Los hospitales empiezan a sufrir el 'goteo' del cierre de camas en los centros sanitarios
  1. España
más de 10.500 en nueve comunidades autónomas

Los hospitales empiezan a sufrir el 'goteo' del cierre de camas en los centros sanitarios

Inicio del verano y cierre de camas hospitalarias. En 2014, al menos 10.561 permanecerán clausuradas en julio y agosto en los hospitales de nueve regiones

Foto: Fachada de un centro hospitalario de Canarias. (Efe)
Fachada de un centro hospitalario de Canarias. (Efe)

Inicio del verano y cierre de camas hospitalarias. Ambos conceptos van asociados cuando llegan estas fechas. Aúnno hay una cifra cerrada a nivel estatal para 2014, pero un primer avance ya indica que, durante julio y agosto, al menos 10.561 camas permanecerán cerradas a la asistencia en los hospitales de nueve comunidades autónomas.

Según los datos facilitados a El Confidencial por el Sindicato de Enfermería Satse, La Rioja, Euskadi, Asturias, Castilla-La Mancha, Andalucía, Madridy Baleares cerrarán en el periodo estival 7.470 camas. A esta cifra habría que sumar las más de 2.000 que clausurará la Conselleria de Salut de la Generalitat catalana (concretamente un 16%: 2.091 camas de las 13.072 disponibles en la comunidad autónoma).

Además, el Servicio Galego de Salud mantendrá operativas “el 86% de todas las camas disponibles en los centros hospitalarios de la red pública gallega”, lo que supondrá reducir, aproximadamente1.000 camas de las 7.300que tiene la sanidad gallega.

Los datos del sindicato indican que La Rioja clausurará en verano 50 camas; Madrid, 2.000; Euskadi, 1.145; Asturias, 175; Castilla-La Mancha, 900 (334 en Toledo, 118 en Albacete, 193 en Ciudad Real, 200 en Guadalajara y 79 en Cuenca); Andalucía, 2.900; y Baleares 300.

En 2013, el número global de camas cerradas a la asistencia en los hospitales de todas las comunidades autónomas (a excepción de Ceuta y Melilla, que no tienen competencias transferidas) fue de 14.030. Este año, Satse espera que se vean afectadas 15.000 camas de las 113.518 que se encuentran bajo el paraguas del Sistema Nacional de Salud, en el que no se contabilizan los centros privados.

Incidencia en los pacientes

Según Rafael Reig, secretario general de Acción Sindical de Satse, "la repercusión de la reducción del número de camas en verano es tremenda sobre los pacientes; además, la situación se ha visto agravada por la crisis y los recortes". Reig asegura que "ya nos llegan quejas de que en algunos hospitales hay saturación en las urgencias, porque pacientes que deberían ser ingresados en planta permanecen en las zonas de observación pues no hay camas disponibles por los cierres".

Reig añade que a esta circunstancia se suma "la situación que viven las plantillas, que están bajo mínimos. Se evitan por todos los medios las sustituciones de personal por la crisis. Se recorta de lo que no se debería tocar".

No obstante, y según los responsables de las unidades hospitalarias en las comunidades autónomas, la reducción de camas operativas durante el periodo estival obedece, en la mayoría de los casos, a optimizar los recursos, prescindiendo de aquellasque, en el histórico de los centros hospitalarios, no se usan por la menor demanda de pacientes.

Esta decisión no suele gozar del respaldo ciudadano. Concretamente, en el Complejo Hospitalario de León, que perderá temporalmente un centenar de camas en verano, se han convocado concentraciones para protestar contra la sanidad castellana y leonesa, el Sacyl. Además, algunos empleados del Hospital de El Bierzo (León) han protagonizado encierros por el mismo motivo.

Sanidad Salud Hospitales Sanidad pública
El redactor recomienda