UN E-MAIL DEL ‘PRESIDENT’ ACTIVA EL DIÁLOGO

Rajoy no pactará con Mas: “Este Gobierno sólo pacta temas de Estado con el PSOE”

Un correo electrónico del presidente catalán ha despejado el camino del diálogo entre el Gobierno catalán y el Gobierno español tras casi once meses

Foto: (Efe)
(Efe)

Un correo electrónico del presidente catalán, Artur Mas, ha despejado el camino del diálogo entre el Gobierno catalán y el Gobierno español después de casi once meses de incomunicación. El pasado jueves, en el Parlamento catalán, Mas dio a entender en el acto de proclamación de Felipe VI que había solicitado una entrevista con Mariano Rajoy y que éste no le había contestado, por lo que intuía que no quería recibirle. Fue a raíz de una reprimenda que le había hecho la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho.

El mismo día, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, le desmentía y ayer por la mañana el mandatario catalán enviaba un correo personal a Rajoy solicitando una reunión. La contestación no se hizo esperar: Rajoy le llamó inmediatamente por teléfono. “Fue una conversación cordial y decidieron que tenían que verse, aunque no concretaron todavía fecha alguna. De todos modos, lo importante es que se ha desbloqueado la situación”, señalaron fuentes de la cúpula de la Generalitat a El Confidencial.

Estas fuentes señalan, además, que Artur Mas le quiere plantear al presidente del Gobierno “lo de siempre, la necesidad de que se deje votar al pueblo catalán para saber qué quiere, es decir, que se deje realizar la consulta”.

Pero la receptividad que tiene Rajoy no es mucha. “Lo que ha quedado claro es que han de verse. Y se ha pedido la reunión como se tenía que haber hecho hace tiempo, porque durante la proclamación del Rey no se había solicitado oficial ni formalmente nada”, dicen a El Confidencial fuentes cercanas al Gobierno de España.

Estas fuentes critican especialmente a los nacionalistas porque “lo que querían era una reunión secreta entre Mariano Rajoy y Artur Mas. Pero son muy traicioneros por dos motivos. En primer lugar, porque lo que hacen ellos es filtrar los encuentros. Ya no es la primera vez. Y, en segundo lugar, si pactamos una cosa luego hacen otra. En agosto pasado, hubo una reunión entre los dos presidentes, donde Rajoy ofreció un diálogo sin fecha de caducidad, pero luego, por sorpresa, Artur Mas se descuelga con la fecha y la pregunta del referéndum. Por tanto, las reuniones tal y como las consideran ellos son una tomadura de pelo”.

Un encuentro con luz y taquígrafos

Además, rechazan “que se quiera presentar el encuentro como una reunión de dos presidentes de Estado y no es así. Los nacionalistas quieren hablar de igual a igual cuando Artur Mas es presidente de una comunidad autónoma y Mariano Rajoy, el presidente del Gobierno español. Pero hay que añadir que la comunidad autónoma está arruinada y se ha salvado de la quiebra gracias al Gobierno español. Lo que queremos nosotros es un encuentro que no se pueda manipular, a la vista de todo el mundo”.

Lo que está por ver, entonces, es qué pueden hablar los dos mandatarios en esa reunión. Desde la Generalitat se afirma que será el tema “de la consulta. ¿Para qué, si no, iba a querer verse el president con el presidente español? Ese es el principal tema que tenemos encima de la mesa”. Pero desde el otro lado se niega la mayor y se rechaza que el referéndum sea tema de conversación.

“Rajoy no hablará de la consulta, de si se ha de hacer o no se ha de hacer o de la pregunta que se lleva a la misma. Que se olviden. Le recordará a Artur Mas que hay un pronunciamiento del Congreso sobre la cuestión y que ello es suficiente. Eso es un argumento radicalmente democrático donde ha habido una votación con una mayoría clara a favor de una opción. Y se ha de respetar, por algo estamos en una democracia. Pero también hay una legislación que dice que no puede convocar esa consulta. Por tanto, no hay nada que hacer en ese sentido. Que nadie piense que va a haber un golpe de timón y que de la noche a la mañana vamos a cambiar los planteamientos”, explican a este diario fuentes cercanas al Ejecutivo central.

Las fuentes aseguran también que “comprendemos que Artur Mas está sometido a muchas presiones. Pero también es verdad que es un presidente caducado, al que las encuestas sitúan ya fuera del Gobierno. Pero, aparte de eso, que los nacionalistas no piensen que ahora vamos a abrir un diálogo de pacto con ellos. Han de saber que en cualquier cuestión de Estado, este Gobierno pactará primero con el PSOE. Y luego, el que quiera añadirse, que lo haga, pero no abriremos una tanda de pactos bilaterales con el nacionalismo”.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios