de Mariano Rajoy. También ha sido el responsable de otras investigaciones con evidentes ramificaciones políticas, como el caso Millet, que afecta a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC); el caso Brugal, vinculado con el PP de la Comunidad Valenciana; y el caso Plaza de Zaragoza, ligado con la época de Marcelino Iglesias como presidente del Gobierno aragonés.

Después de tres ejercicios desempeñando una responsabilidad tan crítica, el propio Fernández Gudiña solicitó a sus superiores de la Comisaría General de la Policía Judicial (CGPJ) que lo trasladaran a un cargo menos expuesto. El pasado mayo le encontraron destino: la Brigada de Investigación del Banco de España, dependiente también de la CGPJ pero sometida a un menor nivel de exigencia. El responsable de esa unidad, Alfredo Cabezas, que también había pasado previamente por la Brigada de Blanqueo, se jubilaba ese mes. Es decir, que se trataba de un movimiento lógico que contaba con la aprobación del principal afectado. Sin embargo, el traslado fue frenado por sorpresa por el Ministerio del Interior.

Un informe sobre el relevo

Fernández Díaz reaccionó de ese modo tras conocer la identidad del comisario que iba a asumir la dirección de la Brigada de Blanqueo y, por tanto, de los casos de corrupción vinculados a su partido. Como adelantó eldiario.es, el elegido era Juan Manuel García Catalán, un mando de total confianza del comisario General de la Policial Judicial, José Santiago Sánchez Aparicio, que había sido designado a su vez por la propia cúpula del Ministerio en octubre de 2013. El candidato escogido no implicaba, por tanto, ningún riesgo para Interior. Pero Fernández Díaz paralizó el nombramiento y obligó a Sánchez Aparicio a elaborar un informe que justificara su elección, según han confirmado a El Confidencial fuentes cercanas al proceso.

Al ministro le inquietaba especialmente que la única gran responsabilidad que había desempeñado García Catalán hasta ese momento fuera la de jefe de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Zaragoza durante cuatro meses y que tan sólo llevara un año con rango de comisario. Fernández Díaz también quería descartar que los partidos de la oposición pudieran acusarle de poner al frente de las investigaciones de Gürtel y Bárcenas a un mando policial vinculado con el PP. El responsable de la cartera de Interior ya fue blanco de esas críticas por destituir a tres comisarios de la Policía Judicial en los dos primeros años de legislatura.

Un comisario respetado y sin vínculos políticos

El informe elevado a Interior no sólo avaló el nombramiento, sino que descartó que García Catalán tuviera filiaciones políticas; concluyó que su experiencia era más que suficiente para ocupar ese cargo y recordó el prestigio del que gozaba dentro del cuerpo. No sólo por su faceta de policía. También es autor de dos manualesque estudianlos agentes, Delincuencia extranjera e investigación policial e Infracciones, sanciones y procedimiento en la ley y el reglamento de extranjería.Pero al Ministerio no le sirvieron esas explicaciones y se opuso a su llegada, provocando así que Fernández Gudiña tuviera que seguir al frente de la Brigada de Blanqueo hasta que surgieraun candidato de su aprobación.

Ese candidato ya ha aparecido. Por ahora, los responsables del cambio manejan su identidad en el más estricto secreto para evitar que la operación pueda frustrarse de nuevo. Pero el relevo tiene fecha. Se materializará en el mes de septiembre, según fuentes de Interior. El elegido deberá dirigir la recta final de los casos Gürtel y Bárcenas. La investigación policial del primero de ellos está prácticamente concluida, pero en la pieza separada sobre los papeles del extesorero del PP, los agentes de la Brigada de Blanqueo aún tienen que enviar a Ruz informes con datos sensibles. Y no sería la primera que esos documentos provocan un terremoto en las filas del Gobierno. Uno de ellos casi acaba con la carrera política de la ministra de Sanidad, Ana Mato.

Los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional que investigan los casos Gürtel y Bárcenas tendrán nuevo jefe después del verano. El actual máximo responsable de la Brigada Central de Investigación de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción de la UDEF, José Luis Fernández Gudiña, será trasladado por deseo expreso a la Brigada de Investigación del Banco de España, cuya jefatura quedó vacante el pasado mes de mayo. El relevo debería haberse producido entonces pero fue paralizado a última hora por el Ministerio del Interior por discrepancias en la elección de su sustituto. Según fuentes policiales consultadas por este diario, finalmente se hará cargo de la sección de Blanqueo de la UDEF un mando policial diferente al propuesto en un principio, que ya ha recibido el visto bueno de Jorge Fernández Díaz.

UDEF Investigación Mariano Rajoy Policía Nacional Ministerio del Interior
El redactor recomienda