Es noticia
Menú
De la ‘bilbainada’ a las sospechas de ‘malas artes’: el PSOE, ante su futuro más incierto
  1. España
ASÍ SON LOS TRES CANDIDATOS Y SUS PROPUESTAS

De la ‘bilbainada’ a las sospechas de ‘malas artes’: el PSOE, ante su futuro más incierto

No se sabe cuántos de los casi 200.000 militantes llamados a elegir este domingo al próximo secretario general del PSOE terminarán movilizándose

No hay encuestas internas ni tampoco se sabe cuántos de los casi 200.000 militantes llamados a elegir este domingo al próximo secretario general del PSOE terminarán movilizándose en un día de julio que, además, coincide con la final del Mundial de Fútbol. Muchas claves inciertas se plantean para el futuro inmediato de un partido que, por primera vez en 135 años de historia, elige a su secretario general democráticamente y sin la influencia omnímoda de los aparatos sobre los tradicionales delegados. Con esta total incertidumbre llegan al final de la carrera los dos principales candidatos a renovar el PSOE, el vasco Eduardo Madina y el madrileño Pedro Sánchez, y el tercero “en concordia”, José Antonio Pérez Tapias, cuya corriente interna ha recobrado vida y protagonismo en las últimas semanas y que podría salir aún más reforzado de la votación de hoy. Los tres ya han depositado su voto.

Madina ha depositado su voto en la agrupación socialista de Deusto (Bilbao) y ha mostrado su confianza en que la participación sea alta. Por su parte, el candidato Pedro Sánchez ha afirmado estar "convencido" de que la "voz limpia y fuerte de las urnas" va a apostar por "el cambio, la unidad y la fortaleza del PSOE". Pérez Tapias ha sido el último de los aspirantes en depositar su voto. Lo ha hecho en el edificio de los sindicatos en Granada, donde ha señalado que este día va a "marcar un hito histórico" en el partido.

El PSOE inicia la senda de la renovación obligada en una carrera políticamente descafeinada desde que Carme Chacón renunciase a competir en ella en pos de las primarias abiertas de noviembre pero, sobre todo, después de que la andaluza Susana Díaz frustrase las esperanzas depositadas en ellas por buena parte de los líderes regionales del PSOE a excepción del extremeño, Guillermo Fernández Vara, y el asturiano, Javier Fernández.

Es el mejor de los escenarios posibles que jamás hubiera podido soñar Pedro Sánchez, el hombre que inició hace ocho meses su particular carrera para hacerse conocido por todas las agrupaciones de España y que ha recibido las transferencias de apoyo que hasta hace unos días estaban puestas en la presidenta andaluza hasta el punto de convertirse, de la noche a la mañana, en el favorito. “Lo de Madina son apoyos suyos propios, ganados por sí mismo, frente a los de Sánchez, que no le pertenecen pues se los han transferido”, explican fuentes cualificadas del partido que apuntan a un pacto del madrileño con la andaluza para cederle el cartel electoral a La Moncloa en el medio y el largo plazo. Después de las autonómicas de mayo que, según esta teoría, Susana Díaz haría coincidir con unos comicios adelantados. Añaden también, en este sentido, que Sánchez evitará las primarias de noviembre para no entorpecer esta solución.

“Rubalcaba en ningún momento pactó con Madina que reclamase una consulta abierta a los militantes. Eso es impensable en alguien como Rubalcaba. Él le citó en Ferraz el día antes de la ‘bilbainada’ para llamarle a capítulo porque Madina llevaba día y medio poniendo a parir la idea de celebrar un Congreso extraordinario. Rubalcaba tuvo que recordarle que todos somos fruto de un Congreso, incluido él también, el propio Madina”, explican fuentes de la actual Ejecutiva.

placeholder José Antonio Pérez Tapias. (Efe)

La clave, según los estrategas de los tres equipos, estará en la participación. Por debajo del 50% sería un fracaso sin palatiativos porque los porcentajes de apoyo del futuro lider serían muy bajos y muy frágiles. “Si hay una baja participación, Pedro gana”, afirma uno de los líderes que se ha posicionado del lado de Madina. “Muchos cuadros del partido están con Sánchez para protegerse a sí mismos. Por eso, hay gente que está interesada en que haya una baja participación”, añade esta fuente. Un ejemplo paradigmático de esta extraña alianza se produce en el caso del madrileño Tomás Gómez, que perdió 400.000 votos más en las europeas de mayo y que tradicionalmente ha estado enfrentado a Sánchez en Madrid, a quien quiso dejar en el puesto 14 de la lista al Congreso de los Diputados de 2011 para obstaculizar su elección. Fue entonces la Comisión Federal de Listas de Ferraz quien introdujo cambios en la composición final de la lista con el voto en contra de Gómez.

Sea como fuere, en el trayecto de tiempo que ha transcurrido desde el 26 de mayo, con la ‘abdicación’ de Rubalcaba, al 13 de julio se ha producido un verdadero corrimiento interno de fuerzas de cara al futuro incierto que se vislumbra para el PSOE. Como ha hecho Carme Chacón, que ha colocado a peones destacados de su candidatura, como su asesor Luis Arroyo, a remar a favor de Pedro Sánchez y en alianza con Susana Díaz sin dinamitar del todo los puentes con el propio Madina. “Ha puesto a parte de su equipo del lado de Sánchez y a otros con José Antonio Pérez Tapias”, explican fuentes de la organización. “El rival a batir es Madina porque saben que es el único que es verdaderamente consistente”, añaden. También con Sánchez se han posicionado el ahora eurodiputado José Blanco, quien lo apadrinó en su primeros pasos en política, o los hombres de José Bono, empezando por el propio José Luis Fernández, alias ‘Chunda’, mano derecha de Bono desde sus tiempos en la Junta de Castilla-La Mancha.

placeholder
Sánchez, madina y tapias mantienen hoy su primer y único debate

El resultado está tan abierto y es tan incierto que ambos equipos se acusan mutuamente de jugadas sucias. Especialmente, los partidarios de Pedro Sánchez que alegan, en privado, que se ha querido ofrecer una imagen del madrileño como de un perfil más de derechas y que acusan a sus rivales de haber filtrado la información sobre los vínculos de Sánchez con Caja Madrid publicados esta semana por El Confidencial. “Esta información no beneficia a nadie”, aseguran en el equipo de Madina. “No nos gusta mucho esto y ni gana el partido ni ganan los militantes. Todo esto lo que hace es ensuciar el proceso”, aseguran. En el equipo de Sánchez, sin embargo, no tienen dudas del origen de la información y a ello atribuyen “las malas artes” denunciadas por su candidato.

En la votación de este domingo habrá dos papeletas. Una para elegir al futuro secretario general y otra para elegir, simultáneamente, a los delegados que acudirán al Congreso Extraordinario en donde se ratificará la decisión de los militantes y se elegirá a la Ejecutiva. La jornada se desarrollará ininterrumpidamente entre desde las 10 de la mañana hasta las 21 horas. La segunda fase de esta renovación tampoco parece sencilla. Madina o Sánchez tendrán que pactar entre el 13 y el 16 de julio la composición de una Ejecutiva Federal -lo que antes se hacía en una noche de arduas negociaciones-. Ahí, de nuevo, el poder de la presidenta andaluza volverá a ser determinante gane quien gane.

No hay encuestas internas ni tampoco se sabe cuántos de los casi 200.000 militantes llamados a elegir este domingo al próximo secretario general del PSOE terminarán movilizándose en un día de julio que, además, coincide con la final del Mundial de Fútbol. Muchas claves inciertas se plantean para el futuro inmediato de un partido que, por primera vez en 135 años de historia, elige a su secretario general democráticamente y sin la influencia omnímoda de los aparatos sobre los tradicionales delegados. Con esta total incertidumbre llegan al final de la carrera los dos principales candidatos a renovar el PSOE, el vasco Eduardo Madina y el madrileño Pedro Sánchez, y el tercero “en concordia”, José Antonio Pérez Tapias, cuya corriente interna ha recobrado vida y protagonismo en las últimas semanas y que podría salir aún más reforzado de la votación de hoy. Los tres ya han depositado su voto.

Pedro Sánchez José Antonio Pérez Tapias Eduardo Madina Tomás Gómez José Bono
El redactor recomienda